Aragón
Suscríbete

El SAMA registra un aumento del 14,5% en despidos individuales el primer semestre

Las mediaciones por conflicto colectivo repuntan el 44% a raíz de las convocatorias de huelga.

Una de las oficinas del Inaem en Zaragoza.
Una de las oficinas del Inaem en Zaragoza.
Guillermo Mestre

Un año más, y la pandemia no ha supuesto cambio alguno en esta tendencia, la mayoría de los expedientes en los que el Servicio de Mediación y Arbitraje del Gobierno aragonés (SAMA) interviene tiene que ver con despidos individuales en las empresas. Han sido 3.403 de enero a junio mientras que en el mismo periodo del año anterior fueron 2.971, es decir, han registrado un incremento del 14,54%, según datos proporcionados por la Dirección General de Trabajo de la DGA. Asimismo, los conflictos individuales presentados en esta primera mitad de año, algunos también por impagos continuados, suponen un 17,23% de aumento respecto a los que entraron en la primera mitad de 2020.

Soledad de la Puente, directora general de Trabajo, manifestó que el mayor número de mediaciones individuales responde a despidos, sobre todo por causas disciplinarias. Asimismo, los conflictos colectivos este primer semestre también han crecido al sumar 70 frente a los 39 de la primera mitad de 2020, un 44% más, y la principal causa de mediación en este caso ha sido la convocatoria de huelga.

En general, los conflictos laborales han repuntado a consecuencia la crisis económica derivada de la sanitaria, como evidencian los datos del SAMA, si bien desde la DGA precisaron que la comparativa "pueda verse algo distorsionada, ya que por la covid-19 hubo que dejar de hacer mediaciones presenciales que aunque se retomaron el 18 de mayo de 2020, hicieron que en junio y julio de ese año fuese cuando se concentró el 40% de mediaciones del primer semestre". 

"Con el número de trabajadores que todavía están en ERTE (expediente de regulación temporal de empleo) no debería haber tanto repunte de despidos", explicaron fuentes sindicales que achacaron este incremento a la "incertidumbre que existe en las empresas por cómo pueda evolucionar la situación". También, añadieron, hay "muchas empresas preocupadas por si al final hay cambios en la reforma laboral que parece están optando por realizar algún ajuste de personal ante lo que pueda ocurrir".

José de las Morenas, de UGT Aragón, recordó que la situación del mercado laboral cuando irrumpió la pandemia "ya no era buena", porque aún no se había recuperado el empleo perdido en la crisis anterior y lo que ha traído la pandemia es mayor precariedad. A su juicio, hasta que no acabe el mecanismo de protección de los ERTE no se conocerá el impacto real que la covid va a tener en el empleo. "Habrá que ver qué pasa en septiembre".

Pablo Castillo, desde CC. OO. Aragón, coincidió en que "no está escrito lo que va a ocurrir" en relación a si muchos de los trabajadores hoy protegidos por ERTE acabarán en ERE de extinción. Además, subrayó que más que ese 15% de incremento en despidos, lo que le preocupa, al ver los datos del SAMA, es el aumento en los impagos continuados causantes de la extinción de la relación laboral. Fueron 45 en la primera mitad de 2020 y al final de julio de este año son 106. "Se han duplicado".

Desde UGT y CC. OO. aplaudieron la eficiencia del SAMA, que "resta mucho trabajo a los juzgados de lo Social, dado el elevado porcentaje de acuerdo que se logra en las mediaciones". En despidos individuales, se alcanzó un pacto en el 74,5% de los casos esta primera mitad del año frente al 72,67% del mismo periodo del pasado año. En conflicto colectivo, este porcentaje se reduce al 56%.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión