Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

aragón

La Asafre reclama mayor inversión a la DGA para la limpieza de riberas

Según informa la asociación, “el Ejecutivo aragonés solo ha seleccionado al 40% de los solicitantes" de ayudas.

La mota de Alagón ha quedado reducida prácticamente a la mitad tras las últimas riadas
La mota de Alagón ha quedado reducida prácticamente a la mitad tras las últimas riadas
Heraldo

Está previsto que 14 municipios aragoneses reciban ayudas para limpiar sus riberas y evitar así los daños que producen las riadas. Pastriz, Pradilla, Novillas, Fuentes, Pina, Quinto, Cabañas, Boquiñeni, Alcalá de Ebro, Fraga, Biota, Monzón, Aínsa y Teruel se repartirán 384.182,28 euros. Las otras 21 localidades que habían concurrido a la convocatoria, dirigida a entidades locales situadas en zonas de alto riesgo de inundación, se quedan sin nada.

Según la Asociación de Afectados por las Riadas del Ebro (ASAFRE), todos reunían los requisitos para percibirlas, puesto que tienen contrastado un considerable riesgo de sufrir inundaciones en terrenos municipales.

Sin embargo, según informa la asociación, “el Ejecutivo aragonés solo ha seleccionado al 40% de los solicitantes. Además, ni siquiera se ha llegado a los 400.000 euros que se habían reservado para esta convocatoria para dos años, con cargo a los presupuestos regionales de 2021 y 2022. A pesar de que desde el Ejecutivo de Javier Lambán argumentan que se han seleccionado los municipios que habían obtenido más puntuación, según su baremo”.

Los trabajos de limpieza de los ríos deben hacerse en todos los puntos necesarios, no solo en algunos de ellos para que sean efectivos. Esta situación es algo que para ASAFRE resulta completamente incomprensible: “De realizarse así, las labores no serán útiles y no evitarán los daños ocasionados en caso de riadas o inundaciones. Al actuar solo en 275, 69 hectáreas se deja mucho terreno de lado y es inconcebible para nuestra Asociación, que pide que el río vuelva a estar como en los años 80. No hay que olvidar que estas subvenciones se convocaron para apoyar actuaciones preventivas de la peligrosidad por inundación en terrenos de titularidad municipal, durante los ejercicios 2021 y 2022, con el objeto aumentar la seguridad y disminuir el riesgo y vulnerabilidad de la población afectada por riesgos de inundación en Aragón”.

En el caso del río Ebro, se retirarán troncos, ramas, se desbrozará la zona y también se podará la vegetación que suponga un obstáculo para el curso habitual de las aguas, labores todas ellas poco efectivas si no se actúa directamente en el cauce. Arreglar las motas deterioradas es algo fundamental también, pero que no se contempla a gran escala.

Por todo ello, desde ASAFRE “se pide encarecidamente, una vez más, que se lleven a cabo las labores necesarias para solventar los problemas cuando hay avenidas y vayan más allá de proyectos e informes que quedan en falsas promesas en épocas de elecciones”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión