Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Educación apoya que los alumnos aragoneses de 12 a 17 años se vacunen
antes del inicio de curso

El anuncio de la ministra Celaá sobre la campaña de inoculación de los adolescentes para la vuelta a las clases está en sintonía con la postura del consejero Felipe Faci.

Una adolescente recibe la vacuna contra el coronavirus en un instituto polaco.
Una adolescente recibe la vacuna contra el coronavirus en un instituto polaco.
MACIEJ KULCZYNSKI

Educación ve con buenos ojos que los alumnos de 12 a 17 años se vacunen dos semanas antes del inicio de curso, tal y como este jueves anunció la ministra de Educación, Isabel Celaá. Una previsión del Gobierno central que el Departamento aragonés apoya ya que está en sintonía con la postura del consejero Felipe Faci, quien en las últimas semanas ha defendido que lo mejor sería que los escolares estuvieran ya inmunizados antes de volver a las clases el próximo septiembre.

La idea, de la que también habló esta semana la consejera de Sanidad, Sira Repollés, está sobre la mesa, pero de momento no hay nada en firme. La propia ministra recordó que la decisión última depende del Ministerio de Sanidad, con el que trabajan "conjuntamente".

En esta misma línea, desde el Departamento de Sanidad del Ejecutivo autonómico señalaron que por ahora "no hay nada acordado en la comisión de salud pública". Asimismo comentaron que la inclusión de nuevos grupos en la estrategia nacional de vacunación, como sería en este caso siempre se determina a nivel de todo el Estado. De momento, dijo Celaá, lo único que está claro es que la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) ha dado permiso para vacunar a este colectivo de menores al menos con una dosis antes de regresar a a las aulas tras el verano o durante las primeras semanas lectivas.

En una reciente entrevista Faci valoró como "muy bueno" que se autorizara la inmunización para este grupo de edad porque permitirá "normalizar el curso escolar" y, en la medida en la que se apruebe en otras edades supondría extenderla "a todas las etapas educativas". También mostró su preferencia a que se administrara antes del inicio del curso, aunque admitió que si "por logística y facilidad" se decide llevar a cabo la campaña en los propios centros educativos se asumirá "lo que dicte la autoridad sanitaria".

Sobre si ello conllevaría relajar el uso de la mascarilla para estas etapas, apuntó que de momento se seguirá utilizando "porque se ha demostrado que ha sido el instrumento más eficaz para que los centros sean lugares seguros".

Las familias opinan

La presidenta de la Federación Cristiana de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de Aragón (Fecaparagón), Concepción Ibáñez, valoró como una "buena noticia" que se plantee la inoculación de los adolescentes de cara a la vuelta a los institutos "ya que es una medida extra con vistas a empezar el curso con seguridad y, por tanto, con la mayor normalidad posible". No obstante, sí pidió que se tenga en cuenta que si la medida se adelanta a finales de agosto, como podría ser según el calendario que maneja Celaá,  se tenga en cuenta que muchas familias estarán fuera de sus lugares de residencia en unas vacaciones que a estas alturas ya están programadas. "Si finalmente las dosis se administran antes del comienzo de las clases habría que dar la opción a las comunidades para que organicen alguna alternativa para esos chicos y chicas que en esas fechas pueden estar en otros sitios", apuntó.

Mientras, desde la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de la Escuela Pública de Aragón (Fapar) se limitaron a señalar que como organización no tienen un posicionamiento "porque no se ha acordado una postura conjunta", y que se ajustarán "a lo que Salud Pública decida, cuándo y cómo lo decida".

Hay que tener en cuenta la existencia de padres que rechazan la inoculación de sus hijos al considerar que no está todavía suficientemente testada la vacuna entre los menores. Por el contrario, los pediatras aragoneses ya se han pronunciado a favor. "La vacuna en adolescentes es una cuestión de protección colectiva, pues aunque es cierto que ellos no lo padecen con gravedad, también son parte de la circulación del virus. Por encima de los 10 años, el niño se convertiría en agente transmisor de la covid-19 igual que los adultos, y si se trata de alcanzar la inmunidad de rebaño, lo mejor es que el virus circule lo menos posible", valoró hace unos días la presidenta de la de la Asociación Aragonesa de Pediatría, Teresa Cenarro.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión