Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

economía

Sesé amplía su negocio al transporte aéreo y marítimo al adquirir ACL y Delta Cargo

Ambas compañías están asentadas en los tres principales aeropuertos de carga, Madrid, Zaragoza y Barcelona. Gana como clientes a Amazon e Inditex y su apuesta pasa por reforzar el personal e invertir en medios y tecnología.

Descarga de un avión de mercancías en el aeropuerto de Zaragoza.
Descarga de un avión de mercancías en el aeropuerto de Zaragoza.
José Miguel Marco

El grupo aragonés Sesé, especializado en logística y transporte por carretera, ha decidido ampliar sus líneas de negocio y apostar de forma decidida por el transporte aéreo y marítimo. Con este objetivo, acaba de adquirir dos empresas especializadas, Aerospace Cargo Logistics (ACL) y Delta Cargo, con las que podrá completar toda la cadena de servicio a sus clientes y garantizarles así que las mercancías lleguen al destino final de una manera eficiente y rentable, independientemente del modo de transporte que se requiera.

La compra de ambas compañías, que se ha oficializado en los últimos días, convierte a Sesé en el primer operador de mercancías del aeropuerto de Zaragoza. ACL se encarga de gestionar más de la mitad de la carga, recepcionando y preparando los envíos que llegan en camión para su posterior transbordo al avión y viceversa (lo que se denomina handling de almacén).

La compañía está igualmente asentada en los aeropuertos de Madrid y Barcelona, que garantiza de un plumazo a Sesé trabajar con los gigantes comerciales asentados en España: Inditex, que centraliza sus envíos aéreos internacionales en Zaragoza, y Amazon, cuyo trasiego aéreo asume ACL en las otras dos ciudades. Y el desembarco del gigante estadounidense en Plaza con una macroplanta logística de alcance nacional podría disparar la actividad aeroportuaria de la mano de Sesé.

Además, en Zaragoza también se hace cargo de los envíos de la ‘caravana’ de MotoGP, unos cinco al año, y de una pujante empresa aragonesa de fabricación de rodamientos con factoría en China, Fersa, cuyo dueño, Carlos Oehling, forma parte del consejo de administración de Sesé.

La adquisición de Delta Cargo es igualmente estratégica y responde de la misma forma a la apuesta del presidente del grupo, Alfonso Sesé, por el transporte aéreo. En este caso, la transitaria gallega tiene una relación directa y estrecha con Inditex y está asentada en Santiago de Compostela, Vigo, Madrid, Barcelona y Las Palmas de Gran Canaria, además de en el aeropuerto de Zaragoza.

La empresa también hace transporte marítimo, otra de las patas para el negocio de Sesé, pero sobre todo tiene una amplia experiencia como ‘forwarder’: la intermediación entre la empresa que realiza el envío y el destino final de la mercancía. Y esta es otra de las líneas estratégicas para el Grupo Sesé.

La empresa publicita en su web la "cobertura global" que ofrece para importar o exportar mercancías "a cualquier punto del mundo" gracias a su red de colaboradores repartidos por más de 180 países.

Precisamente, Grupo Sesé puso en marcha el año pasado dos nuevas divisiones, comercio electrónico y ‘forwarding’, "con el foco puesto en el desarrollo de las actividades que tienen origen en el sector de ‘retail’".

Su expansión internacional tampoco para de crecer, como lo certifica el hecho de haberse establecido, también en 2020, en Holanda, que se ha convertido en el país número 17 en el que está presente con una plantilla que suma 9.673 trabajadores. De estos, 4.299 lo hacen en España (44%, seguidos por los de Brasil (26%), México (12%), Alemania (8%) y Rumanía (3%). Los otros doce países suman el 7% restante.

La compañía, que en plena pandemia facturó 553 millones en 2020, un 17% menos respecto al récord alcanzado en 2019, ha decidido que parte de su futuro pasa por el transporte aéreo, lo que se traducirá en una clara apuesta por el aeropuerto de Zaragoza. Aunque la empresa ha decidido mantener un "perfil bajo" con esta operación y se limitó a confirmar a este diario las adquisiciones, fuentes directas indicaron que pretende reforzar la plantilla con nuevas incorporaciones, poner más medios y tecnología.

La decisión de Grupo Sesé de lanzarse al negocio aéreo fue previa a la compra de ACL y Delta Cargo. De hecho, su adquisición no dejó de ser más que la respuesta al revés que supuso perder la concesión de la futura sexta terminal de mercancías del aeropuerto de Zaragoza, que ganó Swissport Handling a finales de 2019.

Su construcción sigue pendiente tras la fallida adjudicación a Acciona, por lo que casi fue providencial no ganar el concurso. En este sentido, ha adquirido directamente empresas asentadas en este sector, por lo que no necesitará el mínimo rodaje necesario en un negocio que tiene sus complejidades. Y en esta decisión también ayudó el hecho de que el transporte aéreo no forme parte del núcleo del negocio de la anterior empresa propietaria de ACL, Dachser.

Una recuperación de récord

La llegada de Sesé al sector aéreo se produce en plena recuperación de la actividad en Zaragoza, hasta el punto de estar superando los mejores registros de su historia, los de 2019. En el primer cuatrimestre se movieron 63.077 toneladas, un 6% más, lo que consolida aún más al complejo como el segundo con mayor movimiento del país, solo superado por el de Madrid (146.621 toneladas), y ya a mucha distancia del de Barcelona (40.000).

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión