Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

tribunales 

La madre acusada de intentar matar a su hija de 4 años confiesa al final del juicio que la golpeó

La fiscal y la acusación particular piden para ella y su pareja 30 años por tentativa de asesinato. La defensa de la encausada acepta 4

La acusada uso el turno de la última palabra al final del juicio en la Audiencia de Zaragoza.
La acusada uso el turno de la última palabra al final del juicio en la Audiencia de Zaragoza.
Oliver Duch

Elena Y. L. utilizó su última palabra para confesar que fue ella quien golpeó a su hija Sofía, de 4 años, la madrugada del 27 de abril de 2019, y para exculpar a su pareja Constantin M.. «Nunca quise matar a Sofía, me habría quitado antes yo la vida», reconoció al final del juicio en la Audiencia de Zaragoza. «Siento el daño que hice a mi hija, porque la que le pegué fui yo. Constantin no hizo nada», se despidió del tribunal, que tomó nota para la sentencia.

La fiscal reconoció que las penas solicitadas por los delitos de tentativa de asesinato (25 años) lesiones (tres años) y violencia doméstica (dos años) «son elevadas», ya que ascienden a 30 años para los dos acusados, pero agregó que no merecían la benevolencia. Y asumió que solo entre los acusados «sabrán la verdad» de lo que ocurrió en la vivienda de la acusada, sita en la calle Zamoray .

«La niña sufrió una paliza atroz y quedó en un estado preagónico», defendió la representante del Ministerio público, basándose en el informe de los forenses. El traumatismo craneoencefálico grave y la hipertensión intracraneal supusieron un «grave riesgo para la menor», añadió.

En ese sentido, la fiscal defendió que hubo ánimo de matar por haber golpeado reiteradamente a la niña con alevosía, porque no podía defenderse. Asimismo, no aceptó el desistimiento activo solicitado por las defensas con la actitud de los acusados por haber avisado a emergencias. Les aplicó la agravante de parentesco a ambos y no aceptó la atenuante por el trastorno de personalidad de la madre, que defendieron ayer dos peritos citados por la defensa. La letrada de la acusación, María Cremades, por la DGA, reiteró la petición de la fiscal.

El abogado Alejandro Giménez, defensor de Elena Y. L., solicito la absolución para su cliente si bien asumió una pena de 4 años de prisión por las lesiones que sufrió la menor esa madrugada. Cuestionó que se le condenara por las agresiones anteriores a esa noche, porque no quedaba claro ni dónde, ni cómo, ni quién las cometió. Tampoco asumió el maltrato habitual de violencia doméstica, porque los servicios sociales que les atendían habitualmente no lo habían detectado.

Ademas, su abogado destacó la actitud de ElenaY. L. de salvar a su hija al llamar a emergencias para que le curaran. Por eso rechaza asumir la tentativa del asesinato, con el dolo de salvarla que produjo un cambio de mentalidad. Por su parte, el letrado José Luis Melguizo sostuvo la absolución del acusado Constantin M. al defender que intentó salvar a la niña al reanimarla zarandeándola con el tórax y la confesión de la acusada constata que él no golpeó a Sofía.

Tras perder la custodia de dos hijos anteriores, Elena Y. L. quiso mantener la de la niña y llegó a acusar a su pareja de la agresión, acusación que él corroboró para ayudarla. Pero la mentira no ha aguantado el juicio. La madre y su pareja están en prisión provisional a la espera de sentencia y su hija Sofía, en proceso de adopción.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión