Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

monasterio de sijena

La DGA avanza en sus planes de ampliación de la zona expositiva de los bienes de Sijena

Acaba de sacar a licitación la redacción del proyecto para la restauración y adecuación de los antiguos dormitorios y la reconstrucción de las galerías del claustro por un importe de algo más de 65.000 euros.

Algunas de las obras retornadas, entre ellas los sarcófagos de las prioras, del siglo XV.
Algunas de las obras retornadas, entre ellas los sarcófagos de las prioras, del siglo XV.
Rafael Gobantes

El departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón ha sacado a licitación la redacción del proyecto de las obras de restauración y adecuación de las naves dormitorios así como la reconstrucción de una parte del claustro del monasterio de Sijena, lo que permitirá avanzar en la rehabilitación del cenobio y además, ampliar y mejorar el espacio dedicado a la exhibición de los bienes. El valor estimado del contrato ronda los 65.000 euros.

Ahora mismo, la zona de exposición de las 95 obras ocupa solo una parte de la superficie total de los antiguos dormitorios, donde pueden verse elementos de la vida cotidiana de las religiosas junto a piezas artísticas de gran valor como los sarcófagos de las prioras del siglo XV o los alabastros del escultor Gabriel Joly. Todos ellos recuperados tras un largo pleito judicial con Cataluña. El espacio carece de un discurso museístico y además, tiene la apariencia propia del reservorio de un museo, lo que se subsanará conforme avancen las actuaciones previstas.

En esta primera fase, se trata de ampliar el espacio de exposición, uniendo al actual el resto de la superficie ocupada en su día por los antiguos dormitorios. Las obras de restauración y adecuación de estas estancias contemplarán las instalaciones necesarias para la adecuada conservación y musealización de los bienes (climatización, protección contra incendios, electricidad, seguridad...), aunque dejando al margen el equipamiento correspondiente a su exhibición, que será objeto de un posterior proyecto museográfico.

La segunda parte se dirige a la reconstrucción de las galerías norte y oeste del claustro así como al acondicionamiento del patio interior. Dentro de ella, está prevista la reconstrucción de las arquerías y cubrición en aquellas zonas donde se considere necesario, la mejora de pavimentos, la restauración del pozo-fuente y la jardinería del patio central.

De cumplirse los plazos previstos, las actuaciones deberían comenzar en el último trimestre del año, según explicaron fuentes de la DGA. Y, junto a ellas, de forma paralela, también está previsto ejecutar las obras de la galería o panda este del claustro, con el fin de mejorar el acceso a la sala capitular de forma que "se cree un espacio de transición entre la zona exterior e interior, que permita un mejor mantenimiento de las condiciones ambientales de la sala así como una mayor eficiencia energética de las instalaciones", indican.

En total, entre 2021 y 2022, la DGA tiene previsto invertir 1,5 millones de euros en diferentes actuaciones en el cenobio monegrino, justo antes de la celebración del denominado Año Sijena, que tendrá lugar en 2023, con el fin de conmemorar el centenario de su declaración como Monumento Nacional. Del total, una parte importante se destinará a la ampliación de la zona expositiva y al claustro, a lo que está previsto sumar las mejoras en el sistema de drenaje así como los gastos correspondientes al protocolo de traslado de las pinturas murales, ya que su futura colocación precisa de diferentes actuaciones, desde mediciones hasta ensayos o adaptación de espacios. Las valiosas obras siguen expuestas en el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC), a la espera de que el Supremo confirme la sentencia judicial que avala su vuelta y que ya cuenta con la confirmación de la Audiencia Provincial.

Un millar de visitantes en cuatro meses

Desde su reapertura al público el pasado 12 de febrero, la exposición de los bienes y la sala capitular han recibido la visita de 931 personas. Debido a las restricciones de movilidad, la mayoría ha llegado de diferentes puntos de Aragón. Las visitas se han ido ajustando a la normativa vigente. Se iniciaron con grupos de un máximo de 4 personas y en la actualidad, ya llegan a las 15. En el año 2019, antes de la pandemia, y tomando como referencia el mismo periodo, el número de visitantes fue muy superior, al sumar 2.742 personas.

Ahora mismo, y desde la marcha de las últimas moradoras del cenobio, las hermanas de Belén, el público solo puede acceder a la exposición de los bienes y la sala capitular. Los espacios religiosos como la iglesia, el Panteón Real o la capilla de la Inmaculada están cerrados a las visitas. Para subsanarlo, el Gobierno de Aragón y la propietaria del monasterio -la orden de Malta- siguen en conversaciones. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión