Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Lambán invita a Ayuso a sumarse a los acuerdos y Beamonte reivindica al PP

El presidente del PP-Aragón ve en el resultado una derrota de Pedro Sánchez. La podemista Maru Díaz glosa la figura de Pablo Iglesias y le agradece su trabajo.

Isabel Díaz Ayuso, Pablo Casado y Luis María Beamonte | Pablo Echenique y Pablo Iglesias, en un acto en Zaragoza
Isabel Díaz Ayuso, Pablo Casado y Luis María Beamonte | Pablo Echenique y Pablo Iglesias, en un acto en Zaragoza
HA

A ningún partido aragonés le ha dejado indiferente la arrolladora victoria de la popular Isabel Díaz Ayuso que hunde al PSOE, sorpassado por Más Madrid, deja fuera de la Asamblea a Ciudadanos, precipita el adiós a la política de Pablo Iglesias y rebaja las expectativas de Vox. Porque Madrid no es Cataluña, y la derecha, ahora que le sonríen los datos, ve más similitudes con Aragón y considera que representa la primera derrota del presidente Pedro Sánchez y su Gobierno de coalición.

Tras felicitar a Díaz Ayuso, su homólogo aragonés, Javier Lambán, la invita a que "contribuya a los grandes acuerdos que necesita España para consolidarse como proyecto nacional de éxito". También quiere el secretario general del PSOE-Aragón, vía Twitter, enviar un mensaje de ánimo a su "buen amigo" Ángel Gabilondo y a su equipo, y al partido mucha fuerza para "rearmarse como alternativa socialdemócrata moderada en la Comunidad de Madrid". Un mensaje similar replica la consejera de Presidencia, Mayte Pérez, que anima a la madrileña a que "cuando baje la adrenalina del éxito" se sume a la búsqueda de soluciones para el país.

En el PSOE preocupa la situación de vulnerabilidad del partido en Madrid y el efecto que puede tener el primer tropezón de Sánchez. Se mira a Andalucía y al efecto que podría tener un adelanto electoral, después de que los populares en Madrid hayan conseguido un respaldo suficiente en las urnas para gobernar solos.

Exultante estaba el presidente del PP-Aragón, que disfruto del triunfo de Ayuso en Génova. Vivió una resaca electoral más dulce que la que dejaron las catalanas. Luis María Beamonte ve en el resultado una derrota de Sánchez, "el primer ejemplo de manifestación clara del hartazgo que tiene la sociedad hacia los gobiernos de izquierdas". Desconoce si los populares en Andalucía y Castilla y León pueden ir a un adelanto electoral siguiendo la estela de Ayuso. El no lo hará. "No generaré ninguna situación que perjudique la estabilidad institucional", advierte. Quizá, porque no le conviene. Confía, de hecho, en que las alianzas PP-Cs se mantengan en los ayuntamientos, y rechaza hacer leña del árbol caído a costa de la debacle del partido naranja.

Sí considera que la victoria de Ayuso puede tener reflejo en Aragón, pues "la gran participación" y el triunfo demuestran que "el PP es la alternativa real a la izquierda". Celebra que Vox no despegue, gracias al clima de moderación de Madrid, y despide a Pablo Iglesias a la francesa: "Quienes vienen con piel de cordero pero en sus comportamientos muestran radicalidad, si se alejan de la política, más fácil será la convivencia".

Para glosar la figura del podemista ya están sus compañeros de partido. Maru Díaz, coordinadora de Podemos Aragón, le despidió en Twitter con un "eternamente gracias, gracias, gracias". "Nunca la historia podrá devolverte todo lo que has hecho con nuestro pueblo", acotó. Como partido lamentan el resultado de Madrid. "Toca seguir trabajando para defender lo público y defender la democracia de las amenazas de una derecha cada vez más radicalizada que no duda en recurrir a discursos trumpistas y fascistas", señalan.

El también podemista Nacho Escartín considera que el aumento de la participación ha movilizado más a la derecha. "El efecto Iglesias acaba con su abandono de la política institucional", remacha. Es Pablo Echenique, el único histórico de la formación morada en activo, el más compungido. "Lo que es honesto y obligatorio decir sobre la dimensión histórica de Iglesias no cabe en un tuit".

Santiago Morón, de Vox, celebra que su partido "frenara al frente popular", mientras Álvaro Sanz enviaba en una "difícil noche" muchos ánimos a sus compañeros de Madrid.

En CHA se alegraron del ascenso de Más País, pero su presidente, Joaquín Palacín, marca distancias y recuerda que su partido "ha sido capaz de tener voz propia también en el Congreso". Muestra también su preocupación por el avance electoral de "partidos que pretenden eliminar los derechos de las personas". Jesús Guerrero, del PAR, no ve extrapolables los resultados a Aragón y lamenta el "ruido" del proceso electoral madrileño que ha convulsionado el país.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión