Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

aragón

Aragoneses en el exterior: confinados en Italia y pensando en la vuelta al pub en el Reino Unido

La distinta evolución de la pandemia de la covid hace que las medidas varíen del encierro a la desescalada en los países del entorno. Coinciden en haber mantenido las restricciones en Semana Santa.

Aragonesas en Italia y el Reino Unido.
Aragonesas en Italia y el Reino Unido.
Heraldo.es

Los aragoneses que viven en el extranjero ven con distinta perspectiva la pandemia de covid. Mientras países como Italia y Francia se encuentran inmersos en nuevos confinamientos, otros como el Reino Unido, donde el avance de la vacunación está siendo más rápido, acaban de empezar la primera fase de la desescalada, después del cierre que se impuso en Navidad. En ellos no se han flexibilizado las medidas en Semana Santa como en España.

Patricia Ávila, zaragozana de 21 años, lleva desde septiembre viviendo en Milán. Esta estudiante de Medicina aterrizó en la ciudad italiana cuando todavía los datos estaban mejor que en España, en una de las zonas más castigadas por la pandemia del primer país europeo en sufrir las consecuencias del virus a comienzos de 2020. "Cuando llegué la mascarilla no era obligatoria y las discotecas estaban abiertas. En octubre era como si el covid no existiera", afirma.

Sin embargo, "en dos semanas pasamos de un extremo a otro", recuerda, y la ciudad se colocó en la "zona roja", dentro del semáforo de colores en función del número de contagios. En noviembre comenzó un confinamiento total, en Navidades se levantaron las restricciones y después vino una nueva oleada de contagios, agravada por la expansión de la cepa británica. Italia acumula 3,6 millones de contagiados y casi 112.000 fallecidos. 

Las restricciones se han mantenido en Semana Santa y se amplían desde este miércoles a  todo el mes de abril.  La mascarilla es obligatoria, puede salir a dar un paseo o hacer deporte, los bares solo sirven comida para llevar y únicamente están abiertos los establecimientos esenciales como los supermercados. "Y las tiendas de ropa interior", comenta, con cierta sorpresa. Cree que se debe a que las consideran de higiene personal.

Patricia Ávila, erasmus en Milán: "Las medidas son más estrictas que en España, pero la gente lo cumple menos porque está saturada"
Patricia Ávila, estudiante erasmus zaragozana en Milán.
Patricia Ávila, estudiante zaragozana de Medicina en Milán.
Heraldo.es

Patricia explica que el único lugar de Italia donde no hay restricciones ahora por ser "zona blanca" es la isla de Cerdeña. El resto se dividen en amarilla, naranja y roja. "Y siempre con toque de queda", añade. Por todo ello, considera que "las medidas son más estrictas que en España", pero confiesa que "la gente lo cumple menos porque está saturada". Aunque hay "mucha policía", afirma que en muchos casos "no dicen nada" a quienes incumplen. 

Lo que más le pena es que la pandemia ha restringido las prácticas de la carrera. "En Medicina las prácticas son lo que más gusta y es una faena. Ahora gestionarlas es muy complicado porque hay mucha gente que las pide", cuenta, y están limitadas. Pese a ello, sabe por su hermana, que estudia lo mismo en la capital aragonesa, que "en la Universidad de Zaragoza está todo funcionando. Nunca se han parado las clases presenciales y siempre ha habido prácticas". En Milán, en el primer cuatrimestre las clases en el campus solo duraron mes y medio y en el segundo, quince días. Son en italiano, por lo que antes de ir se preparó en una academia, en su caso la Società Dante Alighieri de la capital aragonesa.

La vacunación de los universitarios de carreras sanitarias comenzó más tarde en Italia. "Mi hermana estaba vacunada un mes antes que yo", calcula. A la vuelta le quedan todavía dos cursos en Zaragoza. No se arrepiente de haber elegido este año para estudiar fuera. Se queda con la experiencia.

Iris Suárez, profesora en Londres: ""Ha habido un ambiente muy lúgubre, muy triste, sumado al clima y a que mucha gente ha estado sin trabajar"
Iris Suárez, profesora zaragozana en Londres.
Iris Suárez, profesora zaragozana en Londres y su pareja, Jesús Gascón, en su última visita el año pasado, en el Olympic Park en Stratford.
Heraldo.es

En el Reino Unido, pese al confinamiento que se vive desde mitad de diciembre, ahora se respira un mayor optimismo por el rápido avance de la vacunación, que ha llegado a más de la mitad de su población adulta. Más de 31 millones de personas de los 66 millones en total han recibido la vacuna  y ya se inocula a la población de 50 años. La "guerra" con la Unión Europea (UE), por el "acopio" de las fabricadas en suelo británico, ha tensado más sus relaciones con el club comunitario tras su salida. Pero ahora se habla menos del 'brexit' y más de la futura nueva normalidad y la vuelta a los pubs, que se espera para el 12 de abril, de momento, solo en el exterior y en grupos de un máximo de seis personas. Eso sí, no habrá "carnet" de vacunación para ir al bar, como se había especulado.

"La gente está como loca queriendo reservar su hueco en la piscina o las pistas de tenis", cuenta Iris Suárez, profesora zaragozana de infantil en el centro de Londres. El deporte al aire libre ha sido la primera medida en permitirse en el proceso de desescalada actual. Siguen cerradas las tiendas, salvo las esenciales, y los bares y restaurantes solo sirven comida para llevar.

"Ha habido un ambiente muy lúgubre, muy triste, sumado al clima y a que mucha gente ha estado sin trabajar. Aunque estuvieran recibiendo dinero del Gobierno por los ERTE tengo amigos camareros y cocineros a los que les ha afectado mucho no poder trabajar". En su caso, se siente afortunada porque como trabajadora esencial ha podido seguir acudiendo al colegio. Los centros educativos cerraron hasta mitad de marzo pero podían asistir los hijos de trabajadores esenciales.  

Reino Unido tiene registrados 4,3 millones de casos de covid-19 y 126.882 fallecidos desde el inicio de la pandemia, según los datos del Ministerio de Sanidad británico.

La pandemia se ha sumado a los efectos de la salida del Reino Unido de la UE y ha provocado cierta "fuga" de personas de la capital británica. "Ha habido mucha gente que ha vuelto a su país", afirma. Ella espera quedarse y cree que ahora hay "más oportunidades" para los que no se han ido.

De momento, no puede volver porque están prohibidos los viajes internacionales. Ni puede ir a visitarla su novio, Javier Gascón, también zaragozano, al que hace unos meses que no ve. "A no ser que tenga algo de fuerza mayor no puedo volver a España, aun siendo española. Las excepciones son muy limitadas como obligaciones médicas, familiares, visitar a alguien que esté crítico, recoger un título o hacer un examen", pone como ejemplos. Solo espera que el 17 de mayo "me digan que puedo volver para ver a mi familia", una de las fechas que baraja el Gobierno británico para abrir los vuelos internacionales, con restricciones por países según la incidencia del virus y medidas como cuarentenas y PCR, pero supeditado todo a la evolución de la pandemia. 

Sara López, investigadora en Cambridge: "Espero que la pandemia sirva para darnos cuenta de lo importante que es la investigación y tener un sistema sanitario público"
Sara López, investigadora zaragozana en Cambridge.
Sara López, investigadora zaragozana en Cambridge.
Heraldo.es

Sara López, investigadora y profesora zaragozana que trabaja en la Universidad de Cambridge no ha vuelto a casa desde las Navidades de 2019. "En cuanto podamos viajar de forma segura para todos, iremos. El verano pasado se podía viajar pero tampoco lo hicimos porque la situación no estaba bien ni aquí ni allí. Tampoco quieres poner en riesgo a tus padres", explica. De momento, están prohibidos los viajes internacionales y hasta hace poco incluso entre regiones. "Dentro de Inglaterra hay gente que no ha visto a sus nietos en seis meses y este fin de semana los iba a ver en un parque", relata, una situación vivida también en otros países como España. 

"La estrategia del gobierno es ir liberando medidas conforme haya un nivel de vacunación alto", explica. De las últimas medidas del gobierno de Boris Johnson destaca la entrega de kits de test rápidos gratuitos para determinados colectivos, que se ampliarán a toda la población a partir de este viernes, para que se puedan hacer pruebas en casa. "Nos aconsejaron que nos hiciéramos dos a la semana", apunta. "No son perfectos, pero es una manera de controlar, son más económicos" y no se necesita un profesional para hacerlos.

Desea que la crisis sanitaria ponga en valor la necesidad de invertir en investigación. "Espero que la pandemia sirva como un punto de inflexión para darnos cuenta de lo importante que es la investigación y tener un sistema sanitario público, que España lo tiene con muy buenos profesionales, y lo importante que es no depender de fuera", señala. Y defiende que "hay muy buenos grupos de investigación en España, muy buenos científicos, pero se necesita que el país apueste por ello".

Últimas noticias del coronavirus

Toda la información sobre el coronavirus en Aragón.

Más noticias sobre el coronavirus en España y en el mundo.

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias, claves y datos sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión