Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Covid-19

Sanidad recalca que "no se puede elegir vacuna" ante las dudas con las dosis de Astrazeneca

La Consejería de Aragón retoma hoy la campaña tras ocho días de parón e inoculará a 2.200 aragoneses de colectivos esenciales.

La suspensión de la vacuna de Astra Zeneca sorprendió al punto de vacunación de Bombarda en pleno proceso.
Imagen de archivo de la suspensión de la vacuna de Astrazeneca, que sorprendió al punto de vacunación de Bombarda en pleno proceso.
Guillermo Mestre

La Consejería de Sanidad recalcó este martes que "no se puede elegir vacuna" ante las dudas suscitadas por las dosis de Astrazeneca, que volverán a administrarse hoy en Aragón. Aquellas personas de colectivos esenciales que rechacen la primera inyección mantendrán abierta su autocita, pero en ningún caso podrán escoger marca, ya que, si quieren ser inoculadas en un futuro, les tocará "las que haya asignadas en ese momento para su grupo", según resaltaron desde la DGA.

La propia ministra de Sanidad, Carolina Darias, afirmó el pasado lunes al término del Consejo Interterritorial que esta cuestión no está planteada en la estrategia y que quien diga ‘no’ "por ahora no se vacunaría". En este sentido, desde el Ejecutivo autonómico avisaron de que aquellas personas que tengan cita y no acudan al centro de salud perderán su turno, y que para no hacerlo tendrían que anularla antes. El Salud vacunará en las próximas horas a unas 2.200 personas con el suero de Astrazeneca en Alcañiz, Barbastro, Calatayud Urbano, Teruel Ensanche, Huesca Pirineos y Bombarda, Fuentes Norte y La Almozara. Comenzará con aquellas que tenían cita para hoy y antes del día 1 habrá recuperado las 9.353 atrasadas.

Por el momento, los centros de salud mantendrán sus agendas, con 2.200 ‘huecos’ para las vacunas de Astrazeneca por día. El Departamento de Sanidad no descarta seguir administrando dosis en Semana Santa. Todo dependerá de cuántas haya. Sobre la mesa habría varias opciones: mantener la campaña o interrumpirla para estas fechas e incrementar el ritmo a partir del lunes 5. La previsión es que la decisión se tome de cara a la próxima semana.

La paralización ha hecho que colectivos esenciales como los profesores se muevan ahora entre la resignación y las dudas. "Hay gente que tiene miedo, todo esto les ha generado inseguridad.Tenemos bastantes afiliados que iban a ponérsela y ahora dicen que no. Todo ha sido a raíz de suspender el proceso", aseguró ayer Tomás Sancho, representante de STEA. Estas personas estarían esperando "a que haya mejores vacunas disponibles". "Tienen la sensación de que les están dando a elegir entre lo malo y lo menos malo", expuso.

"Mejor esta que ninguna"

Desde el colectivo lamentaron, además, no haber recibido información oficial sobre la ampliación hasta los 65 años, una cuestión que esperan abordar en la reunión que mantendrán mañana con el Ejecutivo autonómico, centrada en las oposiciones y las medidas higiénicosanitarias.

En CSIF, en cambio, aseguraron que "muy pocos compañeros tienen dudas". "Prefieren ponerse esta vacuna a no tener ninguna", comentó su representante en materia de Educación, Mónica de Cristóbal. Recordó, en este sentido, que desde la Agencia Europea del Medicamento se insiste en que "los beneficios superan a los riesgos".

En su opinión, a pesar de las dudas iniciales, que se dispararon con el lote en investigación, el ‘sí’ va a ser "mayoritario". "Muchos van a preferir vacunarse a no hacerlo. En líneas generales, se ha aplaudido aplazar la vacunación hasta que se aclarasen las cosas. En determinados ciclos, como los que van hasta los seis años, y en educación especial los alumnos no llevan mascarilla", indicó.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión