Aragón
Suscríbete

Las tasas en Aragón se podrán pagar a partir de ahora con tarjeta de crédito 

Las Cortes han iniciado la reforma de la legislación sobre tasas y precios públicos, que conllevará la modificación de 85 tarifas de 14 de ellas.

Tarjeta de crédito
Tarjeta de crédito

La mayoría parlamentaria ha dado el visto bueno, este jueves, en la sesión plenaria de las Cortes de Aragón, al inicio de la reforma de la legislación sobre tasas y precios públicos, que posibilitará pagarlas mediante tarjeta de crédito y conllevará la modificación de 85 tarifas de 14 de ellas. Ha presentado la iniciativa de reforma, que se votará al final de la sesión, el consejero de Hacienda del Gobierno autonómico, Carlos Pérez Anadón.

El titular de Hacienda ha explicado que el proyecto de ley de reforma del texto refundido de tasas aprobado en 2004 mediante un Decreto Legislativo y de la Ley de tasas y precios públicos de 2006 servirá para llevar a cabo "ajustes técnico-jurídicos y económico-financieros" a solicitud de los órganos gestores, ya que el Reglamento de las Cortes ya no permite aprobar, anualmente, las leyes de acompañamiento a los Presupuestos autonómicos, con las que se modificaba la fiscalidad año a año.

Ha señalado que se crearán tasas nuevas, como una para los guías turísticos, en respuesta a las peticiones del sector para evitar el intrusismo profesional; también otras relativas a expropiaciones forzosas o inspección en centros de gestión de estiércoles.

Entre las tasas modificadas, ha mencionados las de expedición de títulos académicos, inspección en centros de servicios sociales y ordenación de actividades industriales y mineras, al tiempo que se exime del pago de la tasa por la renovación de órganos de gobierno de asociaciones de madres y padres de alumnos.

La diputada del PP, Carmen Susín, ha rechazado el inicio de esta reforma porque "no es el momento de incrementar la presión fiscal sobre los ciudadanos y menos sobre la actividad económica", y ha recordado que el Gobierno de Aragón "se comprometió a no subir los impuestos" al aprobar la Estrategia de Recuperación Social y Económica, criticando que "a la primera de cambio" se creen nuevos hechos imponibles.

"Esta subida es improcedente en un momento fuertemente condicionado por la crisis derivada de la pandemia, tras un año en el que buena parte de los ciudadanos ha de afrontar una durísima situación de pérdida de ingresos, cierres de negocios e incrementos de los pagos".

A su juicio, el Gobierno de Javier Lambán vive en "un universo paralelo" con esta "vuelta de tuerca" para ciudadanos, autónomos y empresas. Ha observado que los Ayuntamientos están congelando o reduciendo sus precios públicos y tasas "y eso que no han recibido ni un euro" de los Gobiernos central y autonómico.

Desde VOX, Santiago Morón, quien ha anunciado su abstención, ha manifestado que "hay un desfase" de las tarifas desde hace años "y deben incrementarse", pero se ha preguntado "si es el momento oportuno", haciendo notar que las tasas suponen el 1,56 por ciento de los ingresos no financieros, de forma que sin ser cantidades "significativas" para la Comunidad Autónoma "al ciudadano le llega el gesto de un incremento recaudatorio y no percibe ningún gesto para reducir gastos en la Administración autonómica". Por eso "son gastos que no entiende la ciudadanía". 

El diputado del PSOE, Óscar Galeano, ha criticado "la demagogia y el ruido" de quienes se oponen a la reforma legislativa, señalando que "el epicentro del ruido es Madrid y luego se ramifica hacia otros territorios". Ha indicado que el Gobierno de Luisa Fernanda Rudi (PP) también actualizó las tasas y ha dejado claro que la "importancia recaudatoria" no es el objetivo de la reforma.

En representación de Cs, José Luis Saz ha afirmado que esta reforma no guarda relación con una subida de impuestos y sí tiene relación con la simplificación administrativa. "El origen está claro: hay que hacer una nueva ley", ha dicho Saz, recalcando que las actualizaciones son "una imposición legal" porque "la naturaleza de la tasa así lo exige". Ha pedido que no se obligue a pagar con tarjeta porque hay personas que no tienen.

Ha subrayado que Cs no apoya ninguna subida de impuestos y que esta reforma es "un reajuste normativo" que "se hace regularmente" y, además, "son escasos céntimos" y muchas tasas no suben de precio porque no se ha encarecido el coste del servicio. También ha dicho que si se lleva a término la anunciada simplificación administrativa "debería haber una reducción de tasas".

Para la diputada de Podemos Equo, Marta Prades, la modificación se debe al "desfase evidente" de las tasas y también servirá para "establecer una contraprestación económica por nuevos hechos imponibles", apuntando que algunas aumentarán en 50 céntimos. Ha aplaudido la creación de una tasa para frenar el intrusismo profesional en el turismo.

El portavoz de CHA, Joaquín Palacín, ha dicho que esta es una reforma técnica para "adecuar jurídicamente" las tasas a los cambios realizados en otras leyes y que forma parte del plan normativo de 2020. "No hay una revisión pormenorizada de todas las tasas", ha observado.

Por su parte, el portavoz del PAR, Jesús Guerrero, ha hecho notar que no se trata de un aumento de ingresos de la Comunidad Autónoma y que la reforma obedece a las propuestas de los gestores de tasas y la creación de nuevos hechos imponibles por contraprestaciones por servicios.

El diputado de IU, Álvaro Sanz, ha aseverado que esta modificación legislativa está "muy lejos de esa reforma tributaria que IU espera", que "Aragón necesita para fortalecer los servicios públicos". También ha indicado que han pasado muchos años sin actualizar el coste de los servicios.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión