Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

PSA confirma que se retoma la producción el domingo por la noche tras una semana sin poder trabajar

Será en ambas líneas y la dirección de la compañía confía en que lleguen piezas suficientes para que se pueda mantener la actividad por el momento.

Imagen de archivo de las instalaciones de la planta zaragozana de PSA.
Imagen de archivo de las instalaciones de la planta zaragozana de PSA.
Heraldo.es | S. E.

Tras una semana sin producir, la dirección de la planta zaragozana de Opel PSA acaba de confirmar a la representación de los trabajadores que la fabricación se podrá retomar el domingo por la noche en ambas líneas. Este jueves ya anticipaba el deseo de que así fuera y este viernes las expectativas se han visto cumplidas y llegarán semiconductores suficientes para que se puedan volver a ensamblar coches en las líneas de montaje. 

A la pregunta de ¿hasta cuándo?, la compañía ha respondido que confía en que dure y se pueda estirar esta vuelta a la normalidad, pero como el mercado de estas piezas es tan limitado y son tantos los proveedores que las esperan para suministrar a las fábricas, no se atreven a dar plazos de hasta cuando pueden garantizar la producción. 

Una semana lleva la fábrica de Opel PSA en Figueruelas sin poder trabajar por falta de piezas. "Las ventas están, los clientes también y lo dramático es que no pueden fabricar coches", manifestaba este pasado jueves Juan José Arcéiz, secretario general de FICA-UGT Aragón. "Esto no había pasado nunca. Había habido fallos con los proveedores pero se subsanaban máximo en dos o tres días. Ni siquiera las huelgas de proveedores como la de Lear hace unos años habían paralizado tantos días la cadena de montaje", recordó Arcéiz.

"La falta de semiconductores o chips electrónicos está parando todas las fábricas. Es algo completamente inesperado. La demanda masiva de móviles, ordenadores, smartphones, tablets, lo que es la electrónica de consumo, está dejando sin suministro al sector de la automoción y proveedores y fabricantes se están viendo muy afectados", afirmó. El problema, explicó, es que "esta falta de suministro no se soluciona de un día para otro sino que, según dicen los expertos, va a costar al menos cuatro o cinco meses, recuperar la normalidad en el suministro a las fábricas". Hay que tener en cuenta, dijo, que cada modelo de coche lleva muchos ‘chips’ o semiconductores electrónicos integrados -en los sistemas desde el de frenado al de seguridad o el de iluminación en faros o retrovisores- y son los proveedores de dichos sistemas los que no disponen de ese material. Al no tenerlo no pueden montar las piezas ni servirlas a las cadenas de montaje.

"Puede que PSA logre arrancar en el turno de noche del domingo, pero ¿por cuánto tiempo?». Esa es la incertidumbre que se mantiene, según adelantó David Romeral, gerente del Clúster de la Automoción en Aragón, convencido de que "la solución a este problema se presenta complicada". El problema, añadió, es que la industria auxiliar aragonesa ha estado parada también una semana y teme que pueda volver a ocurrir. "No tienen ninguna previsión: el fabricante no avisa", añadió.

Etiquetas
    Comentarios
    Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión