Despliega el menú
Aragón

sanidad

La pandemia no retrasa la detección de cáncer infantil en Aragón, con 33 casos en 2020

Los menores han tenido que extremar todavía más las precauciones ante los riesgos de la covid-19. 

Pablo, protagonista del 'spot' de Aspanoa con motivo del Día Internacional del Cáncer Infantil.
Pablo, protagonista del 'spot' de Aspanoa con motivo del Día Internacional del Cáncer Infantil.
TINO GIL

Un total de 33 niños han sido diagnosticados de cáncer durante el año pasado en Aragón.  Se trata de una cifra similar a la de años  anteriores, lo que para el presidente de Aspanoa, Gabriel Tirado, supone una "buena noticia" porque, a pesar de al mayor aislamiento y dificultades a los que se han tenido que enfrentar estos menores, "no se han producido retrasos en el diagnóstico". No hay que olvidar que entre adultos, la detección temprana ha caído alrededor de un 20%.

Esta detección precoz, ha apuntado Tirado, es "clave" para la evolución y el tratamiento de la enfermedad, y contribuye al objetivo principal: mejorar la tasa de supervivencia y reducir las secuelas provocadas por el cáncer. Actualmente, 4 de cada 5 niños consiguen vencer al cáncer. 

Tirado ha destacado que, aunque no habido afecciones en el diagnóstico, sí que se han producido algunos retrasos en las pruebas y tratamientos, si bien, hasta el momento, han sido "poco significativos" en la Comunidad. En el conjunto del país, según un estudio elaborado por la Federación Española de Padres de Niños con Cáncer, sí que ha afectado al 30% de los menores oncológicos. 

La covid-19 sí que ha tenido especiales repercusiones en el día a día de estos menores, que han tenido que "extremar" todavía más todas las medidas de aislamiento social que ya llevaban a cabo antes, a consecuencia de tener las "defensas bajas" por los tratamientos recibidos. En las unidades de oncoterapia ya no han voluntarios y las salas dedicadas a actividades más ociosas están vacías. "Solo entran los sanitarios, psicólogos y trabajadores sociales", ha puntualizado Tirado para explicar las mayores restricciones a las que los menores y sus allegados es han tenido que acostumbrar: "Esta situación ha generado más miedo en las familias". 

Para intentar hacer las jornadas más amenas a los pequeños, han adquirido tabletas digitales que los trabajadores sociales dan diariamente a los niños. De este modo pueden contactar con los los voluntarios de Aspanoa, que están en la sede central, y desde allí hacen actividades telemáticas. "No es lo mismo de antes, pero conseguimos seguir sacando sonrisas a los niños", ha recalcado el presidente de la asociación, que el año pasado, entre familiares y afectados, trató a 523 personas. 

Un total de 171 eran niños con cáncer en distintas fases. De ellos, 37 fueron nuevos diagnósticos (33 aragoneses y cuatro de La Rioja), 42 fueron diagnosticados en 2019 o antes y están siendo tratados, 80 estaban en seguimiento y 12 eran ya supervivientes (mayores de 18 años que superaron el cáncer hace cinco años o más). El 30% de los diagnosticados en Aragón sufren leucemia, mientras que el 20% son diagnosticados de tumores cerebrales.

Impulso a la investigación

Tirado ha destacado la importancia de mantener todos los servicios esenciales de la asociación, entre ellos, el apoyo a la investigación, con 305.000 euros comprometidos en análisis liderados por científicos aragoneses, entre los que destaca el estudio de nuevos tratamientos de inmunoterapia, llevado a cabo por Julián Pardo; y otro proyecto sobre biopsia virtual. Con la pandemia, ha explicado, muchos recursos de investigación se destinaron a la covid-19, pero "ahora se ha vuelto a continuar". En su caso, la financiación de los proyectos sigue en marcha y no se ha producido ningún problema al respecto. 

Donación hecha este lunes por Ballesol a Aspanoa.
Donación hecha este lunes por Ballesol a Aspanoa.
Ballesol

Precisamente este lunes, con motivo del Día Internacional del Niño con Cáncer, la residencia Ballesol Puerta del Carmen ha donado 3.450 euros a Aspanoa, una cifra que corresponde al dinero recaudado durante el 'Rastrillo de la Ilusión' de 2019 y que por la pandemia no se pudo entregar; y del sorteo de dos cestas en sustitución del rastrillo del año pasado. En los centros educativos también se han mantenido algunas de las actividades que se celebran por esta jornada, aunque en esta ocasión con los grupos burbuja para evitar los contagios. No ha sido posible mantener el 'flashmob' jotero que se llevaba a cabo en la plaza del Pilar. 

Etiquetas
Comentarios