Despliega el menú
Aragón

investigación

Una segunda oportunidad con los pies (y el foco) en el suelo

Ana Paula Conte, estudiante de Ciencias Ambientales en Huesca, ha ganado el concurso fotográfico de la Sociedad Española de la Ciencia del Suelo.

Ana Paula Conte en una de sus salidas al campo.
Ana Paula Conte en una de sus salidas al campo.
A. P. C.

La historia de Ana Paula Conte es un ejemplo perfecto para desmontar aquello de ‘segundas partes nunca fueron buenas’. Tras tener que dejar a medias la carrera de Ciencias Ambientales hace un tiempo y ponerse a trabajar, esta estudiante de 31 años de la Escuela Politécnica Superior de Huesca retomó sus estudios el curso pasado para quitarse esa "espina" y continuar su formación en lo que verdaderamente le apasiona: el campo y la naturaleza. Y ahora no solo está encantada con su regreso a las aulas, sino que, además, acaba de ser nombrada ganadora del concurso fotográfico internacional de la Sociedad Española de la Ciencia del Suelo con una imagen del entorno de La Sotonera (Huesca).

"Dejé la carrera hace unos años, pero el curso pasado tuve una inspiración y decidí volver porque era lo que de verdad quería hacer, y esta segunda vez está siendo mucho mejor, tengo más motivación", señala Ana Paula Conte. Lo que no esperaba esta zaragozana es conectar de una manera tan especial con el estudio de los suelos: "Descubrí los suelos hace poco, porque me cogí todas las asignaturas relacionadas el semestre pasado, y me gustaron porque congenié mucho con ellos, se me dieron bien, entendí su funcionamiento y sus propiedades", explica la estudiante.

A pesar de que el desarrollo del curso anterior fue complicado por el confinamiento derivado de la pandemia de coronavirus, el esfuerzo de sus profesores en la enseñanza ‘online’ y el poder disponer de más tiempo para su carrera la llevaron a centrarse en esta área de estudio que considera de una "importancia brutal": "Los suelos son muy necesarios, nos proporcionan alimentos, medicinas, amortiguan las riadas, filtran el agua y son el mayor sumidero de carbono del planeta, algo imprescindible en este contexto de cambio climático", detalla Conte.

Foto ganadora del concurso: ‘Perfil del suelo del coscojar a los pies de Gratal’.
Foto ganadora del concurso: ‘Perfil del suelo del coscojar a los pies de Gratal’.
Ana Paula Conte

Un entorno "increíble"

Pero fue a raíz de su periodo de prácticas en la Escuela de Análisis e Interpretación de Suelos del Instituto Universitario de Investigación en Ciencias Ambientales de Aragón (IUCA), perteneciente a la Universidad de Zaragoza, cuando la estudiante decidió presentarse al concurso de la Sociedad Española de la Ciencia del Suelo. Guiada por su tutor, David Badía, catedrático de Edafología del campus oscense, salió a fotografiar los distintos perfiles de suelos del entorno de La Sotonera y la sierra de Gratal, un "espacio natural increíble". "Esta zona, justo en frente de la sierra de Guara y muy cerca de la Escuela Politécnica, es un entorno genial y tiene mucha diversidad de suelos", comenta Ana Paula Conte.

El concurso, convocado a finales del año pasado con motivo del Día Mundial del Suelo (5 de diciembre), consistía en la elaboración de una serie de fotografías para alimentar la aplicación móvil clima-eda sobre suelos del mundo, una herramienta digital muy útil, ya que permite divulgar los distintos tipos de suelo que se encuentran en el planeta.

"La divulgación es muy importante, todo el mundo tiene que conocer la importancia de los suelos, aunque parezca algo no muy atractivo, porque si no se tienen en cuenta sus características, te los puedes cargar. Y, aunque pueda parecer egoísta, tenemos que cuidar los suelos pensando en nosotros mismos, porque nos sostienen y nos dan de comer", destaca Conte.

De los 40 trabajos presentados al concurso, tanto de España como de otros países de Europa y Latinoamérica, el de la estudiante zaragozana fue el seleccionado como ganador. La imagen premiada muestra el perfil del suelo de una zona en pendiente a los pies del pico de Gratal, en la que predominan las coscojas (Quercus coccifera). Este suelo pertenece al grupo denominado Regosol, frecuente en el Alto Aragón, aunque la joven también presentó otras fotografías de un carrascal y de un campo de cultivo dedicado al cereal en la misma zona, del grupo Calcisoles.

Para Ana Paula Conte, este premio ha supuesto "una ilusión grande y bonita", y un impulso para seguir por la vía académica. En un futuro, le gustaría estudiar un máster en suelos y agua y, quizás, poder hacer una tesis doctoral: "Las personas que se dedican a la investigación llevan detrás una dedicación tremenda. Me atrae la investigación, pero queda mucho para saber lo que deparará el futuro".

Etiquetas
Comentarios