Aragón
Suscríbete por 1€

ARAGÓN

El día a día en un curso de recuperación de los puntos del carnet: “Algunos infringen por desconocimiento”

El hecho de que el límite de velocidad depende del vehículo que se conduce o la mala interpretación de las distancias son dos de las normas que más notan, en los centros de recuperación de puntos, que menos conocen los conductores aragoneses.

Agentes de la Guardia Civil realizan un control de alcoholemia a la entrada de Grañén.
Agentes de la Guardia Civil realizan un control en  Grañén, en una imagen de archivo .
Rafael Gobantes

“No son pocos los casos que vemos de conductores que infringen por desconocimiento”. Con estas palabras Fernando Viñuales de ACF Innove, centro de formación en Huesca, y delegado de la Asociación Profesional de Empresas Formadoras en Logística, Transporte y Seguridad Vial (Formaster) en Aragón quiere hacer hincapié en la importancia que tiene el conocer las normas.  “En nuestro centro se imparten cursos de recuperación de puntos y en algunos casos los conductores se sorprenden al conocer el motivo por el que se les ha sancionado”.

“Una de las normas con las que existe mayor desconocimiento es con los límites de velocidad, que no solo dependen de la vía por la que se transita, sino que también depende del vehículo que se conduce”, detalla Viñuales. “Por ejemplo, si se conduce una furgoneta o se lleva un remolque la velocidad máxima permitida es de 90 km/h, como los camiones. Una sanción que está muy vinculada, sobre todo, a personas que están acostumbradas a conducir un automóvil y que en su trabajo usan furgoneta”.

“Además, en estos cursos también notamos que se conduce por percepción de seguridad, de forma automática, sin leer las señales y que se calculan fatal las distancias”, anota el mismo. “Todas las normas que están vinculadas con las distancias resultan difíciles. En el curso les pedimos a los asistentes que calculen ‘x’ distancia y unos se pasan por mucho y otros no llegan por otro tanto”.

Concretamente, casi un millar de conductores aragoneses entre 2017 y 2018 (últimos datos disponibles) se quedaron sin carnet en esos dos años por haber perdido todos los puntos. “El exceso de velocidad, el uso del móvil o el consumo de alcohol y/o drogas suelen ser las causas principales de pérdida de puntos de los aragoneses que asisten en nuestro centro a los cursos de recuperación de puntos del carnet de conducir”, indica Viñuales. “Por las dos primeras causas suelen acudir a los cursos de recuperación parcial, mientras que por el consumo de drogas y alcohol acuden mayoritariamente por la pérdida total de los puntos”.

Los cursos de recuperación parcial de puntos, con los que se recuperan como máximo seis, constan de 12 horas de duración y tienen un coste de 174,93 euros más IVA y los de recuperación del carnet de conducir por pérdida de todos los puntos son de 24 horas de duración y cuestan 329,30 euros más IVA. “En el caso de la recuperación parcial los conductores deben saber que hay un sistema más barato de recuperarlos y es no infringir en el tiempo reglamentario”, señalan desde ACF Innove. Exactamente, si pasan dos años sin sanciones se vuelven a recuperar”.

“El problema, sobre todo de aquellos que acuden por la pérdida total, es que vemos que puede haber conductores que han llegado a tener que hacer más de seis cursos porque reinciden. De hecho, lo habitual es que pierdan el carnet entre dos y cuatro veces”, explica el delegado de Formaster en Aragón. “Generalmente, estas personas, que suelen haber perdido el carnet por consumo de alcohol, que se da más entre personas más adultas, a partir de los 35 años, o por consumo de drogas, que suele ser más común entre los más jóvenes, arrastran estos problemas a la conducción. Realmente son problemas ocultos en su vida cotidiana”.

“Sin embargo, en muchos sí notamos un cambio al terminar el curso”, añade Viñuales. “El primer día suelen llegar diciendo ‘es injusto’, pero tras las clases, en las que se intenta trabajar en la reflexión y la autocrítica, incidiendo en las consecuencias que pueden tener determinados comportamientos al volante, se nota un cambio. Incluso muchos admiten que cuando los sancionaron no era la primera vez que conducían de esa forma”.

“Por este motivo, creemos que aunque el carnet por puntos ha servido indudablemente para reducir la siniestralidad, ahora ya es el momento de empezar a trabajar en la concienciación”, indica el mismo. “De hecho, la mayoría de nuestros asistentes a estos cursos terminan diciendo que les gustaría haber tomado conciencia desde que eran pequeños”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión