Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Los alcaldes de Luesia y Asín dejan la militancia pero no renuncian a sus cargos

Los alcaldes de Luesia, Jaime Lacosta, del PP y de Asín, Rogelio Garcés, del PSOE, se han dado de baja como militantes en sus respectivos partidos tras conocerse que se habían vacunado contra la covid-19.

Vacunación en el hospital de Barbastro
Vacunación en el hospital de Barbastro
José Luis Pano

Los alcaldes de Luesia, Jaime Lacosta, del PP y de Asín, Rogelio Garcés, del PSOE, se han dado de baja como militantes en sus respectivos partidos tras conocerse que se habían vacunado contra la covid-19.  Ninguno de los dos alcaldes ha dejado la alcaldía "porque son los vecinos los que deberán valorar su trayectoria y actuación" algo que insiste el PSOE en pedir al edil de Asín. 

Lacosta ha defendido este viernes que su vacunación contra la covid-19 no se hizo por su condición de primer edil, sino por las labores altruistas que desarrolla en el patronato de la residencia Fundación Aruej, y ha dicho que se hizo siguiendo los protocolos establecidos por el centro de salud de la zona y porque sobraba una dosis.

Lacosta ha emitido un comunicado para explicar la situación en la que se produjo su vacunación, el pasado 13 de enero en las instalaciones de la propia residencia de este municipio de las Cinco Villas, de apenas 300 habitantes, después de que su partido, el PP de Zaragoza, le haya abierto expediente y le haya exigido que dimita por haberse vacunado y por "falta de ejemplaridad".

El alcalde mantiene que se vacunó por la labor "gratuita y altruista" que desarrolla como patrono de la fundación y que el mismo día de la vacunación y el anterior, debido al temporal Filomena, se dedicó a terminar de limpiar la nieve de la carretera y el acceso a la residencia con su tractor para que el equipo de vacunación pudiera acceder a la residencia y cumplir los plazos previstos. Lacosta mantiene que "en ningún momento" hizo nada para ser vacunado, que no estaba en la residencia durante el proceso de vacunación y que cuando se terminó de hacerlo con residentes y trabajadores, sobraba un vial, le llamaron y acudió.

Algo que también ocurrió en la vecina localidad de Asín, con 90 habitantes censados y una residencia de características parecidas, en la que además de al alcalde, el socialista Rogelio Garcés, se decidió vacunar al propio alguacil que también desarrolla estas labores. El PSOE ha anunciado que investigará lo sucedido.

El ayuntamiento de Asín justifica la vacunación de su alcalde

El ayuntamiento de Asín (Zaragoza), ha justificado la vacunación de covid de su alcalde, el socialista pese a que no pertenece a ningún grupo de riesgo, a que estaba programada dentro de la planificación presentada ante el Departamento de Salud del Gobierno de Aragón.

El PSOE de Zaragoza va a abrir una investigación sobre el proceso de vacunación que se ha llevado a cabo en ese municipio aragonés.

Según la versión del consistorio, la mencionada planificación, respaldada desde el centro de Salud de Ejea incluía a los residentes, así como las personas con relación directa con el centro y que realizan distintas tareas de forma periódica e interactúan con los residentes. Entre ellos, se encuentra el personal geriátrico, así como el alguacil y alcalde que realizan tareas de servicio a la residencia.

Rogelio Garcés "lleva al frente más de 30 años al servicio del municipio sin cobrar un solo euro", remarca el comunicado, y en la residencia de Asín no ha tenido ningún caso Covid desde que empezó la pandemia.  Desde el Ayuntamiento consideran que "el único objetivo ha sido y es proteger a los residentes y solo se puede hacer vacunando prioritariamente a todas las personas que entran y salen de la residencia". 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión