Despliega el menú
Aragón

educación

Seis centros educativos siguen cerrados y 21 rutas se han cancelado y algunas seguirán suspendidas este jueves

En Zaragoza capital, el regreso se ha producido con normalidad, aunque todavía permanecen trozos de hielo en los patios.

Hasta seis centros educativos de Aragón no han podido abrir este miércoles sus puertas a consecuencia de la borrasca Filomena y 21 rutas escolares se han visto afectadas. A las cuatro ya anunciadas por el Departamento de Educación en las provincias de Huesca y Zaragoza, se sumaron este miércoles otras 17 en la provincia de Teruel. En concreto, no se han impartido clases presenciales en el IES Leonardo Chabacier y en el CEE Segeda (Calatayud), CEIP Diputación Provincial (Brea de Aragón), CEIP Pierres Vedel (Teruel), IES Damián Forment (Alcorisa) y Pablo Serrano (Andorra). Sin embargo, desde el Departamento de Educación han subrayado que la docencia se ha llevado a cabo de manera 'online'. 

Por su parte, 79 estudiantes se han visto afectados por las rutas de Zaragoza y Huesca suspendidas este martes y otros 255 de la provincia de Teruel tampoco han podido acudir a clase tras afecciones en otras 17 rutas escolares. Se trata de todas las de la zona de la Sierra de Albarracin, las que iban a los IES de Andorra y Alcorisa, por el cierre de los IES, Allueva, dos rutas con destino Monreal y otras dos que terminaban en Montalbán. Además, se han producido retrasos en la ruta entre Odón y Calamocha, y la ruta Torrijo-Caminreal-Fuentes Claras-Poyo del Cid no ha podido acceder al primer municipio por hielo en la vía

Algunas rutas seguirán suspendidas este jueves

El Gobierno de Aragón ha avanzado que a la vista la situación actual de determinadas carreteras de la comunidad, derivadas de la meteorología adversa de estos días y a la espera de poder recuperar una situación de normalidad en todos los centros que garantice unos mínimos de seguridad en los desplazamientos, se estima necesario mantener suspendidas este jueves las rutas escolares que se ven afectadas por esta situación;

Ruta Almudévar-Alcalá de Gurrea- Valsalada-San Jorge- Artasona del Llano.

Ruta Castelflorite- Lastanosa – Capdesaso -El Tormillo - Los Sasos.

El transporte de las localidades de Allueva y Camarillas.

Ruta Campillo- Jaraba- Ibdes- Carenas-Castejón de las Armas.

Ruta Torrehermosa, Alconchel, Monreal de Ariza.

En la capital aragonesa, al menos en la mayoría de los centros educativos, el regreso se ha producido con cierta normalidad. En Parque Venecia, uno de los barrios que este martes acumulaba más hielo y resto de nieve junto a Valdespartera y Arcosur, la situación este miércoles era muy distinta. "Se ha notado mucho que el Ayuntamiento ha limpiado las calles y también que las familias han ayudado de manera voluntaria en la zona del centro", han explicado un grupo de madres de niños de tres años del colegio María Zambrano. Aún así, se de camino al centro educativo, en las pequeñas zonas donde todavía quedaban restos de hielo se podía escuchar a madres y padres preocupados: "Ten cuidado, no te vayas a resbalar". 

Sin embargo, poco quedaba de las grandes placas de hielo que el martes por la mañana todavía permanecían en muchas aceras del barrio. Solo algún trozo menos transitado continuaba en el momento de entrar el colegio (sobre las 9.00) con nieve reconvertida en hielo. "Estos días daba un poco de miedo, por posibles resbalones y caídas, pero la verdad es que está bastante bien y los padres ayudaron", ha explicado Fernando Comín, padre de Emma, de cinco años, y de Laia, de tres.  "El barrio también está más accesible", ha puntualizado. "Se ve todo muy bien", ha recalcado Virginia Resconi, con dos hijos de 3 y 6 años, quien también ha incidido en las "muchas ganas" que los pequeños tenían por volver. 

Los patios, a simple vista, continúan en la mayoría de los casos inutilizados para su práctica habitual. En el caso del María Zambrano, buena parte de la nieve continúa aglutinada en el centro para permitir el paso hacia las aulas prefabricadas. Además, sigue cayendo agua de los tejados como efecto lógico del deshielo de la nieve. 

El Ayuntamiento ha llevado a cabo diferentes tareas de limpieza (de hielo y nieve) en 40 colegios, poda de ramas en algunos patios afectados, así como el suministro de sal a todos los centros (se les ha dejado sacos con 100 kilos de sal para que puedan utilizarla). Esos trabajos, han puntualizado fuentes municipales, se han desarrollado con éxito durante las últimas horas en viales de acceso y patios. El operativo contó con las brigadas municipales, así como con la colaboración de cinco empresas distintas que aportaron la maquinaria necesaria para las labores de limpieza. La Policía Local ha desplegado durante la mañana de este miércoles un dispositivo especial con 25 patrullas que han colaborado en una vuelta tranquila y segura a las aulas después del parón del lunes y el martes decretado por el Gobierno de Aragón. 

Etiquetas
Comentarios