Despliega el menú
Aragón

Sabiñánigo registra este lunes una mínima de -11,7ºC, la más baja de la provincia

A pesar de estas bajas temperaturas, más aún después de la nevada que dejó este pasado fin de semana la borrasca Filomena, no ha habido ningún incidente ni caída por el hielo.

Temperaturas bajo cero en Sabiñánigo
Temperaturas bajo cero en Sabiñánigo
Laura Zamboráin

La capital serrablesa ha registrado esta pasada noche la mínima de la provincia, con -11,7ºC. Y a pesar de estas bajas temperaturas, más aún después de la nevada que dejó este pasado fin de semana la borrasca Filomena, no ha habido ningún incidente ni caída por el hielo. La pasada noche ha estado algo nublado, pero a partir de las 5.00 ha sido cuando se ha despejado y han caído empicadas las temperaturas. De hecho, a las 9.00 de esta mañana había -11ºC.

No obstante, la ciudad no se ha parado por esta circunstancia, ya que es totalmente normal que se den estas condiciones en lugares del Pirineo como éste y en Sabiñánigo están acostumbrados a vivir con temperaturas bajo cero. Por ello, está casi todo en condiciones “para el uso que se puede hacer dadas las circunstancias”, tal y como explica la alcaldesa Berta Fernández. Para lograr esta ‘normalidad’ relativa, las brigadas municipales han estado trabajando desde el primer momento que comenzó a nevar este fin de semana, y el Ayuntamiento de Sabiñánigo ha reforzado el operativo alquilando más maquinaria para poder llegar a más sitios. La alcaldesa destaca también la actuación de los vecinos, “que han echado una mano tanto en Sabiñánigo como en los pueblos para despejar diferentes zonas”. Además, se ha esparcido sal constantemente para evitar que se haga hielo. “Lógicamente no conseguiremos que las aceras estén como en agosto, eso no puede, pero se puede hacer un tránsito normal”, asegura Fernández. En este sentido destaca que “no hemos tenido ninguna incidencia por caída en todo el fin de semana”.

Sabiñánigo está acostumbrada a registrar temperaturas muy bajas, por lo tanto esta ola de frío que sigue a la borrasca Filomena, no es ninguna excepción en esta localidad, y cuando hay avisos por nieve o bajas temperaturas, se redoblan esfuerzos, como ya ocurrió la semana pasa, que también nevó.

El pasado día 8 se llegó a los -13,9ºC, aunque lo peor de esta jornada es la nieve que cayó sobre todo el sábado. “Por mucha sal que eches todos los que somos de esta zona sabemos que aun así por la calzada y las aceras hay que ir con precaución, se trata de tenerlo lo mejor posible para hacer vida medianamente normal”. De hecho la alcaldesa recuerda que escuela infantil está abierta, el centro de salud también y las empresas están trabajando. “Está siendo todo normal”.

La alcaldesa considera que desde algunas administraciones sí que deberían tener más sensibilidad y atención con las zonas pirenaicas, “y se dieran cuenta de que las circunstancias en las que vivimos nos exigen de forma habitual medios que para otras personas u otros lugares se consideran extraordinarios”. Por ejemplo, “que lo tuvieran en cuenta a la hora de las dotaciones económicas, porque aquí este fin de semana la brigada ha hecho horas extra para tenerlo todo en condiciones”, explica, al igual que la semana pasada, “que también nevó y hubo que hacer lo mismo”.

Frío en Sabiñánigo
Frío en Sabiñánigo
Laura Zamboráin
Etiquetas
Comentarios