Despliega el menú
Aragón

Covid-19

Aragón se sitúa como la quinta autonomía en vacunación tras inocular el 42% de las dosis recibidas

Ha inyectado 9.944 de las 23.715 unidades suministradas y guarda una reserva estratégica de más de 10.000.

Vacunación a trabajadores y residentes del Hogar Doz de Tarazona, esta semana
Vacunación a trabajadores y residentes del Hogar Doz de Tarazona, esta semana
Hogar Doz

Aragón se sitúa como quinta autonomía en porcentaje de vacunas contra la covid-19 administradas tras inocular el 41,9% de las dosis recibidas. Según los últimos datos del Ministerio de Sanidad, correspondientes al jueves, la Comunidad ha inyectado 9.944 de las 23.715 unidades suministradas hasta el momento por el Gobierno central. Esto hace que se sitúe por debajo de Asturias (75,2%), Galicia (65,9%), Castilla y León (55,1%) y Andalucía (49,5%). También queda por detrás de las ciudades autónomas deCeuta (63,4%) y Melilla (67%), aunque aventaja a otras regiones como Cataluña (32,2%) oMadrid (14,3%), que sigue a la cola del ranquin nacional.

Sanidad parece haber incrementado el ritmo respecto a las primeras jornadas de vacunación. Atendiendo a los datos del Ministerio, solo en las últimas 24 horas se habría inyectado la primera dosis de Pfizer a 3.758 usuarios de residencias, trabajadores y profesionales sanitarios. Esto ha hecho que la Comunidad haya pasado de estar por debajo de la media nacional, que actualmente se sitúa en el 37,4%, a situarse 4,5 puntos por encima.

La DGA ha reservado unas 10.000 dosis para anticiparse a posibles fallos logísticos. Restando estas unidades, el porcentaje se dispararía hasta el 71,5%, según las estimaciones del propio Ejecutivo, aunque ha de tenerse en cuenta que otras comunidades, como Castilla y León, también han optado por esta estrategia.

La DGA tenía previsto vacunar a 10.000 personas al acabar esta semana, y la próxima, en la que previsiblemente se recibirán las primeras vacunas de Moderna, espera llegar a entre 12.000 y 14.000 aragoneses más.

Por el momento, el sector de Barbastro lidera el particular ranquin autonómico, con un 70% de los residentes y trabajadores que dieron su consentimiento ya inoculados. Le siguen el de Alcañiz (57%), el de Calatayud (44%) y el de Zaragoza III(35%), siendo el de Zaragoza I(17%), que tiene como referencia el Royo Villanova, el último de la lista.

El lunes apenas se tenían contabilizados 1.885 vacunados, un dato que ha ido creciendo en las últimas jornadas, marcadas por el festivo de Reyes. Aunque ayer siguieron administrándose vacunas, el grueso del proceso se centra entre el lunes y el jueves, ya que el Gobierno de Aragón dedica los viernes a inocular a aquellos trabajadores y residentes que, por un motivo u otro, no pudieron recibir la inyección ‘en tiempo y forma’.

Los propios sanitarios achacan el mal ritmo inicial a la coincidencia con la Nochevieja y el Año Nuevo, así como a las características de la vacuna, que debe ser almacenada a 80 grados bajo cero y resulta mucho más compleja que la de la gripe, de ahí que el ritmo sea menor que en otras campañas.

Ayer, la ministra de Política Territorial, Carolina Darias, incidió en que "hay que vacunar, vacunar y vacunar", y el de Sanidad, Salvador Illa, aseguró que, aunque se está cogiendo una velocidad "aceptable", "se tiene que mejorar", una reivindicación que en Aragón comparten sindicatos, partidos y colegios profesionales.

La planificación

Mientras, el Departamento de Sanidad está inmerso en la planificación de la organización para vacunar al personal sanitario a partir del día 18, al mismo tiempo que se administrará la segunda dosis a los usuarios y personal de las residencias de ancianos y discapacitados. Las vacunas adquiridas a la farmacéutica Pfizer convivirán con las de Moderna (1.900 dosis, de las 19.600 que le corresponderán a la Comunidad).

La DGA ultima ahora cómo se desarrollará la vacunación contra la covid-19 entre sanitarios, que no está cerrada porque, según adelantaron desde la Consejería, todavía ni siquiera se ha recibido la vacuna de Moderna. 

Cuando convivan las dosis de ambos laboratorios, sin embargo, habrá que definir cómo se distribuyen. Podría ser por sectores, una opción que no se concretó desde Sanidad. Elena Lahoz, responsable de sanidad en la Federación de Servicios Públicos de UGT-Aragón, criticó el ritmo al que se está vacunando en la actualidad, de lunes a jueves, dejando el viernes como día de reserva. "Al principio lo acogimos bien, pero ahora vemos que es escaso. En otras comunidades están vacunando de lunes a domingo y sin parar", dijo. En su opinión, habría que contar con otros profesionales de apoyo para agilizar la campaña y habilitar espacios centralizados para que fuera más eficaz.

Etiquetas
Comentarios