Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

perspectivas 2021

Jonathan Stordy: "La hostelería tendrá que revitalizarse con planes de apoyo"

La pandemia ha puesto en jaque a la hostelería y al entramado de relaciones sociales en torno a un bar. El sector cervecero es uno de los más afectados por ello, según afirma el director general de La Zaragozana.

Jonathan Stordy, en las instalaciones de La Zaragozana en La Cartuja.
Jonathan Stordy, en las instalaciones de La Zaragozana en La Cartuja.
Guillermo Mestre

¿Cómo ha adaptado Agora su estrategia empresarial a esta situación de crisis global?

En primer lugar, manteniendo nuestra visión a largo plazo de convertirnos en una de las compañías familiares cerveceras más admiradas en Europa. En nuestro caso, nos hemos enfocado en tres prioridades: proteger la salud de nuestra gente, controlar muy de cerca las inversiones en un mercado mermado por los cierres de la hostelería y estar muy cerca de nuestros clientes.

La hostelería se ha revelado como uno de los sectores más vulnerables en esta situación de pandemia. ¿Prevé transformaciones importantes en su futuro próximo?

La hostelería tendrá que revitalizarse con planes de apoyo, y en el camino perderemos a un buen puñado de negocios. No sé si será el 25% que pronostica Hostelería de España, pero sean los que sean, serán demasiados. Por tanto, el tamaño del mercado será menor, pero estoy convencido de que a poco que la sociedad española recupere la confianza, habrá reactivación e incluso reinvención en el sector.

Tomar una cerveza es considerada una experiencia socializadora, un aspecto muy alterado por las restricciones sanitarias. ¿Cree que pueden cambiar los hábitos de consumo?

Seguimos pensando que todo lo bueno acaba en «Bar». Ha sido remarcable e impactante ver cómo nuestros clientes han transformado sus locales en lugares seguros en poquísimo tiempo. La necesidad del consumidor español para socializar, verse, celebrar, no va a cambiar, es parte de nuestro ADN y confío que con las vacunas volveremos a ver pronto el turismo y la hostelería en su plenitud.

¿Qué pueden aprender las grandes compañías de lo sucedido en los últimos meses?

La primera lección es que sin salud no hay sociedad, no hay prosperidad. El segundo aprendizaje es que hay que tener continuamente planes de contingencia que te permitan manejar cualquier crisis. Creo que todos en el mundo empresarial hemos mejorado nuestra flexibilidad y agilidad.

¿Es compatible el momento actual con la innovación en la comercialización y fabricación de productos?

Curiosamente, el mayor tiempo que hemos pasado en casa ha provocado un mayor interés en la experimentación de cervezas especiales, creando cultura cervecera en el consumidor y rentabilidad para nuestros clientes. Nosotros seguiremos sorprendiendo con nuestra gama Ambiciosas, y hace pocos días hemos lanzado Ambar Trigal. La cerveza sigue siendo un lujo muy asequible, comparado a otros homenajes.

¿Qué riesgos y oportunidades observa en estos tiempos de crisis?

Churchill decía: «Nunca malgastes una crisis». Por esta misma razón, primero cautela. En inglés diríamos: «No hemos salido del bosque todavía». Pensamos que el primer trimestre del 21 será duro porque la vacunación será paulatina, pero que poco a poco iremos mejorando. La gran oportunidad es que todos nosotros, consumidores y clientes, soñamos con esta primera experiencia sin covid: con amigos, familiares, en un restaurante, en casa, en un bar... Aumentará la apreciación que tendremos todos de nuestro entorno personal y natural: un amanecer, una velada, una cena, una comida, un aperitivo... Todo esto hará todavía más relevantes nuestras marcas, y ahí estaremos para ser parte de esta nueva alegría. Ambar forma parte del tejido social e impulsará o acompañará a Zaragoza y a Aragón en todos sus retos.

Etiquetas