Despliega el menú
Aragón
#YoComproEnAragón

gente de la tierra

BelOleum y su sueño de poner en el mapa el aceite de Belchite

Los tres socios han apostado por el comercio internacional para dar a conocer las bondades del AOVE del Bajo Aragón en todo el mundo.

Los hermanos Román e Íñigo Jaime son, junto con TJ, los responsables de este proyecto.
Los hermanos Román e Íñigo Jaime son, junto con TJ, los responsables de este proyecto.
Beloleum

Desde pequeños, Román e Íñigo Jaime han tenido la suerte de poder disfrutar del inconfundible sabor del aceite de oliva virgen extra del Bajo Aragón. Con este oro líquido, procedente de la almazara familiar, cuyos orígenes se remontan a 1879, estos gemelos aliñaban sus ensaladas y se chupaban los dedos con los guisos de casa.

Sabores y olores que hace dos años decidieron comercializar bajo la marca BelOleum con el fin de poner en valor la producción familiar, esos olivos centenarios, ubicados en la localidad zaragozana de Belchite, y cuyos frutos son, en estos momentos, su proyecto de vida.

Una aventura empresarial a la que también se ha unido TJ, un taiwanés afincado en Zaragoza desde hace más de una década y que dejó de ser la mano derecha del padre de sus socios, José Luis Jaime, para convertirse en socio de una empresa que quiere ser todo un referente dentro de este competitivo mercado, a nivel nacional e internacional.

"Desde que arrancamos nuestro proyecto empresarial hemos visitado numerosas tiendas y locales de restauración de toda España para dar a conocer las tres variedades que comercializamos, empeltre, arbequina y ‘selection’ (‘coupage’ de estas dos variedades), y el resultado no puede ser mejor, ya que a la gente le impacta y una vez que apuestan por nosotros, la relación se mantiene en el tiempo", explica Íñigo Jaime.

Al principio les sorprendía que apenas se conociera la variedad empeltre, propia del Bajo Aragón, pero lejos de desencantarse, decidieron poner más ímpetu en su labor de convertirse en grandes embajadores de este aceite, de sabor único y característico debido a sus notas a fruto seco.

Es un aceite de sabor único y característico, debido a sus notas a fruto fresco

En un principio, el reto de estos tres emprendedores era comercializar el aceite familiar en mercados internacionales, pero pronto se dieron cuenta de que en España había mucho camino por andar todavía. Y visto el volumen de actividad que hoy en día tienen, no se equivocaron en su decisión de posicionar este aceite a nivel local, regional y nacional. "Este año, a pesar de las circunstancias tan difíciles, hemos triplicado nuestra facturación y, además de la venta directa, también hemos apostado por la comercialización ‘online’ (www.beloleum.com), que estamos seguros de que nos abrirá muchas puertas. En unas semanas ya tendremos operativa nuestra tienda electrónica", apunta Román, quien recuerda que se pueden adquirir sus productos en el portal Correos Market.

Mercado internacional

Y todo ello sin olvidarse de su primer objetivo, el mercado internacional, donde actualmente están presentes en la República Checa y Taiwán, lugar de origen de TJ, quien se ha convertido en una figura imprescindible dentro de la familia Jaime. "En estos momentos estamos inmersos en ampliar áreas de negocio, sobre todo en países del norte y este de Europa. Queremos dar a conocer las bondades del AOVE del Bajo Aragón, de calidad exquisita. Es importante situarlo en el mapa", indica TJ.

Ellos lo tuvieron muy claro desde el principio, por eso el diseño de su botella recoge la silueta del ‘skyline’ del pueblo viejo de Belchite, y el nombre del aceite, BelOleum, hace alusión a esta localidad zaragozana donde los dos hermanos disfrutaban de pequeños viendo cómo se trabajaba en la almazara familiar.

Ahora, más crecidos, han apostado por un producto que une historia, tradición y vanguardia. Y en este año, ni la pandemia ha podido con su sueño de convertir este aceite en una marca de referencia.

Etiquetas
Comentarios