Despliega el menú
Aragón

maltrato animal 

Un juez de Teruel abre juicio contra una mujer por la muerte de dos perros y le pide una fianza de 8.000 euros

Los animales, encontrados el pasado 25 de mayo, fueron arrojados al pantano del Arquillo (Teruel) atados por el cuello y con sendas piedras, lo que produjo su muerte por sumersión y ahogamiento.

Pantano del Arquillo, San Blas, Teruel /2019-05-03/ Foto:JorgeEscudero [[[FOTOGRAFOS]]][[[HA ARCHIVO]]]
Los perros fueron lanzados al pantano del Arquillo, en el río Guadalaviar a su paso por Teruel.
Jorge Escudero

El magistrado del juzgado de Instrucción nº 1 de Teruel, Juan José Cortés, ha dictado auto de apertura de juicio oral contra una mujer como posible autora de dos delitos de maltrato animal por la muerte de dos perros, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Aragón. 

 Los animales, encontrados el pasado 25 de mayo, fueron arrojados al pantano del Arquillo (Teruel) atados por el cuello y con sendas piedras, lo que produjo su muerte por sumersión y ahogamiento.

En el auto dictado el pasado 24 de noviembre, el juez pide a la acusada una fianza de 8.000 euros para asegurar las posibles responsabilidades pecuniarias que pudieran imponérsele. En caso de que la acusada no hiciera efectiva esta fianza el magistrado le advierte de que se le embargarían sus bienes hasta satisfacer la cantidad de dinero señalada en la fianza.

En sus conclusiones provisionales el Ministerio Fiscal pide para la mujer investigada un año de prisión por cada uno de los delitos y su inhabilitación para el derecho a tener, comerciar o ejercer profesión alguna relacionada con animales durante tres años.

Al parecer los dos animales, Kira y Kiko, fueron criados por la Asociación Protectora de Animales de San Fernando (Cadiz) “Uno Mas” y posteriormente adoptados por la acusada. La mencionada asociación, personada en la causa como acusación particular, argumenta en su escrito provisional que la investigada no cumplió los acuerdos establecidos en el contrato de adopción causando a los animales “sufrimiento y maltrato”. Por ello, solicitan en su escrito penas de 18 meses de prisión y la inhabilitación durante cuatro años de la investigada para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales.

Contra el auto de apertura de juicio oral, dictado por el juez de Instrucción nº 1, no cabe recurso y será el juzgado de lo Penal de Teruel el órgano judicial encargado de enjuiciar el caso.

Etiquetas
Comentarios