Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

terrorismo 

"Desgraciadamente, vivimos tiempos muy difíciles para las víctimas de terrorismo"

La delegada de la AVT en Aragón, Lucía Ruiz, critica que el Gobierno acerque presos de ETA sin que colaboren con la Justicia en el 33 aniversario del atentado de la casa cuartel de Zaragoza.

Lucía Ruiz, delegada de la Asociación de Victimas de Terrorismo (AVT) en Aragón, vivía en la casa cuartel de la Guardia Civil de Zaragoza que fue víctima del terrible atentado de ETA. Hoy se cumplen 33 años de aquel atentado con un coche bomba de 250 kilos de amonal colocado por el comando Argala en el que murieron 11 personas (entre ellas cinco niñas y un joven de 17 años) y 88 resultaron heridos. “Desgraciadamente, ahora vivimos tiempos muy difíciles para las víctimas del terrorismo”, lamenta la delegada de AVT, porque cree que en lugar de “recordar a todos los que fueron asesinados de formas tan crueles” y “ayudar a las miles de familias rotas que dejaron todos esos atentados, estamos viendo cómo el Gobierno de España premia a los culpables de esos actos”.

Varias víctimas del atentado más cruel que se vivió en Aragón y uno de los peores de España, junto al de Hipercor en Barcelona donde fallecieron 21 personas seis meses antes, se han reunido en la casa cuartel con representantes de todas las instituciones, especialmente con el general de la Guardia Civil en Aragón, Carlos Crespo. Han estado presentes la delegada del Gobierno Pilar Alegría, el presidente de las Cortes de Aragón Javier Sada, el alcalde de Zaragoza Jorge Azcón, la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales María Victoria Broto, el director de la Academia General Militar general Manuel Pérez López y el general Julián Roldán, jefe de la Jefatura de Movilidad Aérea.

La delegada de la AVT lamentó que el Gobierno de Pedro Sánchez haya autorizado el traslado de 108 etarras desde junio de 2018, de los que 33 tienen delitos de sangre, y criticó que a ninguno de ellos se les haya exigido siquiera la colaboración con la Justicia. En estos momentos, en las cárceles de Aragón hay 19 etarras, pero en el año y medio del Ejecutivo del PSOE-Podemos se han producido 15 traslados a los centros penitenciarios aragoneses.

Por ese motivo, Lucía Ruiz criticó al ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, porque en 2018 les prometió que solo acercaría a presos de ETA sin delitos con sangre y con la mayor parte de la condena cumplida, extremo que se ha incumplido. De hecho, a la cárcel de Zuera acaban de llegar Mikel Azurmendi y Maite Pedrosa, autores del atentado contra el concejal del PP en Sevilla Alberto Jiménez Becerril y su mujer en 1998, y se espera que lleguen en breve los terroristas Igor Solana y Eider Peréz, autores del atentado del concejal del PP en Málaga José Martín Carpena.

Las víctimas de terrorismo se sienten abandonadas, pero advierten que no van a dejar de luchar por la verdad, la memoria, la dignidad y la justicia. De hecho, esperan la llegada del terrorista Josu Ternera y su juicio en España como autor intelectual del atentado de la casa cuartel. Aun así, la delegada de la AVT asumió que ese traslado no se producirá hasta que se repitan dos juicios que tiene pendientes en Francia. Mientras tanto, agregó Lucía Ruiz, Josu Ternera “seguirá disfrutando de una vida llena de privilegios en París lejos de prisión, y sus víctimas continuarán en los cementerios”.

Por su parte, el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcon, también se ha referido en su discurso a Josu Ternera como “bestia sanguinaria” y ha pedido que sea trasladado cuando antes a España para que responda ante los tribunales por este y otros crímenes de los que fue máximo responsable.

El edil ha señalado que “el crimen atroz” de la casa cuartel se debe condenar “todos los años” para “mantener la memoria de los defensores de la democracia y la libertad”. “Honrar su memoria es recordarles a sus asesinos y a quienes les apoyan que no son más que terroristas y que los violentos y los criminales nunca podrán vencer a quienes defendemos la paz y la democracia”, ha agregado.

Azcón se ha referido al relato de los años del terrorismo que deben hacer las víctimas, con quienes “la sociedad tiene una deuda moral”, y no quienes “intentan blanquear a los terroristas y justificar su actividad criminal”. “Este es un deber más necesario que nunca cuando vemos cómo los herederos de ETA, que siguen glorificando a los criminales y no condenan sus actos, están siendo legitimados por otras fuerzas políticas en una estrategia cortoplacista e indignante encaminada exclusivamente a mantener el poder a cualquier precio”, ha manifestado Azcón en una clara alusión del pacto del Gobierno Sánchez con EH Bildu para los presupuestos.

Acerca del partido secesionista del País Vasco, el alcalde ha dicho que el hecho de que sea un partido con representación parlamentaria se debe únicamente a “la grandeza del sistema constitucional y democrático” en el que sus miembros “nunca han creído” y les gustaría “destruir” porque lo consideran “su gran enemigo”. Por eso, cree que Bildu es “una formación sin legitimidad moral”, que sigue exaltando a los terroristas y pretende hacerlos pasar como “luchadores por la libertad”, de manera que “sigue defendiendo implícitamente la violencia y el crimen como instrumentos políticos”. Azcón cree que al partido EH Bildu hay que “aislarlo políticamente” porque hacer lo contrario, es decir, pactar con ellos, “es mucho más que un grave error”.

El acto ha concluido con el alcalde y el general de la Guardia Civil, Carlos Crespo, depositando una corona de flores en el monolito que recuerda a las víctimas en donde estuvo la casa cuartel y hoy es el Parque de la Esperanza. Los representantes de las instituciones, víctimas del atentado y familiares pusieron claveles blancos en el mismo monumento.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión