Despliega el menú
Aragón

El Salud baraja agrupar la vacunación covid y habilitar centros por sectores sanitarios

Después de atender a las residencias y al personal médico se protegerá a mayores de 80 años y se ampliará a otras franjas.

Servicio de Atención Primaria
Servicio de Atención Primaria
DGA

El Gobierno de Aragón trabaja en una estrategia de vacunación frente a la covid-19 con el objetivo de "no dejarse a nadie" y "hacerlo de la forma más eficiente posible". Y lo hace en coordinación con el Ministerio de Sanidad y el resto de comunidades autónomas. Aunque aún no hay un plan definido, Luis Gascón, jefe de servicio de Prevención y Promoción de la Salud, avanzó este lunes que "lo lógico es agrupar" el número de puntos de administración para establecer espacios centralizados en los distintos sectores sanitarios, que dependerían de Atención Primaria.

Son algunas de las ideas que contempla el Departamento de Sanidad, que lleva un tiempo preparando la logística y organizando las infraestructuras y la compra de algunos suministros complementarios de cara a implementar este programa, como los útiles de inyección. En este proceso, en todo caso, hay que actuar con "cautela", porque dependerá de cuántas dosis lleguen a Aragón y de qué colectivos sean finalmente los que se prioricen. En este sentido, Gascón adelantó que la vacunación contra el coronavirus será "necesariamente distinta a otras, como la de la gripe". Si las primeras dosis son del laboratorio Pfizer requerirán mantener una cadena de frío -que garantiza el propio embalaje- que obligará a que "la logística sea diferente". A las condiciones de conservación que exige la propia vacuna se sumará, además, que las regiones no van a disponer de un número elevado de dosis desde el principio, sino que se irán distribuyendo de manera escalonada.

«" están decidiendo de forma coordinada en un grupo técnico de trabajo entre las comunidades y el Ministerio las tres etapas de esta vacunación que, casi con toda seguridad, priorizará a la gente más vulnerable", indicó, de manera que se atendería primero a las personas institucionalizadas principalmente y al personal sanitario y sociosanitario. Después, de manera sucesiva, se ampliaría a otros grupos poblacionales, indicaron desde la DGA, que podría continuar con los mayores de 80 años, mayores de 70 y así de forma progresiva: "Todo va a depender del ritmo de llegada de las vacunas y de los criterios que se establezcan a nivel nacional". En principio, "habría dosis suficientes para esos grupos iniciales".

En cuanto a los puntos de vacunación, tal y como añadió, no sería igual que en la campaña de vacunación de la gripe, que se distribuye en 164 centros de salud y consultorios por toda la Comunidad. Para la covid, previsiblemente, dijo, se "va a plantear otra logística diferente en cuanto a distribución de la vacuna, agrupando y limitando el número de puntos de vacunación y estableciendo centros referentes para los sectores sanitarios", y donde Atención Primaria tendrá un papel fundamental en su administración. La idea es que el plan "sea operativo" pero siempre adaptándose a las características de Aragón, con una población rural muy diseminada. En estos momentos, se trabaja en la definición de esos lugares exactos de distribución, ya que, en una primera fase, se podría acudir a las residencias o a los lugares de trabajo del personal sanitario. "Tenemos capacidad para asegurar esa cadena de frío y estamos esperando conocer esos ritmos de llegada de vacunas", indicó Gascón. Según dijo, se apuesta por la vacunación como "una herramienta muy eficaz desde el punto de vista de la salud pública en esta y en cualquier enfermedad infecciosa".

Campaña de la gripe

Para la campaña de la gripe, la DGA compró 300.000 dosis -30.000 más que en 2019-, y dispondrá de 138.411 más si fuera necesario obtenidas por el Ministerio. El objetivo era llegar al 75% de los mayores de 65 y al personal sanitario y sociosanitario.

El programa antigripal se inició el 5 de octubre en residencias y personal sanitario y diez días después se amplió al resto de población de riesgo. Luis Gascón adelantó que, hasta la semana pasada, se había registrado la administración de 294.000 dosis. Entre los mayores de 65 años, la cobertura ha llegado ya a cerca del 68%, "una cifra elevada, ya que en la temporada anterior rondaba el 52%". Entre los sectores donde más personas de este rango de edad se han vacunado de la gripe están Calatayud -casi el 80%- y Teruel (78%). Por encima del 70% se encuentran Alcañiz y Barbastro. Este lunes se incorporó al personal de centros educativos no universitarios a la vacunación de la gripe. Según vaya desarrollándose la campaña, Salud Pública podría seguir ampliando la oferta, previsiblemente a inicios de diciembre.

Etiquetas
Comentarios