Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

coronavirus

Marco Escribano, médico oscense en Madrid: "Todavía estamos descubriendo qué secuelas deja la covid"

En el primer mes de pandemia trabajó en primera línea atendiendo a pacientes con coronavirus y ahora ha vuelto a su especialidad en medicina física y rehabilitación, desde la que trata los efectos de la enfermedad. Este miércoles participa en una jornada de la Casa de Aragón en la capital española.

Marco Escribano, médico oscense, pasando consulta en Madrid.
Marco Escribano, médico oscense, pasando consulta en Madrid.
Heraldo.es

Marco Escribano, oscense de 28 años, trabaja como médico residente de medicina física y rehabilitación en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid. La pandemia de covid hizo que entre marzo y abril tuviera que estar en primera línea atendiendo a los primeros pacientes de una enfermedad de la que poco se sabía entonces. Ahora ha vuelto a su especialidad donde ve las secuelas que deja el virus en las personas, que se agravan cuanto más tiempo dura su ingreso en las unidades de cuidados intensivos (UCI). Este miércoles a las 19.00 participa en el encuentro 'Médicos aragoneses frente al covid', organizado por la Casa de Aragón en Madrid. Interviene junto a José Ángel Satué, internista en el hospital de Fuenlabrada, otro oscense que trabaja en la capital aragonesa, en la cita 'online' que se puede seguir por internet, previa inscripción (casadearagonenmadrid@gmail.com).

¿Cuánto tiempo lleva trabajando en el hospital San Carlos de Madrid?

Este es mi cuarto año de especialidad. En mayo de 2021 terminaré. Como residentes rotamos por las distintas unidades. En marzo estaba rotando en el Hospital de Parapléjicos de Toledo, donde llevaba unos diez días, cuando nos mandaron aquí al declarar el estado de alarma. En marzo y abril nos reubicaron a todos para ayudar.

¿Cómo vivió el inicio de la pandemia?

Durante la última semana de marzo llegó a haber 200 personas en las Urgencias esperando para ingresar. Todas las medidas que se están tomando ahora son para evitar que se llegue a esa situación. Lo más importante es la prevención a nivel individual y de todos. Ventilar y llevar siempre la mascarilla.

¿Qué le impresionó más de esa etapa?

Fue como empezar a estudiar una enfermedad de cero. Tuve que dejar de lado mi especialidad.  No éramos ninguno consciente de todo lo que iba a pasar y cómo iba a cambiar nuestra vida. Se ha visto que todos los sanitarios en el hospital hemos ido a una, que no se le han caído los anillos a nadie. Somos muy vocacionales.

¿Estamos preparados para esta segunda ola de coronavirus que se extiende por todo el mundo?

Ahora estamos mejor preparados en material y conocemos mejor cómo se comporta el virus. No tenemos esa saturación y falta de material de marzo. Ahora, en mi servicio de rehabilitación estamos viendo muchísimas secuelas de pacientes que están muchos días ingresados y después sufren debilidad muscular, neuropatías (lesiones nerviosas) y a muchos prácticamente hay que enseñarles a volver a caminar. Llega también gente con disnea, sensación de ahogo en cuanto hacen algo de ejercicio. Las personas que necesitan ventilación mecánica son las que más secuelas presentan. En una semana de ingreso pierden un 12% de la masa muscular. Todavía estamos descubriendo qué secuelas deja, porque afecta no solo a la respiración. Depende del estado del paciente, la musculatura que tuviera. A más edad, más dificultad. 

"Pacientes que están muchos días ingresados después sufren debilidad muscular, neuropatías  y a muchos prácticamente hay que enseñarles a volver a caminar"

¿Y cree que falta concienciación todavía en la sociedad después de las 29.600 muertes y medio millón de contagios en España desde el inicio de la pandemia?

Hay gente muy concienciada que lo está haciendo muy bien y gente que, por desgracia, no es consciente y no entiende la situación. Puede que porque no lo han vivido de cerca. La mayoría lo están haciendo bien, pero  siempre se destaca más a quien no lo hace.

¿Cree que se llegará a un nuevo confinamiento domiciliario a España?

Viendo las medidas que han tomado otros países no me extrañaría, a lo mejor, pero no uno tan severo como el de marzo. Nosotros estamos viendo también secuelas derivadas del confinamiento o a personas que no se han tratado su enfermedad o que se han diagnosticado tarde. Hemos visto secuelas del confinamiento en ancianos con patologías que no han podido salir a la calle y se han deteriorado mucho más. Sin estímulos cognitivos como ver a la familia o ir a por el pan han dado pasos atrás a nivel físico o cognitivo.

Fue jugador profesional de balonmano en Huesca. ¿El deporte sigue siendo importante en su vida?

Intento promover mucho la actividad física entre mis pacientes. Hacer ejercicio físico es una medicina natural y barata. Se ha visto que tener una capacidad aeróbica buena y hacer ejercicio regularmente previene contra otro tipo de infecciones. Jugué al balonmano toda mi vida pero me 'jubilé' al prepararme el MIR. Juego en Madrid en  el equipo del colegio La Salle Maravillas, en segunda nacional, y ahora en octubre hemos vuelto a entrenar con grupos reducidos, pero este año no se sabe cuándo va a haber liga, si hay.

¿Sigue la evolución de los contagios en Aragón, que está entre las comunidades con más casos, por encima del millar?

Sí. Y hablo con compañeros que trabajan en Huesca. Esperemos que por Aragón se vaya controlando. 

La actualidad de la covid-19, minuto a minuto.

Toda la información sobre el coronavirus, en HERALDO.

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias, claves y datos sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión