Despliega el menú
Aragón

defensa 

El avión A400M pasa la prueba de fuego en las ‘Ocean Sky’

La aeronave de la Base de Zaragoza acabó las maniobras en Canarias reabasteciendo en vuelo a varios cazas. 

El avión cisterna A400M rebastece a los cazazombarderos F-18 durante las maniobras 'Ocean sky' en Canarias esta semana.
El avión cisterna A400M rebastece a los cazazombarderos F-18 durante las maniobras 'Ocean sky' en Canarias esta semana.
Ejercito del Aire

El avión de transporte A400M de la Base de Zaragoza se ha examinado durante las dos últimas semanas en las maniobras Ocean Sky de Canarias (las más importantes este año), con el repliegue de más de 400 militares procedentes de varios escuadrones de España y Francia. Durante la misión, el nuevo aparato del Ala 31 ha tenido que reabastecer en vuelo a varios cazabombarderos F-18 y Eurofighter de las unidades Ala 11, Ala 12, Ala 14, Ala 15 y Ala 46, así como a los llegados del país vecino.

El coronel Juan Domínguez, jefe del Ala 31, destacó que estas maniobras han sido «una prueba de fuego» para el A400M cisterna de la Base de Zaragoza, que realizó «una doble salida diaria» de unas tres horas cada una para abastecer de combustible en vuelo a los cazabombarderos. sin registrarse ningún problema en las dos semanas del ejercicio.

Este avión de transporte, que sustituye este año a los históricos Hércules C-130, movilizó dos tripulaciones y una decena de integrantes de la unidad. Desde Zaragoza también acudieron al ejercicio seis cazas F-18 del Ala 15, con sus pilotos y mecánicos, así como miembros de la EADA (Escuadrón y Segundo Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo) y la Unidad Médica Aérea de Apoyo al Despliegue (UMAAD).

El propósito del ejercicio ‘Ocean Sky’ 2020 era el adiestramiento y evaluación de unidades de combate y unidades de apoyo, así como mantener el alto nivel de preparación de las capacidades de mando y control, integrando además a las unidades extranjeras invitadas (sobre todo de Francia) en una campaña de superioridad aérea.

Compran cuatro Hércules

Mientras una parte del Ala 31 está en las maniobras con el avión A400M, otros pilotos y mecánicos de los aviones Hércules C-130 de la misma unidad están impartiendo entrenamiento a los militares de Perú y Uruguay durante dos semanas para integrarlos. Se llevarán cuatro aparatos de los diez de que dispone la Base la primera quincena de diciembre. Las arcas del Estado ingresarán aproximadamente unos 45 millones de euros con la venta de estos aparatos con los que España ha hecho historia desde 1973.

Trece militares peruanos, entre pilotos y mecánicos, han estado en la capital aragonesa preparándose con sus homónimos españoles. Estos ejercicios forman parte del contrato de la compraventa que está casi cerrado entre el Ministerio de Defensa con Perú y Uruguay. Este fin de semana llegarán otros 13 militares  uruguayos para realizar el mismo entrenamiento durante dos semanas que la Fuerza Aérea Peruana. Uruguay quiere utilizar antes de final de año su nuevo Hércules en la campaña en la Antártida, donde llevan más de treinta años con sus bases.

Etiquetas
Comentarios