Despliega el menú
Aragón

Opinión

Un café para llevar a casa

OPINIÓNACTUALIZADA 27/10/2020 A LAS 12:56
Café en vasos de plástico. En las terrazas de ayer en Casetas todas las consumiciones se servían en vasos de plástico. En el bar Avenida, Juan Muñoz bromeaba diciendo que se libraba de lavar la vajilla pero confiaba en recuperar el suministro hoy y que todo volviera a su orden.
Café en vasos de plástico. En las terrazas de ayer en Casetas todas las consumiciones se servían en vasos de plástico. En el bar Avenida, Juan Muñoz bromeaba diciendo que se libraba de lavar la vajilla pero confiaba en recuperar el suministro hoy y que todo volviera a su orden.
Raquel Labodía

Ayer entré a la cafetería-panadería donde suelo tomar un café muchos días para leer el periódico y hablar con colegas, tapados con la mascarilla, pero todas las mesas estaban vacías. Los trabajadores miraban con los ojos caídos, tristes y demudados con lo que va a suponer el efecto de no tener una terraza como alternativa para los clientes. Entraron muchos menos visitantes que otros días y, como solución solidaria, al final pedías el café para llevártelo a casa.

Nunca he tenido la sensación de riesgo de contagio ni nada parecido en el interior del local, porque las camareras eran impolutas con las mesas y alguna hasta recordaba a los clientes que se colocasen las mascarillas para hablar con su compañero o compañera en la mesa después de comerse el bollo o el bocadillo y de beberse el café o el té.

¿Qué provocará el estado de alarma en la segunda oleada que arrasa Aragón? La costumbre del café en el bar desaparecerá, ni para leer ni jugar a guiñote ni hablar con el amigo o la amiga. El efecto en la hostelería será demoledor salvo que se disponga un plan de socorro para que puedan rebajarles los alquileres, los eximan de impuestos o se aprueben alternativas a su maltrecha economía en la pandemia para sobrevivir a duras penas.

El mismo día que se acabaron los cafés, como símbolo del cierre de muchos bares en Aragón, el Gobierno del país aprobó la subida del sueldo para los funcioanrios. Uno de ellos me decía ayer que se ven «los privilegiados» en esta crisis y por eso sería partidario de hacer una cuestación para apoyar a los autónomos y a los demás perjudicados por el coronavirus. Ese será el precio del café.

Etiquetas