Despliega el menú
Aragón

POlítica

La propuesta de negociar las cuentas con la oposición tensiona al cuatripartito

Maru Díaz y Arturo Aliaga plantearon su rechazo al presidente Lambán este miércoles en el Consejo de Gobierno.

El presidente, Javier Lambán, y la consejera de Ciencia, Maru Díaz, en un pleno de las Cortes.
El presidente, Javier Lambán, y la consejera de Ciencia, Maru Díaz, en un pleno de las Cortes.
Oliver Duch

El planteamiento del presidente aragonés, Javier Lambán, y de su consejero de Hacienda, Carlos Perez Anadón, de negociar el presupuesto de 2021 con la oposición antes de remitirlo a las Cortes ha terminado por tensionar las relaciones de los socios de cuatripartito. Podemos y el PAR se han posicionado en contra en el seno del Gobierno y la formación morada ha dado un paso más al hacer públicas sus desavenencias. No obstante, tanto socialistas como nacionalistas confían en poder reconducir el segundo conflicto abierto en la coalición, tras el de las obras de Castanesa.

Las discrepancias se escenificaron en el último Consejo de Gobierno, celebrado este miércoles, en el que Lambán sacó a colación el ofrecimiento que hizo Ciudadanos en las Cortes de Aragón y que el propio presidente asumió públicamente en el primer pleno a la vuelta del verano, el pasado 3 de septiembre. Su intervención, como la de Arturo Aliaga, fue por videoconferencia.

Distintas fuentes del Ejecutivo autonómico indicaron que pese a las serias discrepancias "no hubo malas formas ni se subió el tono" en el debate. La consejera de Ciencia y Universidad y líder de Podemos, Maru Díaz, mantuvo que no estaba dispuesta a "blanquear" a Ciudadanos, partido que ha impulsado la búsqueda del acuerdo con la oposición. Y remarcó que no entendía por qué había que darles "más espacio", aludiendo específicamente a IU. "Planteó que, como pasó el año pasado, se negocien y, en su caso se acepten, enmiendas en el trámite parlamentario", añadieron.

La misma negativa a "blanquear" fue el argumento que expuso Aliaga, que intervino desde casa al estar confinado tras el positivo de un familiar. Varios miembros del Ejecutivo señalaron que el presidente del PAR aludió al sacrificio que supuso pactar con la izquierda, a que el cuatripartito "funciona" y a que no estaba dispuesto a dar protagonismo a los que disputan su espacio político.

A diferencia del PAR, la formación morada emitió un comunicado el mismo miércoles para defender públicamente que los presupuestos deben pactarse "en el seno del cuatripartito", que los apoyos en política no son gratuitos y que PP, Ciudadanos y Vox apuestan por los "recortes" y, por tanto, no van a ser aliados "para unos presupuestos progresistas".

Lejos de aflojar, pasó al ataque y a través de Twitter reforzó la postura mantenida por Maru Díaz en el Consejo de Gobierno. "Podemos Aragón no va a blanquear a los socios de Ayuso ni a la sucursal de Vox en Zaragoza", apuntaba su cuenta oficial junto a un vídeo en el que se intercalaban titulares de polémicas de las coaliciones en las que está Cs con imágenes de sus líderes.

Postura oficial

La posición del PSOE no se ha movido desde que avaló la propuesta de Cs de pactar las cuentas al tratarse de una situación excepcional por la pandemia y ante la necesidad de sacar adelante la estrategia de recuperación pactada por todos, salvo Vox.

Es más, el consejero de Hacienda revalidó la disposición a negociar las cuentas antes de enviarlas a la Cámara en el último pleno, celebrado la semana pasada, con el argumento de que no hacerlo sería "cicatero" tras pactar la estrategia. Y la misma postura sostuvo en una entrevista con este diario el pasado martes.

La tesis socialista es que el presupuesto nace de dicha estrategia y no se puede romper ahora "el espíritu de consenso". "Lambán busca acuerdos con todos, como Pedro Sánchez en Madrid, y Podemos hace lo mismo aquí que allí. No hay una discrepancia en la gestión, sino a la hora de ampliar los acuerdos del cuatripartito", indicaron desde las filas socialistas en un tono de reproche.

La apertura al consenso fue compartida por el líder de CHA y consejero de Vertebración, José Luis Soro, quien defendió la posibilidad de explorar acuerdos antes de registrar el proyecto de ley en las Cortes. Eso sí, dejó muy claro que solo se podría entablar la negociación sobre la base de un "presupuesto pactado por el cuatripartito" y siempre que los acuerdos con los partidos que han participado en la estrategia no desvirtúe el presupuesto de los cuatro socios.

Etiquetas
Comentarios