Despliega el menú
Aragón

Alimentación

Es tiempo de (fabricar) dulces de Navidad

El grupo aragonés Lacasa ha comenzado a producir los tradicionales turrones, que llegan este año a un mercado fuertemente afectado por la pandemia.

La planta de Utebo ya está produciendo los turrones que llegarán al mercado esta Navidad.
La planta de Utebo ya está produciendo los turrones que llegarán al mercado esta Navidad.
Lacasa

El grupo chocolatero aragonés Lacasa ya ha puesto manos a la obra para endulzar las fiestas navideñas, que este año llegarán marcadas por el devenir de la pandemia. La producción de sus turrones –pero también de sus trufas, bombones, grageados, figuras de chocolate, panettones...– comenzó cuando todavía no había terminado el verano, el pasado mes de septiembre, con el fin de que sus productos puedan estar visibles en el punto de venta a finales de este mes octubre. 

Pero, como señalan desde el grupo, esta campaña comienza muchos meses antes, cuando se idean y se crean los nuevos lanzamientos, cuando comienza el aprovisionamiento de las materias primas y se diseñan los envases. Un trabajo que exige un "refuerzo notable de la plantilla", señala la compañía, especialmente en el momento de la producción, cuando el número de trabajadores del Grupo Lacasa alcanza el millar.

Aunque en estos momentos de crisis sanitaria es complicado saber cómo reaccionará el mercado, Lacasa tiene previsto mantener sus niveles de producción con la confianza de que "se mantenga el consumo habitual, que alcanza en estas fechas sus niveles más elevados". La compañía incluso está preparada "para hacer responder a un aumento de la demanda".

Eso sí, lo están haciendo, "como hemos hecho durante toda la pandemia" –aseguran– aplicando a sus plantas "medidas de seguridad superiores a las necesarias, porque somos conscientes de la importancia, hoy más que nunca, de favorecer un entorno laboral seguro y una confianza de los consumidores en nuestros productos".

Si durante el confinamiento, los canales de distribución modernos (supermercados e hipermercados) han sido los grandes aliados, la situación actual marcada por la pandemia ha impulsado también en Lacasa la penetración del uso de otros canales ‘online’, en los que sus ventas "han crecido notablemente en los últimos meses", en los que, además, han reforzado su presencia en marketplaces como Amazon o Aliexpress. "Esperamos que se mantenga esta evolución también durante la época navideña", señalan desde el grupo, con 170 años de historia y que tiene su sede en la localidad zaragozana de Utebo.

Tradición innovadora

Si hay una característica que define a esta compañía chocolatera de larga tradición y experiencia –fue fundada por Antonio Lacasa en 1852– esa es la innovación. Con ella se convirtieron en pioneros allá por 1943 cuando fue la primera empresa en lanzar un praliné de chocolate con almendras. Desde entonces, como explica su responsable de Marketing, Luis Román, la apuesta por el I+D+i ha sido una constante que se evidencia especialmente durante la época navideña.

Así será también en este atípico 2020, en el que Lacasa "quiere aportar la habitual alegría de sus productos". Para ello, este año la compañía aragonesa llevará al mercado un «amplio surtido de novedades». Destaca entre ellos un turrón 70% cacao con arándanos naturales enteros, un praliné de bloque (que siempre se hace artesanalmente) acompañado de pistachos y otro de mandarina con merengue.

"En la familia de las frutas con chocolate negro que tan buena acogida ha tenido entre nuestros consumidores hemos decidido ampliar con un producto muy aragonés, el albaricoque, que ofrece una textura muy diferente a la del resto de frutas de nuestra gama (naranja, piña o manzana)", explica Román. Y, además, habrá otra novedad en su gama de trufas, a las que este año Lacasa añade un sabor "muy exótico y que está muy de moda", las trufas de coco al cacao puro. Y a todo ello se une su variada gama de productos, entre los que sobresalen sus Conguitos, que desde el pasado año y gracias a la colaboración con Mr. Wonderful se ofrecen en latas coleccionables exclusivas, y sus Lacasitos, que se vestirán de Papa Noel o formarán parte de un puzzle de chocolate.

"2019 fue un importante año en cuanto a consolidación y crecimiento global en las categorías en las que compite. Nuestro objetivo es continuar este crecimiento mediante la oferta de productos relevantes y diferenciales", explica esta empresa familiar.

Etiquetas
Comentarios