Despliega el menú
Aragón

tribunales 

El condenado por intentar quemar a su expareja recurre ante el Supremo

La Audiencia Provincial de Zaragoza impuso al acusado 26 años de cárcel, sentencia que luego fue
confirmada por el TSJA

Varios agentes de la Policía Nacional acueen a la vivienda tras el incendio en agosto de 2017.
Varios agentes de la Policía Nacional acueen a la vivienda tras el incendio en agosto de 2017.
Toni Galán

La defensa de Manuel Ortiz López, condenado a 26 años por intentar matar a su expareja en un incendio declarado en una vivienda situada en Torrero-La Paz en mayo de 2017, ha anunciado que interpondrá recurso de casación ante el Tribunal Supremo.

La Audiencia Provincial de Zaragoza lo declaró autor de un delito de incendio, en concurso medial con otro de homicidio en grado de tentativa, más tres delitos de lesiones y otro de quebrantamiento de medida cautelar. La sentencia fue confirmada por el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA)

Para los magistrados, los numerosos mensajes de WhatsApp que el acusado envió a diversas personas «incriminándose de manera clara en la comisión de los hechos» fueron una prueba esencial contra él y «no dejaron duda» de la autoría de los delitos.

Según el fallo, Manuel Ortiz López mantuvo relación con Tamara hasta mayo de 2017. Tres meses después, en la madrugada del 22 de agosto, se acercó al domicilio donde residía con sus dos hijos de 5 y 9 años, y otra pareja, en un bajo de la calle de Francisco Izquierdo Molins. «Aprovechando que había quedado parcialmente abierta la ventana del salón que daba a la calle, y con el propósito de acabar con la vida de Tamara arrojo algún objeto incendiario al interior», recogía el fallo.

El hijo pequeño de la víctima, de 5 años, se tuvo que esconder debajo de la cama del dormitorio para escapar del fuego. Un agente de la Policía Local salvó la vida del menor al penetrar en la vivienda y sacarlo inconsciente.

El acusado está preso en la cárcel de Daroca y el pasado 7 de octubre fue trasladado por la Guardia Civil al cementerio de Torrero para asistir al entierro de su padre. La estrecha vigilancia se realizó entre agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil hasta que concluyó el funeral y volvió a ser enviado a Daroca. 

Laura Vela, abogada de la acusación particular, ha manifestado que confía en que el Supremo no acepte siquiere que prospere el recurso de casación de la defensa porque "carece de motivos" para que siga hacia adelante, ya que no se puede basar en la valoración de la prueba. Considera que es una forma de ganar tiempo para anunciar el recurso, que al final puede interponer otro letrado distinto al que defendió al acusado en los tribunales, pero cree que con el informe de la Fiscalía puede evitar que prospere el recurso. 

,

Etiquetas
Comentarios