Aragón
Suscríbete por 1€

consumo

El 80% de los modelos que se esperan en las tiendas de bicicletas ya tiene dueño

El aumento de la demanda de bicicletas populares ha provocado un desabastecimiento. Un problema de stock que no se prevé que se solucione hasta la próxima primavera. 

El aumento de la demanda se debe no solo a que se utilice como medio de transporte, sino como ocio
El aumento de la demanda se debe no solo a que se utilice como medio de transporte, sino como ocio
Heraldo

“Continúa habiendo un problema de stock”. Esa es la conclusión de la mayoría de tiendas de bicicletas en Aragón. Y es que el boom que está viviendo el sector, debido al aumento de la demanda tras el fin del confinamiento, ha provocado sobre todo que haya un desabastecimiento de bicicletas populares, aquellas que tienen un coste entre 300 y 1.000 euros.

Concretamente, la demanda de bicicletas ha aumentado en los últimos meses, respecto a antes del confinamiento, un 400%, según detalló a Efe la Asociación de Marcas y Bicicletas de España (AMBE). Y es que no solo muchas personas han incorporado la bicicleta como medio de transporte en su día a día, sino que son muchos los que han cambiado la forma de llenar su tiempo libre y ahora disfrutan de paseos en bicicleta con familia y amigos.

“El problema es que esta falta de stock no se ha solucionado desde el fin del estado de alarma”, explica Óscar Gómez, uno de los socios de Recicleta, una tienda-taller que se encuentra en la capital aragonesa. “Venimos de unos años en los que la venta de estas bicicletas populares estaba a un nivel bajo, y todos los fabricantes tenían un stock bajo. Tras el confinamiento, no solo en España sino a nivel global, ha habido una demanda más alta de lo considerado como normal, por lo que se ha juntado este aumento de la demanda con una trayectoria de ventas más bajas, que había hecho que los fabricantes no contasen con un gran stock”.

De hecho es tal el desabastecimiento que las listas de espera son ya habituales en estas tiendas. “Muchos ya nos han reservado para los modelos que vienen. De hecho, más del 80% de estos modelos que nos llegarán tienen dueño. Están asignadas por reserva”, asegura Gómez. “Y es que es muy complicado que vaya a haber bicicletas populares en las tiendas en lo que queda de 2020 y fuentes del sector auguran que hasta la primavera del año que viene este mercado no estará estabilizado”.

Lo mismo ocurre en Ciclos Aragón: “Tenemos reservas de bicicletas que tienen previsto llegar en marzo”, detalla Darío Pillado, copropietario de esta tienda zaragozana. “De las que lleguen en octubre, todas, menos tres, están vendidas; de los meses siguientes hasta enero, la mitad también tienen dueño y de las que lleguen en febrero y marzo, un tercio de ellas están compradas. Por eso, son muchos los que deciden reservar sus bicicletas, dando una señal, al ver que esta situación es la que hay en todas las tiendas, porque el problema afecta a la mayoría de proveedores”.

La cuestión es que este problema mundial parece no tener una solución sencilla: “La producción de bicicletas no puede estar al 100% por falta de suministro de determinadas piezas que impiden terminar de montarlas”, anota Gómez. “Así, firmas que entregaban a 90 días, ahora lo hacen a 300. Y es un problema mundial, prácticamente ninguna marca se libra de estos problemas de stock”.

Las reparaciones se complican por la falta de piezas

Este desabastecimiento no solo afecta a las bicicletas, sino también a las reparaciones. “A pesar de que ninguna bicicleta se está quedando sin reparar, sí que nos tenemos que buscar la vida más”, señala el socio de Recicleta. “Por lo general, trabajas con los mismos canales de distribución y ahora hemos tenido que acudir a otros, por ejemplo, a mercados exteriores, lo que supone un trabajo mayor para no dejar a nuestros clientes sin servicio. E, incluso, entre las propias tiendas nos ayudamos”.

Eso sí, si un problema ha reinado durante este verano ha sido la falta de cubiertas y cámaras de 26. Un problema que al menos sí parece que tiene pronta solución: “En los próximos días llega a Europa goma de 26 de China, que es donde se fabrican”, indica Gómez. “Nosotros hemos ido teniendo, pero sí es cierto que al ser una medida que casi no se utiliza para bicicletas nuevas ha sido el problema estrella. Y es que aquellas personas que han sacado su bicicleta vieja de montaña del trastero, que suelen ser de 26, tenían las cubiertas y las gomas pasadas, porque llevaban sin utilizarse 10 años. Y claro, para eso el mercado no estaba preparado, ya que es una medida en extinción”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión