Despliega el menú
Aragón

Obras de arte en los muros de piedra seca del valle de Rodellar

La Comarca de Somontano desarrolla junto con la Asociación Muretes de Arte y el Ceder un proyecto piloto para crear senderos culturales en torno a estas construcciones tradicionales.

Visita de la artista Lucía Lorén y autoridades a los muros de Cheto en el valle de Rodellar
Visita de la artista Lucía Lorén y autoridades a los muros de Cheto en el valle de Rodellar
J. L. P.

Los ancestrales muros construidos con piedra seca sin argamasa del valle de Rodellar serán el espacio artístico para que la escultora y profesora de arte de la Universidad Nebrija Lucía Loren cree una obra en plena naturaleza y dentro de un proceso de creación participativo. La artista está visitando desde este martes la zona de Cheto para elegir el espacio donde llevará a cabo su boceto. Este núcleo pertenece al valle de Rodellar y allí se mantienen en buen estado estas manifestaciones arquitectónicas elaboradas con piedra sin ninguna argamasa que delimitan el acceso a caminos desde los cascos urbanos, declaradas por la Unesco Patrimonio Mundial Inmaterial en 2019. Y en el caso de Aragón declarada en 2016 como bien catalogado inmaterial por el Gobierno de Aragón.

La creación de una obra de arte sobre un muro de piedra seca forma parte de un proyecto piloto de cooperación europeo en el que participa la Comarca de Somontano de Barbastro, la Asociación Muretes de Arte, impulsora de la iniciativa, y el Centro de Desarrollo del Somontano. Este proyecto se va a desarrollar a lo largo de este año y el próximo, con la finalidad de crear sendas culturales y turísticas en torno a los muros de piedra seca. Está financiado al 80 % por el Ceder Somontano con una ayuda Leader, y el 20 % restante por los socios: la Asociación Muretes de Arte y la Comarca de Somontano de Barbastro.

‘Muretes de Arte’ es el nombre que dicha asociación ha dado a una serie de iniciativas que están tratando de poner en valor la construcción en piedra seca en territorios rurales asociándolo al arte contemporáneo. La iniciativa surgió en el sur de Francia, hace 4 años, donde se intervino en un primer muro. El planteamiento es que poco a poco, interviniendo en distintos tramos de muros, en Francia y también en España, se vaya construyendo una “senda cultural”. En la práctica serán tramos discontinuos que conformarán un camino “imaginario”, no lineal, y todos los tramos tendrán en común la restauración de muros de piedra seca y su valorización con la incorporación de obras de arte contemporáneo en los muros o en un espacio próximo para convertirlos en “enclaves únicos”.

La iniciativa surge de artistas y personas preocupadas por la conservación del patrimonio cultural, creándose para ello la Asociación Muretes de Arte, cuya presentación tuvo lugar en Bierge en 2017con el objeto de extender este tipo de iniciativas y establecer lazos de unión con la vecina Francia.

El proyecto de cooperación‘Muretes de Arte’ persigue los siguiente objetivos: La conservación del Patrimonio; la presencia de arte contemporáneo en el ámbito rural, la conservación de la naturaleza y cuidado del medio ambiente; el desarrollo sostenible del territorio; y la relación y hermanamiento de territorios transfronterizos.

Cada uno de estos puntos de intervención o etapas del proyecto ‘Muretes de Arte’ contempla la creación de una obra de arte contemporáneo en el muro, o en un espacio vinculado a él, y la recuperación y revalorización de la construcción tradicional en piedra seca como un elemento de patrimonio cultural, ambiental y paisajístico. En estas iniciativas participan artistas, profesionales de la construcción especializados en piedra seca (pareteros) y conviven con la población para ofrecer una nueva visión del patrimonio.La intervención se apoyará en la existencia de elementos tangibles que son los muros como testimonios históricos de un conocimiento ancestral que atestiguan el proceso de comunicación entre los pueblos.

La artista Lucía Lorén, junto con autoridades, visitan los muros de Cheto en el valle de Rodellar
La artista Lucía Lorén, junto con autoridades, visitan los muros de Cheto en el valle de Rodellar
J. L. P.

Actuación en el Somontano

El Somontano con su diversidad paisajística contiene numerosas muestras de esta técnica localizadas tanto en construcciones murarías que delimitan muros y caminos, como en otras construcciones erigidas con esta modalidad, como las características casetas de pastor.Siendo conscientes del valor de este patrimonio, se decidió efectuar este proyecto piloto que está dando sus primeros pasos.

El proyecto se va a desarrollar en dos fases: una primera durante otoño, consistente en la selección del lugar a intervenir, y la realización del boceto de la obra. En 2021 tendrá lugar la ejecución de la restauración del tramo de muro seleccionado y la obra artística, así como las acciones divulgativas y de participación social asociadas a él.

Dentro de este proceso, la artista Lucía Loren se encuentra estos días en el Somontano para colaborar en la selección del lugar donde intervenir y efectuar el boceto previo. La escultora y profesora de la Universidad Nebrija es expertaen proyectos artísticos que combinan la creación artística con naturaleza, patrimonio cultural y participación social.

Como parte de la primera fase del proyecto, ayer, miembros de las entidades que participan en el mismo, los presidentes y técnicos de la Comarca y el Ceder, la presidenta de la Asociación de Muretes, alcalde y concejal de turismo de Bierge, junto al Jefe de Cultura de la Diputación Provincial de Huesca y la artista, visitaron la zona de Cheto en el valle de Rodellar.

En torno a este núcleo se concentra un espectacular y destacado conjunto de muros de piedra seca, que recorren de forma continua una red de antiguos caminos y personalizan de forma excepcional un paisaje donde conviven la naturaleza con el uso histórico del entorno. Las singularidades de este conjunto le dotan de un gran valor etnológico. En este itinerario, que permite a su vez recorridos circulares de fácil práctica para el público, los muros se encuentran en su mayor parte muy bien conservados. En sus lienzos conviven diferentes formas constructivas respecto a la posición de la piedra, dentro de esta misma técnica, con paredes de gran desarrollo, que se vinculan de forma singular con las construcciones tradicionales del entorno y que permiten asimilar la relación entre el medioambiente, el patrimonio cultural y las formas de vida tradicionales.

Etiquetas
Comentarios