Despliega el menú
Aragón

alimentación

Embutido ecológico a la conquista de Europa

La empresa Rokelin ha comenzado a fabricar un chorizo ecológico destinado a la exportación. Francia y el Reino Unido son sus primeros clientes.

[[[HA REDACCION]]] rokelin3.jpg
Los embutidos que fabrica Rokelin tienen como destino Francia.
Rokelin

Los clientes de una cadena de supermercados francesa van a ser los primeros en disfrutar del chorizo picante ecológico elaborado por la empresa turolense Rokelin. Una iniciativa que surge tras haber planteado introducir este tipo de productos en el mercado español hace un par de años, "en un momento en el que nuestros distribuidores no detectaron esa necesidad y nos indicaban que las ventas eran prácticamente residuales", explica Alejandro Martínez, gerente de Rokelin, quien, no obstante, reconoce que en la actualidad "la venta de este tipo de productos está creciendo a un gran ritmo, de un 30 o un 40%, pero desde una base muy pequeña".

Este panorama es totalmente diferente en el ámbito internacional, donde hay un mayor interés por este tipo de productos y donde Rokelin cuenta con clientes en diversos países como Francia, Suecia, Hong Kong o el Reino Unido, donde también han mostrado una gran predisposición por el producto ecológico de la empresa turolense.

Martínez atribuye al "mayor poder adquisitivo de otros países europeos" la causa del atractivo del producto ecológico más allá de nuestras fronteras. "En realidad elaborar este producto consiste en hacerlo como se hacía hace décadas. No es nada extraño, pero sí que tiene algunas diferencias con el producto convencional como por ejemplo, que su vida útil es más corta, que sus colores son menos vivos…", añade.

"Hemos estado varios meses trabajando en este nuevo producto, haciendo pruebas de vida útil del producto… y sobre todo esforzándonos para conseguir las homologaciones necesarias, puesto que cuando combinas la producción ecológica con la no ecológica esto se complica, porque aspectos como la trazabilidad o la higiene son aún más exigentes. Nos ha costado mucho conseguirlo", reconoce Martínez.

Y es que, aunque la incorporación de este nuevo producto no ha supuesto cambios de infraestructuras o de líneas de fabricación, que son las mismas, sí que ha implicado un cambio en los hábitos y en la programación de la actividad de la fábrica. "No se puede fabricar el producto ecológico después del convencional, para evitar las posibles trazas, por lo que hay que hacerlo en primer lugar", señala el gerente de Rokelín. Además, "es más complicado proveerse de las materias primas necesarias para elaborar el chorizo ecológico. Podemos tardar entre 15 y 20 días, cuando la materia prima para el producto no ecológico está casi al día siguiente". De hecho, Rokelin compra su materia prima para el producto ecológico en Andalucía "porque no hemos encontrado ningún proveedor más cerca, ojalá pudiéramos comprarla en Teruel", lamenta Martínez.

No obstante, la decisión de comenzar a fabricar este producto ecológico puede ser el punto de partida de la expansión de una nueva línea de negocio. En Rokelin están haciendo pruebas para tratar de conseguir jamón ecológico, aunque habrá que esperar alrededor de 18 meses para saber si el resultado es el satisfactorio. Desde la empresa reconocen que, si hubiera una demanda suficiente en el mercado nacional, se lanzarían a elaborar variedades ecológicas de otros embutidos, pero "para salir al exterior los más adecuados son el chorizo y el jamón".

Más de cuatro décadas

Rokelin es una empresa familiar que empezó su andadura hace 45 años "como una pequeña charcutería que de hecho ni siquiera fabricaba». La empresa empezó a crecer e implantó el modelo de franquicia para sus establecimientos de restauración y charcutería. Actualmente cuentan con quince establecimientos en Aragón, Comunidad Valenciana y Cataluña. Preveían abrir una tienda en Madrid a lo largo de este año, pero la pandemia ha retrasado la decisión.

Sin embargo, la empresa, en cuya fábrica trabajan once personas, ha aprovechado este difícil periodo para trabajar e impulsar algunos nuevos proyectos como la creación de una línea de bolsas de ‘snacks’.

Etiquetas
Comentarios