Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

urbanismo 

Sallent saca adelante la recalificación para 166 pisos con el rechazo de la oposición

PSOE y PAR advierten de que el suelo junto a la central hidroeléctrica es de dominio público y critican la operación, mientras el PP la defiende por las cesiones al municipio.

Recreación inicial de la urbanización del Poblado de Sallent, con bloques de tres plantas más ático, cuya distribución se fijará ahora en un concurso de ideas.
Recreación inicial de la urbanización del Poblado de Sallent, con bloques de tres plantas más ático, cuya distribución se fijará ahora en un concurso de ideas.
Heraldo.es

El Ayuntamiento de Sallent de Gállego ha dado un paso decisivo para urbanizar el entorno de la central hidroeléctrica con la aprobación definitiva del convenio suscrito con Enel, que pasa por recalificar más de dos hectáreas con el fin de construir 166 viviendas y un gran aparcamiento público. El equipo de gobierno del PP se ha quedado solo, aunque pudo imponer su mayoría en el pleno celebrado a finales de julio frente al rechazo en bloque de la oposición. Tanto el PSOE como el PAR critican los términos de la operación y advierten de que los terrenos son de dominio público y, por tanto, la compañía eléctrica no puede disponer de ellos por el mero hecho de disponer de una concesión hidroeléctrica.

El convenio, negociado por el alcalde en la primavera del año pasado, afecta al denominado Poblado de Sallent, a orillas del río Aguas Limpias y junto a la carretera de acceso al municipio desde la A-136, donde se pretenden urbanizar 22.597 metros cuadrados ocupados por instalaciones abandonadas vinculadas a la central, que se demolerán para construir bloques de tres alturas más ático. De las 166 viviendas, el 10% serán protegidas y otro 10% del aprovechamiento se cederá al municipio, como obliga la normativa vigente.

La densidad prevista, 75 viviendas por hectárea, podría resultar un problema para su aprobación definitiva, que dependerá de la DGA cuando se tramite la modificación parcial del Plan General de Sallent, posterior a la firma del citado convenio urbanístico.

Precisamente esta cuestión es una de razones por las que el PSOE votó en contra en el pleno del 30 de julio, al considerar que no se debe construir a "trote y moche". El edil Benito Pérez ha aclarado este lunes que no se oponen a la operación, sino a los términos propuestos.

Igualmente coincide con la portavoz del PAR, Lucía Guillén, en advertir de que los terrenos son de dominio público, ya que fueron expropiados en su día para la construcción de una central hidroeléctrica. Su titular, Energías de Aragón, en manos de Endesa (Enel), obtuvo la concesión, pero no la propiedad del suelo, como subraya Guillén. "La concesionaria, mientras ostente los aprovechamientos, podrá actuar como propietaria de las instalaciones, pero nunca del suelo", defendió en el pleno en el que el PP también desestimó las alegaciones presentadas.

El alcalde, Jesús Gericó (PP), justificó una vez más la operación acordada con Enel por los beneficios para el municipio, como son la dotación de un gran aparcamiento público para 196 vehículos y el soterramiento de las líneas de alta tensión. La compañía tiene ahora un mes para estudiar las nuevas prescripciones y firmar el convenio.

Entre ellas, una específica del Consejo Provincial de Urbanismo que rechazaba que el convenio suscrito fijara un desembolso máximo por la urbanización, que deberá asumir de forma íntegra, y que la cesión anticipada del área del aparcamiento sea gratis.

Además, el Ayuntamiento ha impuesto de oficio a la eléctrica que dicha cesión se haga en un plazo máximo de un año y que tanto su construcción como el soterramiento de las líneas de alta tensión comiencen en dos años desde la firma del convenio.

Gericó, que ya defendió hace un año la construcción de los pisos para atender las necesidades de los jóvenes del municipio, cuestiona que la oposición rechace ahora el convenio cuando lo había venido respaldando. Guillén ha aclarado que entonces confiaron en el asesoramiento jurídico del Ayuntamiento y que tras recabar más opiniones jurídicas han visto que no se puede desligar la propiedad de los suelos de la operación en sí.

El exalcalde denuncia irregularidades y pide la intervención estatal

El exalcalde de Sallent, el socialista José Luis Sánchez, y el que fuera su teniente de alcalde, Pascual Royo, han solicitado la intervención del delegado de Economía y Hacienda en Huesca ante las presuntas "infracciones e irregularidades" en torno a la propiedad de los terrenos de la central hidroeléctrica y el convenio urbanístico suscrito.

En un detallado escrito de siete folios, cuestionan que Energías de Aragón, propiedad de Endesa (Enel), se "autoproclame" propietaria de los derechos urbanísticos "con la tolerancia del Ayuntamiento" como titular de una concesión hidroeléctrica. Así, exponen que va en contra de la Ley de Patrimonio de las Administraciones Públicas, ya que el suelo es de dominio público. Además, cargan contra la Alcaldía y su Secretaría por autorizarlo y subrayan que en el registro consta "por error" el pleno dominio de los terrenos por parte de Energías de Aragón. Por ello, pide a Hacienda que abra una investigación y tome las medidas administrativas y judiciales "procedentes"

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión