Despliega el menú
Aragón

El desplome del PIB implica una recuperación « más lenta y costosa», según patronal y sindicatos

Los agentes sociales en Aragón ven «inevitable» prolongar los ERTE más allá de septiembre porque los rebrotes van a complicar la situación y empeorar los datos del tercer trimestre

Ricardo Mur, presidente de la patronal aragonesa.
Ricardo Mur, presidente de la patronal aragonesa.
HERALDO

La salida de esta crisis «va a ser más lenta de lo que se esperaba y con mayor destrucción de empleo y empresas». Así lo ve Ricardo Mur, presidente de CEOE Aragón, al valorar una caída del Producto Interior Bruto en España, del 18,5%, «muy superior a la estimada» aunque en Aragón pueda ser algo inferior por el menor peso del sector turístico.

«La confianza del consumidor y del empresario se resienten y hay mucha preocupación por lo que pueda pasar en septiembre», afirma el máximo responsable de la patronal aragones. «Los rebrotes que está habiendo y que Aragón haya sido más transparente con los datos que otra comunidades no ha ayudado. Está habiendo muchas cancelaciones y va a ser un año perdido para lo que son congresos y ferias», advierte. «Si se hubieran contenido los rebrotes, nos hubiera dado tiempo a recuperaremos algo, pero el tercer trimestre se va a ver igualmente afectado». Mientras no vuelva cierta calma, añade, «siga restringida la movilidad, con confinamientos obligatorios por parte de algunos países y los vetos que están poniendo, la situación no va a mejorar», indica.

El único dato positivo, según el responsable de CEOE Aragón, es que «los contagios no se están produciendo en el ámbito laboral sino en reuniones familiares o de amigos, lo que significa que las empresas se lo han tomado muy en serio». En este sentido, Mur apela a la responsabilidad de todos y cada uno de los ciudadanos.

«Vamos a salir muy tocados», avisa Aurelio López de Hita, presidente de Cepyme Aragón. Una contracción del PIB de tal calibre va a ser un lastre tremendo para la recuperación. «La salida va a ser muy lenta. Que nadie se engañe. La solución no va a llegar en unos meses sino que va a costar mucho y va a requerir de recursos económicos que España no tiene». Sí, reconoce, «nuestra economía tiene una gran dependencia del turismo, pero es lo que hay; no se puede cambiar de la noche a la mañana». A su juicio, «plantear otro confinamiento nos llevaría a una asfixia total». Por tanto, solo cabe «hacer cumplir las normas de seguridad sanitaria a rajatabla».

«La gente debe entender que la evolución de la economía depende no solo de las instituciones sino de su comportamiento ya que si persisten los rebrotes tardaremos más en recuperarnos», señala el líder de UGT Aragón, Daniel Alastuey, ante la fuerte caída del PIB el segundo trimestre. Reconoce que «la esperanza era que el turismo hubiera funcionando estos meses, pero con los rebrotes, todo se complica». Es vital, apunta, que «la gente se conciencie de que gran parte de lo que pase depende de nosotros». Atajar los rebrotes rápidamente y empezar ya a trabajar en políticas activas de empleo para reconvertir a trabajadores ya que muchos no van a poder volver al sector en el que estaban son «deberes urgentes, además de negociar otra prórroga de los ERTE «absolutamente necesaria».

«Hay que esperar a ver el dato de caída del PIB en el tercer trimestre. El del segundo es malo, pero no es el indicativo. Si los rebrotes continúan, el verano se perderá y septiembre puede ser peor», alerta Manuel Pina, secretario general de CC. OO. Aragón. «Si seguimos así, recuperarnos será más complicado». Pina quiere «confiar en que la industria y la construcción puedan paliar las pérdidas en el sector servicios» y espera que no se produzca una detracción del consumo: «Si la gente empieza a dejar de comprar y a no salir de casa, vamos hacia el peor escenario», señala.

"Se prolongarán dos años o más las secuelas de la crisis"

Eduardo Bandrés, catedrático de Economía Aplicada de la  Universidad de Zaragoza, califica de «batacazo sin precedentes» la caída intertrimestral del PIB de un 18,5%. Sin embargo, asegura que «no es correcto decir que la economía española ha entrado en recesión al conocer estos datos –que no son ninguna sorpresa– ya que desde mayo estamos en fase de recuperación».

Para el tercer trimestre, prevé un rebote en España superior al 15% y en el cuarto trimestre, en torno al 6%. Sin embargo, avisa, «las secuelas de la crisis se prolongarán al menos durante dos años o más, especialmente en hostelería y restauración, comercio, y actividades culturales y de ocio». El impacto de la crisis, dice, «hasta ahora ha sido algo inferior en Aragón que en España», pero recuerda que «cualquier previsión económica está subordinada a la evolución de la pandemia y a las medidas de salud pública adoptadas para su control». En su opinión, «la economía aragonesa caerá en promedio un 9,5% en un escenario de recuperación gradual».

Etiquetas
Comentarios