Despliega el menú
Aragón

infraestructuras 

El ADIF estudia impulsar un tren de hidrógeno

El proyecto es sustituir a los trenes de diésel en las zonas donde no haya mucho tráfico de viajeros para reducir la emisión de CO2 a la atmósfera. 

El primer tren de hidrógeno que se ha puesto en marcha está en la Baja Sajonia en Alemania y es de la empresa Alstom.
El primer tren de hidrógeno que se ha puesto en marcha está en la Baja Sajonia en Alemania y es de la empresa Alstom.
Alstom

El proyecto del tren de hidrógeno para sustituir al de diésel no es solo un sueño de la empresa francesa Dhamma Energy, que presentó una iniciativa concreta para Plasencia del Monte (Huesca). El ADIF (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias) reconoce que está realizando estudios para planificar la sustitución de los antiguos ferrocarriles por otros de hidrógeno para suprimir la utilización de combustibles fósiles. La entidad está pensando en líneas que no tengan mucha demanda de viajeros para instalarlo, como ya se ha hecho en Alemania y se planifica también en Francia (un diputado del partido del presidente Enmanuel Macron lo mostró en el valle del Aspe en el otoño del 2019).

Aunque los análisis de posibilidades para reducir la emisión de CO2 a la atmósfera están todavía en una fase inicial, fuentes del ADIF reconocen que tienen clara la necesidad de utilizar el hidrógeno como alternativa energética al gas natural. Por ello van a trabajar en los próximos meses en el desarrollo del proyecto. ADIF ha confirmado que está colaborando en esta iniciativa con las compañías ferroviarias Renfe y CAF (Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles), compañía con fábricas en Beassáin (Guipúzcoa) y Zaragoza. Aunque no se han hecho públicas, las opciones que se barajan desde la Administración estarían entre la comunidad de Extremadura y el tren del Canfranc.

En este sentido, el Gobierno de Aragón considera que este proyecto energético que puede llegar a la comunidad autónoma es una «iniciativa muy interesante». Así lo valora el consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, para quien debe entenderse que «el ferrocarril es una alternativa de transporte más respetuosa con el medio ambiente y más si nos estamos refiriendo a una línea de montaña como es la de Huesca-Canfranc».

Por su parte, fuentes de la Fundación para el Desarrollo de Tecnologías del Hidrógeno en Aragón señalan que si este proyecto gana peso y avanza en la instalación del tren con hidrógeno estarían «muy dispuestos a colaborar», ya que llevan quince años reclamando esta solución medioambiental.

Por este motivo histórico la Fundación del Hidrógeno recuerda que el Gobierno francés ya hizo una apuesta por este cambio con los autobuses municipales en la cercana ciudad de Pau, en cuya inauguración en 2019 estuvo el presidente Enmanuel Macron. Se trata, en definitiva, de defender la rentabilidad económica de abandonar el diésel en favor de un sistema más amigable con el medio ambiente.

A pesar de esta defensa del presidente francés, los recientes resultados de las elecciones municipales en Francia le castigaron en favor del partido Europa Ecológica-Los Verdes (EELV), que logró el 28 de junio hacerse con el control de un grupo de ciudades importantes como Lyon, Estrasburgo y Burdeos, durante la segunda vuelta de las elecciones municipales.

«Si queremos llegar en 2050 con emisiones 0 a la atmósfera la sustitución de los trenes diésel por los de hidrógeno es una de las medidas que se deben adoptar», reclaman las mismas fuentes de la Fundación de Hidrógeno en Aragón.

Este fin de semana se celebró el aniversario de la apertura de la línea ferroviaria internacional Pau-Canfranc-Zaragoza, que se produjo el 18 de julio de 1928 (y se cerró en 1970). El portavoz de la Coordinadora por la Reapertura del Ferrocarril Canfranc-Olorón (Crefco), Javier Garrido, manifestó esta semana que ADIF, en su plan por ir electrificando las líneas ferroviarias, está en contacto con Renfe porque en su plan de renovación de trenes debe tener en cuenta la obligación de mantener el servicio público, es decir, los ferrocarriles regionales y de cercanías.

Aunque prevén que todos los trenes sean con tracción eléctrica, Javier Garrido reconoce que el ADIF estudia la opción de que algunos sean híbridos y en este caso valoran la opción del de hidrógeno con el fin de contribuir a descarbonizar el transporte ferroviario, eliminando la emisión de gases invernadero. «Para ello, Renfe esta en contacto con Alstom para saber opciones de trenes con estas características al ser una empresa que ya ha fabricado trenes de hidrógeno (en Alemania)», concluye el portavoz de Crefco.

De momento, el proyecto de la empresa Dhamma Energy pretende poner en marcha el tren de hidrógeno verde en Plasencia del Monte para el 2023 tras llevarlo al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. El tren se movería con pilas fabricadas con agua y electricidad usando energías renovables. Solo falta que se concreten los dos proyectos.

Etiquetas
Comentarios