Despliega el menú
Economía

economía

«Hay tecnología suficiente para un hidrógeno seguro en su utilización»

Fernando Palacín, director gerente de la fundación aragonesa que trabaja con este gas, optimista en el sector en la era post-covid.

Instalaciones de la Fundación del Hidrógeno en Aragón en su sede en el parque Walqa, en Huesca.
Instalaciones de la Fundación del Hidrógeno en Aragón en su sede en el parque Walqa, en Huesca.
Rafael Gobantes

Con 15 años de andadura, la Fundación para el Desarrollo de las Tecnologías del Hidrógeno en Aragón es un referente en España en la utilización de este gas como vector energético. Si en el momento de su creación la fundación parecía estar trabajando en un terreno muy poco maduro, hoy ha quedado claro que no es así. La apuesta por las energías renovables por parte de la Unión Europea, y la de algunos países de esta parte del mundo en particular, constatan la idoneidad de desarrollar acciones que faciliten la utilización del hidrógeno verde. Y en eso están en la entidad que nació con el empeño de Arturo Aliaga (consejero de Industria en 2004 y ahora, que también es vicepresidente) y que tiene su sede en el parque Walqa, en Huesca.

Fernando Palacín, director gerente de la Fundación del Hidrógeno en Aragón, habló ayer de esa apuesta por el hidrógeno verde, el que se produce con fuentes renovables, en el curso de uno de los foros virtuales que organiza el Instituto Aragonés de Fomento (IAF) en el marco de la iniciativa ‘+Cerca’. En su opinión, la crisis económica generada por la pandemia del coronavirus puede ser más positiva que negativa para quienes apuestan por este gas como vector energético. Según su punto de vista, la línea marcada por la UE (y por el Gobierno de España) para luchar contra los efectos negativos del cambio climático puede ayudar a concienciarnos mejor sobre la oportunidad de trabajar más y mejor en energías renovables. «Podemos unir estas dos situaciones críticas –la del medio ambiente y la generada por la covid-19– con una perspectiva en la que el hidrógeno puede ser una solución tecnológica e industrial idónea que ayude a la descarbonización», dijo. «Tenemos una oportunidad para salir todos reforzados de esta», apuntó.

El director gerente de la fundación con sede en Walqa hizo hincapié en su discurso en su visión de futuro sobre el uso industrial del hidrógeno como vector energético. «Hay tecnología suficiente para que sea un gas totalmente seguro en su utilización», afirmó.

Palacín reconoció que España va con retraso en este campo respecto a países como Francia, Alemania o el Reino Unido, pero insistió en mostrarse optimista por el «gran potencial» que tenemos, entre otras cosas por los recursos renovables que tenemos, entre los que destacan la energía eólica y la solar. Sus intervenciones en el foro del IAF, en todo caso, primaron las acciones de colaboración que realiza la fundación que dirige con las empresas, en especial aquellas del ámbito industrial. En su discurso inicial, antes del turno de preguntas, el ponente destacó como «caso de éxito» el de uno de los patrones de la entidad con sede en Walqa, el grupo Calvera. Especializado en el transporte de gases industriales, reseñó, esta empresa «ha sabido aprovechar oportunidades y ahora se ha posicionado en hidrogeneras tanto a nivel nacional como internacional».

Fernando Palacín valoró, al ser preguntado por una persona del público, el proyecto recientemente anunciado por Repsol de construir una planta de combustibles limpios con Saudi Aramco en el entorno de Bilbao. «Que entren grandes empresas a apostar por el hidrógeno supone que haya  más tractores de este sector», indicó. «Poco a poco hay más compañías que miran al hidrógeno como una oportunidad para su despegue, entre ellas muchas eléctricas», señaló.

Etiquetas
Comentarios