Despliega el menú
Aragón

El granizo daña las pocas cerezas sanas de Codos y afecta a vides en Belmonte

En ambas localidades se encuentran valorando todavía los daños que ha producido el pedrisco desde el jueves.

El pedrisco ha vuelto a hacer acto de presencia este viernes por la tarde en la Comarca Comunidad de Calatayud. En este caso, la peor parte se la ha llevado el término municipal de Codos, donde el granizo ha descargado con fuerza sobre la poca cereza que quedaba sana en las explotaciones de la localidad y que también ha afectado a otras variedades como la ciruela. "En 3 kilómetros de Codos hasta Tobed ha caído mucho, con granizo muy gordo. Ya en el casco urbano de Tobed ha sido menos y de Tobed hacia abajo del Grío ya nada", relataba José Manuel Quero, agricultor de la zona.

"Ha caído bastante granizo en la única zona donde todavía quedaban cerezas", reconocía Jorge, otro productor de la zona, quien apostillaba que "ha terminado de rematarlas". La afección de la tromba se limitaba a esta parte de la sierra Vicor, ya que ni en la colindante Orera ni hacia la parte de Mainar se veía ninguna afección. En el caso de Quero, reconocía que este año "es un desastre, solo he recogido un 5% de lo que sería una producción habitual". En ese desastre incluye el rajado de las cerezas y que, según sentencia "no ha permitido recoger ni una sola variedad limpia".

En ambas localidades se encuentran valorando todavía los daños que ha producido el pedrisco desde el jueves

A mediados de mayo, los agricultores de Codos ya denunciaron como el 90% de las 180 hectáreas de este cultivo habían quedado arruinadas por un ataque del denominado chancro bacteriano, la bacteria pseudomonas syringae. Esta circunstancia se generó por una helada, nieve durante la floración y por lluvias unas semanas de lluvias continuas.

A todo esto se añade la afección de las tormentas de ayer en la zona de Belmonte, donde se recogieron más de 35 litros por la tarde. "Partió ciruelas y también ha cogido a las viñas, que están en pleno cuajado", se lamentaba su alcalde, José Carlos Pérez. "Los caminos están intransitables", describía.

En la jornada del jueves, el granizo también llegaba a la zona de Herrera de los Navarros, donde afectaba a parte de los hortales y donde se recogían cerca de 25 litros en el casco urbano. 

Etiquetas
Comentarios