Despliega el menú
Teruel

Una granizada arrasa en 10 minutos el 50% de la cosecha de cereal de Pozondón

El agua entró también en patios de casas y cocheras al inundarse las arquetas.

La tormenta descargó sobre Pozondón dañando campos e inundando arquetas de desagüe
La tormenta descargó sobre Pozondón dañando campos e inundando arquetas de desagüe
HA

Una fuerte tormenta de granizo y agua descargó este miércoles a mediodía sobre la localidad turolense de Pozondón arrasando los campos de trigo y cebada que rodean la localidad y que constituyen la principal fuente de ingresos de los 50 habitantes de este pequeño pueblo de la Sierra de Albarracín.

Según informó el alcalde de la localidad, Mario Cáceres, los agricultores estiman que se ha perdido el 50% de la cosecha de cereal, que este año prometía ser histórica. A falta de una valoración más detallada, que se llevará a cabo a partir de este jueves, hubo campos en los que los destrozos alcanzaron al 70%, si bien en otros no llegó a afectar más que a un 20% de la producción.

El agua entró también en patios de casas y cocheras al inundarse las arquetas

La tormenta se centró en el casco urbano y, por ello, los campos más próximos al caserío fueron los más dañados, mientras que los más alejados "se han salvado en parte", señala Cáceres. En apenas 10 minutos, cayeron sobre Pozondón 37 litros de agua por metro cuadrado, buena parte de ellos en forma de granizo. La pedregada comenzó sobre las 13.00 "y en poco tiempo, casi sin darnos cuenta, estaba todo cubierto de blanco", relata el alcalde.

La tromba desbordó la red de desagües del pueblo, lo que hizo que el agua entrara en patios y cocheras, si bien, según el alcalde, los daños no fueron cuantiosos y se limitaron a "algún mueble y alguna pared mojados". No obstante, muchas de las casas de Pozondón son segundas residencias ahora vacías, por lo que es difícil cuantificar los desperfectos. "El problema no ha sido mayor porque la localidad está en cuesta y la lluvia no se ha acumulado en las calles", dice Mario Cáceres. La carretera de Pozondón a Cella y Monterde también se tiñó de blanco.

También granizó en Huesa del Común y llovió copiosamente en Torralba de los Sisones, si bien agricultores de la zona estimaron que los daños se redujeron "a algo de cereal aplastado".

Etiquetas
Comentarios