Despliega el menú
Aragón

Los bomberos provinciales denuncian falta de personal e impagos de las horas extra

Reclaman un adeudo de más de 1 millón de euros y la DPZ lo achaca a un problema informático que arrastra desde diciembre.

Bomberos de la DPZ.
Bomberos de la DPZ.
Europa Press

Los integrantes del cuerpo de bomberos de la Diputación de Zaragoza, a través del Sindicato de Bomberos Profesionales de Aragón y de la sección de Comisiones Obreras, han vuelto a denunciar la falta de personal y los impagos de las horas extra que sufren desde mayo de 2018. En total, según la institución, de las 156 plazas con las que cuenta el servicio de extinción, 29 están vacantes y otras 13 las ocupan interinos. Según los sindicatos, esas vacantes –a lo que añaden las bajas, permisos o vacaciones- se cubren por el resto de la plantilla a través de horas extra, y el adeudo de estos cometidos supera los 1,1 millones de euros.

Ante esta situación, los efectivos se han negado a seguir realizando esas jornadas extraordinarias, lo que acarrea el cierre puntual de alguno de los distintos parques repartidos por la provincia. El domingo fue el caso de Daroca, jornada en la que los integrantes del parque más cercano, el de Calatayud, a 38 kilómetros, tuvieron que desplazarse a Illueca, con la consiguiente pérdida en la capacidad de respuesta. En el día de ayer, domingo, el turno le tocó a Cariñena, aunque finalmente se abrió tras movilizar personal de otros parques. "En el resto de los que estaban abiertos había dos personas, que es la mitad del servicio mínimo que tendría que haber con por lo menos cuatro. Para toda la provincia había 21 bomberos, cuando como mínimo tendrían que estar 27 y en condiciones normales 35", subraya José Miguel Berzosa, delegado del Sindicato de Bomberos Profesionales.

"Es una situación dramática", resume David Arnal, representante de CC. OO. En este sentido, Berzosa describe que "con solo dos personas no se debería ni actuar, porque así no se garantiza ni la seguridad de los ciudadanos, ni mucho menos la nuestra propia". A este respecto, Arnal lo sintetizaba con un ejemplo: "En un servicio con atrapados tendría que haber cinco personas, porque no puede entrar uno solo, ni los dos que se desplazan, tendría que haber alguien fuera por si pasa algo".

"Delinquir"

Arnal se mostraba crítico y aseguraba que "esto en un servicio público es delinquir, es insostenible", al mismo tiempo que detalla cómo "se nos deben una media de 400 horas por persona, que es un tercio más de la jornada laboral total". "Hemos adelantado dinero, porque los desplazamientos entre los parques los ponemos nosotros", insiste por otra parte Berzosa. Ambos coinciden en señalar a la oposición de 2017 como el origen de buena parte de toda esta problemática: "Entonces se sacaron 40 plazas y no se han cubierto ni la mitad". Aquella convocatoria acabó en los juzgados con el archivo de una querella contra los representantes de la Diputación ante la falta de pruebas de que se hubieran filtrado parte de las preguntas.

"Esa situación se solventará en gran medida en cuanto concluya la oposición en curso, que se retomará el 3 de julio y permitirá cubrir 27 de esas 42 vacantes o interinas", reconocen fuentes de la institución provincial. En cuanto a los pagos, explican que la previsión es regularizar los pagos entre junio, julio y agosto, y achacan la demora a un problema "estrictamente técnico" debido a la "implantación del nuevo programa de gestión del personal y nóminas", problemática que ya llevó a las protestas a todos los trabajadores de la institución en diciembre.

Asimismo, apuntan que, ante la negativa a seguir haciendo horas extra, "los responsables del servicio tienen previstos los distintos escenarios que puedan darse para que las afecciones sean las mínimas posibles" y que "trabajarán de forma conjunta para atender todas las intervenciones que sean necesarias".

Etiquetas
Comentarios