Despliega el menú
Aragón

huesca

"Llevábamos 3 meses sin vernos la familia y hemos venido todos de turismo a Alquézar"

La familia de Miguel Ángel Gómez es una de las muchas aragonesas que este fin de semana ha aprovechado para disfrutar del turismo en Huesca. Recogemos también los testimonios de otra familia, de un grupo de amigos y de una pareja que también se han desplazado a Jaca, a las aguas bravas del Gállego y al ibón de Plan.

Miguel Ángel Gómez y su familia, haciendo turismo con mascarillas, con la colegiata de Alquézar al fondo.
Miguel Ángel Gómez y su familia, haciendo turismo con mascarillas, con la colegiata de Alquézar al fondo.
José Luis Pano

Parejas, grupos de amigos, familias, … Las calles de Alquézar se llenaron este sábado de visitantes, en su mayoría procedentes de Zaragoza, para disfrutar de un apacible fin de semana (aunque con algunas nubes y algo de lluvia sin importancia). Entre ellos estaban un grupo de 13 personas, familiares, de Zaragoza capital y Calamocha que tras tres meses sin verse, decidieron celebrar el pase a la fase 3 alquilando una casa rural en Labata, a los pies de la Sierra de Guara. Dedicaron la jornada a visitar Alquézar: "Era visita obligada, sobre todo sus pasarelas", explicaba Miguel Ángel Gómez

"Hemos venido en tres coches distintos para pasar un fin de semana en familia. Teníamos ganas de vernos, aunque vamos todos con mascarillas, geles y hasta un termómetro. Son nuevos hábitos pero es cómo hay que ir", afirmó. "Ahora que ya se puede salir va a haber una desbandada de gente de Zaragoza para ir al Pirineo, que lo tenemos cerca de casa y es muy bonito", augura. Cree que hasta que no haya una vacuna no habrá una tranquilidad absoluta, pero también que "siendo responsables se puede seguir saliendo". 

Verónica Ramírez y José María Gregorio, con su hija Raquel del Pilar, delante de la Ciudadela de Jaca.
Verónica Ramírez y José María Gregorio, con su hija Raquel del Pilar, delante de la Ciudadela de Jaca.
Laura Zamboraín

"Ahora la previsión del tiempo queda en segundo plano"

Ya no importa que la meteorología sea buena o mala. En este fin de semana de fase 3 lo que primaba para muchos aragoneses era poder salir, ya no de casa, sino de su ciudad y provincia. Es el caso de una familia de Zuera que llegó el viernes a Jaca y se quedará hasta este domingo. "Teníamos muchas ganas de salir y disfrutar en familia de hacer cosas diferentes. No nos ha importado mucho el tiempo, ha quedado un poco en segundo plano, no como antes que lo primero que mirábamos era si iba a llover o a hacer bueno", dijo Verónica Ramírez tras visitar la Ciudadela de Jaca junto a su pareja, José María Gregorio, y su hija, Raquel del Pilar. "Nos ha gustado mucho. Era la primera vez que venía y la guía de la visita nos ha encantado. La niña ha disfrutado mucho con la exposición de Playmobil", añadió. 

En Jaca se hospedan en una residencia y están disfrutando del turismo gastronómico, además de visitar la ciudad y el valle del Aragón. Es su primera salida fuera de la provincia de Zaragoza tras levantarse el confinamiento "y la primera de las muchas que pensamos hacer porque ahora valoras muchísimo más estas cosas".

Pablo Oliver y sus amigos, a punto de inicial el descenso en rafting por las aguas bravas del Gállego.
Pablo Oliver y sus amigos, a punto de inicial el descenso en rafting por las aguas bravas del Gállego.
Alicia Ferrer Goded

"Las medidas de seguridad nos han sorprendido"

Un grupo de diez amigos procedentes de Zaragoza fueron casi los primeros en estrenar este sábado la nueva temporada de aguas bravas de la empresa UR de Murillo de Gállego. Durante la fase 2 ya subieron hasta la cima del Moncayo, pero tenían "muchas ganas" de poder salir de la provincia y recomendaron esta experiencia "al 200%". Algunos ya habían hecho otras actividades acuáticas como kayak o barrancos, pero nunca rafting. "Ha sido fabuloso", resumieron. 

Y es que aparte de la adrenalina de atravesar en barca los rápidos del Gállego, valoraron especialmente las medidas implantadas por la empresa para ofrecer la máxima seguridad sanitaria tanto a los clientes como a sus trabajadores. "Nos han dado una mascarilla especial para el agua –son reutilizables y permiten hasta 30 lavados– y guantes, están continuamente con el jabón, con las distancias... Nos ha sorprendido", destacó uno de ellos, Pablo Oliver. Han alquilado una casa rural de la cercana localidad de Biscarrués y esperan completar el fin de semana con una excursión este domingo al castillo de Loarre y algún sendero "para mover un poco las piernas". 

Gabriela Gimeno y Javier López, a los pies del ibón de Plan.
Gabriela Gimeno y Javier López, a los pies del ibón de Plan.
G. G.

"Hemos salido en estampida de Zaragoza, había ganas de libertad"

Gabriela Gimeno y Javier López, una pareja de Zaragoza, aprovecharon la recién estrenada libre circulación entre las provincias aragoneses para viajar al valle de Chistau. La semana anterior habían estado también en Daroca y el Aguallueve de Anento. Este sábado subieron al Pirineo por Monrepós y se encontraron con "bastante tráfico" para su sorpresa. «No sé si pasa todos los fines de semana o es que hemos salido todos en estampida desde Zaragoza. Se nota que la gente tenía ganas de libertad», bromearon. 

Están alojados en un apartamento "con mucho encanto" en Plan, donde además este sábado ya hicieron una excursión por el conocido Ibón Basa La Mora o de Plan, donde había "bastante gente" con unos 30 coches aparcados. "Es una sensación rara porque por un lado vas con mascarillas e intentando guardar las distancia, pero luego viene alguien y te deja su móvil para que le hagas una foto, lo cual no tiene mucho sentido", explicaron. Este domingo tienen previsto hacer una ruta a pie por Plan, Gistaín y San Juan de Plan y, como colofón, disfrutar de la gastronomía del reconocido restaurante La Capilleta. "Nos han dado reserva a las 15.15 porque estaba lleno", señalaron. 

Etiquetas
Comentarios