Despliega el menú
Aragón

automoción

"Se trabaja en revertir el cierre de la planta de Nissan y garantizar su continuidad"

El secretario general de Industria, Raúl Blanco, que ha participado en la jornada sobre el futuro de la automoción organizada por Mobility City, de la Fundación Ibercaja, ha comprometido su "apoyo total" a los 3.000 trabajadores directos y 30.000 indirectos. "Tiene que ser la última planta en cerrar en España", ha advertido el director general de Anfac, José López-Tafall 

Protestas de trabajadores de Nissan en Barcelona
Protestas de los trabajadores de Nissan en Barcelona
EFE

"Un día triste para la automoción, que una empresa histórica que iba a cumplir cien años el próximo 1 de junio diga que se marcha de Barcelona es una decisión mala para el sector y para la empresa. No se sostiene económicamente y el cierre va a ser difícil, caro, largo y duro", ha advertido Raúl Blanco, secretario general de Industria y de la pyme del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, al intervenir en la videoconferencia 'El futuro de la industria de la automoción' organizada por Mobility City, de la Fundación Ibercaja, en la que ha participado también José López-Tafall, director genera de Anfac (Asociacion nacional de fabricantes de automóvil y camión).

Desgranando los orígenes de esta industria Ford Motor Company, que empezó en Cádiz en el año 1923, que en el 29 fue nacionalizada convirtiéndose en Motor Ibérica y a la que Nissan no llegó hasta los años 80, el secretario general de Industria ha comprometido su "apoyo total" a los 3.000 trabajadores directos y los 30.000 indirectos afectados por el cierre y les ha reiterado el "rechazo del Gobierno a esta decisión así como que "siguen trabajando por la continuidad industrial en la planta, todas las Administraciones juntas, junto con los sindicatos para garantizar ese futuro y hacer lo que se pueda por mantener la actividad".

Blanco ha reprochado a Nissan llevar diez años sin invertir en la planta y ha indicado que la obligación del Gobierno es acompañar al sector y a todas las fábricas españolas, reconociendo que no tener los centros de decisión en nuestro país es una debilidad, a invertir y que sean las más competitivas. "Esa es la única garantía de futuro y de empleo", ha dicho, y "vamos a trabajar en que se encuentre una solución y lo que estamos viviendo hoy no se repita".

"La automoción es un sector clave para nuestra balanza por cuenta corriente, la primera vez que está en equilibrio. La economía del país no se entiende sin la automoción", ha subrayado el secretario general de Industria, si bien, en cuanto a las ayudas inmediatas para reactivar la demanda que todas las patronales del sector le vienen reclamando desde que se inició la desescalada, solo ha avanzado lo que ya se sabía, los 65 millones del Plan Moves para vehículo eléctrico que irán al Consejo de Ministros la próxima semana, pero sin cuantificar esas ayudas a la renovación del parque para todo tipo de coches, tanto de combustión tradicional como alternativa que le vienen reclamando. Argumentando que están con unos presupuestos prorrogados desde 2018 y poco margen, ha precisado que "esperamos tener buenas noticias pronto". 

Por su parte, el director general de Anfac, José López Tafall ha insistido en la necesidad de "intensificar los esfuerzos en ayudas a la demanda en el corto plazo" y "actuar con rapidez" en línea con lo que están haciendo otros Gobiernos como el francés. 

Blanco ha aludido también a ese fondo de reconstrucción que tiene que venir de Europa. "La Comisión Europea lo está preparando y buena parte tiene que venir a proyectos industriales y de movilidad", ha señalado. "Europa no puede renunciar a la automoción por la capacidad tecnológica que representa, la innovación y el empleo de calidad.

Etiquetas
Comentarios