Despliega el menú
Aragón

La vuelta de Opel PSA reactiva el arranque de toda la industria auxiliar y logística

Figueruelas reabrirá este lunes con unos 250 operarios, que serán 500 al día siguiente y un millar el miércoles en la línea del Corsa. Poder recuperar el volumen de producción previo dependerá de la respuesta de los mercados  

Aliviada respira la industria auxiliar aragonesa. Por fin, cientos de proveedores volverán a fabricar componentes para la automoción y otras tantas empresas logísticas a moverlos para que lleguen ‘just in time’ a la planta zaragozana de PSA, que, de momento, arrancará este lunes solo con una línea, la del Corsa y en un turno

Hace un par de semanas que algunas auxiliares en Aragón retomaron ya la actividad para atender pedidos de exportación y dar servicio a otros constructores como Renault, Volkswagen o Ford –que adelantaron la reapertura de sus fábricas–, pero el grueso, que trabaja para Opel PSA, lo hará mañana lunes.

La primera industria de Aragón tirará de las demás para retomar la actividad productiva, paralizada desde hace casi dos meses. La fábrica de Figueruelas se despidió de la producción, con el turno de noche, el pasado 16 de marzo. Desde entonces, por la planta solo han pasado técnicos de mantenimiento y personal de RR. HH. y Seguridad y Salud para implantar el protocolo de actuación en los puestos de trabajo que exige esta nueva realidad.

Así, mañana acudirán a la planta zaragozana 250 operarios de las naves de Pinturas y Carrocerías. El martes serán el doble y se ocuparán de poner en marcha la operativa y preparar la línea del Corsa para que eche a andar el miércoles con mil operarios

Los autobuses, aunque al 50% de ocupación, volverán a cubrir la ruta a Figueruelas y el que vaya en coche particular, desde el martes deberá acudir con la ropa de trabajo puesta (incluidos zapatos de seguridad) y llevarse una dotación de ropa limpia para evitar concentraciones en los vestuarios. El control de temperatura –al entrar por las puertas 3 y 5–, el uso de mascarillas, gafas y gel hidroalcohólico, la obligación de mantener la distancia entre personas en toda la fábrica, incluidas áreas de descanso, son parte de las instrucciones. Además, se dejarán las puertas abiertas para no tocar los pomos, se limpiarán frecuentemente herramientas y superficies de trabajo y se ajustarán rotaciones entre equipos para evitar cruces.

A menor velocidad

Con este nuevo manual de trabajo , la primera línea en arrancar será la del Corsa y lo hará con solo un turno en lugar de tres y a una velocidad muy inferior a la habitual. No ensamblará 1.200 coches al día, como ocurría antes del 16 de marzo –cuando se paró todo–, sino menos de 400

«Se ha bajado la velocidad de la línea. Se harán más pausas para poder espaciar al personal y que no coincida. Habrá que parar a menudo para desinfectar las máquinas antes y después del uso. Todo irá más despacio», explicó Sara Martín, presidenta del comité en Figueruelas, que pidió a todos responsabilidad individual y colectiva.

«Partíamos de una muy buena situación en producción antes del coronavirus y recuperarla dependerá de como se reactiven las ventas y también de que seamos capaces de cumplir y exigir que se cumplan todas las medidas de seguridad». Habrá equipos que verificarán a diario su aplicación.

«Escalonada y segura». Así ha preparado la vuelta PSA, que lleva semanas trabajando para implantar un estricto protocolo de medidas sanitarias reforzadas, consensuadas con la parte social y auditadas en abril. Estas dos primera semanas, la compañía fabricará solo Corsas y a un turno, por la tarde. Aún no ha decidido cuándo podrá en marcha la otra línea. «Proteger a los empleados y proteger a la compañía» es la prioridad, subrayó Xavier Chéreau, director de RR. HH. del grupo PSA.

«El arranque va a ser muy poco a poco», constató David Romeral, gerente del Clúster de la Automoción de Aragón (CAAR). «Tienen que esperar que se activen las ventas». Hará falta tiempo, advirtió, para «volver a los índices de producción previos». Y mientras tanto, añadió, «buscamos alianzas con Arahealth, el clúster de la salud, para ver si conseguimos test para las empresas».

«Valeo, Lear, Adient, Gestamp, Mann+Hummel o Ti Group –que acaba de pactar un ERTE hasta julio complementado al 80%–, entre otras auxiliares, han tomado medidas de seguridad al mismo nivel que PSA», corroboró Juan Arcéiz, responsable del Metal en UGT Aragón. Lo primordial es «evitar contagios», indicó, para que el ritmo –hay orden de solo producir lo que esté vendido– vaya recuperándose» aunque «es muy difícil que la fábrica pueda estar al 100% antes del verano».

Para la secretaria general de Industria de CC. OO. Aragón, Ana Sánchez, «lo determinante es el mercado: las ventas de coches han caído en picado y habrá que esperar a ver cómo responden para poder tener producto que manufacturar». De momento, señaló, «si hay un sector preparado para arrancar es el del auto». 

Etiquetas
Comentarios