Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

coronavirus

Conciliar, una misión imposible (también) en la desescalada

Con el curso escolar suspendido y la progresiva vuelta de los adultos al trabajo, la gran incógnita es qué hacer con los niños en casa. Que los abuelos se queden al cargo de los nietos no es una opción esta vez, dado que los mayores son población de riesgo

Los psicólogos advierten: los menores de 6 años necesitan salir a la calle
La odisea de entretener a los niños pequeños mientras los padres trabajan en casa
Jordi Ferrer

Tímidamente aflora un problema que muchos padres veían venir desde hace semanas. A partir de hoy algunos adultos recuperarán sus rutinas laborales pero… ¿Qué hacen sus hijos en casa? ¿Con quién se quedan? ¿Hay algún plan previsto para la conciliación durante la desescalada? De momento, y como tantas otras cosas en esta crisis sanitaria, hay más dudas que certezas.

El protocolo diseñado por el Ejecutivo de Pedro Sánchez apenas señala vagamente que hay que continuar fomentando el teletrabajo y que, en una segunda fase, se contempla “la apertura de las escuelas de infantil hasta 6 años para familias que acrediten que los progenitores tienen que realizar un trabajo presencial”. Esta medida, además de que incluye una limitación de aforo de los centros y estrictas medidas sanitarias, se queda corta a juicio de muchos progenitores.

“Es insuficiente porque aboca a que muchos niños entre 6 y 14 años tengan que quedarse solos en casa”, lamenta el presidente de la Asociación de Familias Numerosas de Aragón, Alejandro López-Blanco. Desde 3ymás solicitan a los gobiernos central y autonómico “un plan real de conciliación laboral y familiar” ahora que comienza a atisbarse que se retoma la actividad laboral tras el confinamiento porque “no puede ser que todo pase por solicitar excedencias o reducciones de jornada, justo ahora que hay una gran incertidumbre laboral”.

“¿Concilia-qué? Ahora es imposible trabajar en condiciones normales. Tengo tres niños y me paso las mañanas ejerciendo de profesora, cada cual en su nivel. Para cuando me doy cuenta ya se ha hecho la hora de comer y, por la tarde, tengo que compatibilizar mi teletrabajo con su horario de paseo”, explica Marta Mayor, secretaria de administración, cuyo marido “echa una mano” pero ha tenido que seguir trabajando presencialmente estos días. Él forma parte del 49% de trabajadores que, según el módulo sobre conciliación de la Encuesta de Población Activa, no pudo modificar en 2019 su jornada laboral para asumir responsabilidades domésticas o cuidar de terceros.

Entre las propuestas que se escuchan estos días para hacer más llevadera la situación, figura el que los ayuntamientos ofrezcan planes de ocio para los menores, el establecimiento de jornadas laborales intensivas para los padres y la apertura de colegios, si bien hay educadores que critican “la ocurrencia” porque “la escuela no es una guardería”. Celia Chavero, experta en conciliación familiar, opina que “una familia no puede permitirse el lujo de ver recortados sus ingresos en esta situación" por lo que no considera que las reducciones de jornada sean la fórmula idónea. Chavero sugiere que los progenitores puedan trabajar en jornadas intensivas para que, de esta manera, se puedan turnar los padres en el cuidado del hogar y de los hijos.

"No puede ser que todo pase por solicitar excedencias o reducciones de jornada"

Lo que este 2020 de pandemia no es una opción es la tabla salvavidas a las que muchas familias recurren cuando se ven superados: los abuelos. Muchos los definen como "cuidadores informales" de los menores, pero hay que contar que son población de riesgo y que los chavales, aún asintomáticos, pueden ser portadores del virus. Así, muchos mayores han pasado casi dos meses sin ver a sus nietos y lo recomendable sería que, hasta que no se tengan certezas (y vacunas) sobre la enfermedad, continúe esta cuarentena familiar. No obstante, conforme se van relajando las medidas de confinamiento se ve que mantener estas distancias va a ser muy complicado.

Este debate ha llegado, de hecho, a los grupos parlamentarios de las Cortes de Aragón, donde CHA apunta que “el problema se agrava más en el medio rural aragonés, donde muchas veces los menores solo pueden quedarse con sus abuelos, en este momento las personas más vulnerables ante la covid19”. La formación aragonesista recuerda que en Aragón hay aproximadamente 185.000 escolares de entre 2 y 14 años pero desde el Gobierno central solo se ha dado una alternativa para las familias con menores de 6 años para los que se propone la apertura de los centros educativos. La secretaria general de CHA, Isabel Lasobras, pide información sobre el tiempo de apertura, los plazos de inscripción y los criterios para priorizar la hipotética apertura de escuelas para los más pequeños. ¿Se podrán celebrar las habituales colonias urbanas en junio? ¿Abrirán centros deportivos o ludotecas en julio? Los padres cruzan los dedos, pero la decisión aún está en el aire.

Por un teletrabajo con garantías

Por su parte, los sindicatos, que advierten de que el teletrabajo puede traer grandes beneficios, pero la conciliación no está siendo de momento uno de ellos porque “se ha implementado con prisas y de urgencia, sin haberlo planteado bien”. Así, desde CC OO y UGT abogan por legislar sobre el teletrabajo, para que “se desarrolle en condiciones dignas, sin riesgos psicosociales, y se respete la jornada laboral, la conciliación y el derecho a la desconexión”. Sobre la reapertura de escuelas infantiles, advierten de que puede poner en riesgo la salud de profesorado si no se garantizar medidas de protección: uso de mascarillas, higiene de manos, evitar contacto físico...

El teletrabajo, además, aumenta el estrés de muchos empleados, sobre todo, si tienen criaturas pululando alrededor. Según una encuesta de IESE Business School, más del 40% de los españoles se sienten "muy estresados" por el trabajo en remoto y en torno a la mitad de ellos tienen a cargo el cuidado de los que están en casa.

De momento, fuentes gubernamentales aseguran que trabajan en definir un plan de conciliación, pero dicen que los trabajadores con hijos menores de 14 años “seguirán contando con prioridad para proseguir el teletrabajo”. El Ejecutivo se remite a “las órdenes que se dictarán para cada una de las fases del plan de desescalada”, donde se irán concretando medidas. Por lo pronto, explican, está previsto que en la fase dos los alumnos de Secundaria puedan volver a clase con carácter voluntario y división de los grupos de más de 15 estudiantes al 50% para asistencia alterna. En cualquier caso, esa fase dos tardará aún en llegar y sabido es que muchos centros escolares no abrirán hasta pasado el verano.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión