Despliega el menú
Aragón

Aragón

La DGA presenta una propuesta para iniciar la desescalada de modo "prioritario" en el medio rural

El plan se divide en cuatro fases y se iniciaría en municipios de menos de 5.000 habitantes, excluyendo los del área metropolitana

Francisco Javier Falo.
Francisco Javier Falo en una rueda de prensa anterior.
HA

Iniciar la desescalada con carácter prioritario en el mundo rural. Esa es la propuesta que la DGA va a hacer llegar al Gobierno central a través de un documento con las orientaciones de la Comunidad en un proceso de desescalamiento. Así lo han presentado este lunes el director general de Salud Pública, Francisco Javier Falo, y el comisionado para la lucha contra la despoblación, Javier Allué. "La propuesta es primar medidas adicionales ligadas a los territorios más despoblados", ha señalado Falo. El eje para comenzar, ha añadido, sería el de núcleos de población con menos de 5.000 habitantes. "Todos los que se configuran por debajo recogen una cantidad de gente suficiente que nos permite identificar un signo si hay un cambio en la tendencia y nos permite identificar, seguir y ver señales", ha afirmado Falo.

Por su parte, Allué ha desgranado las distintas fases que contempla el documento. Una primera fase, hasta el 2 de mayo propone que los municipios de menos de 5.000 habitantes, excluidas las áreas metropolitanas, se levante el confinamiento limitando a la movilidad al interior del núcleo. "Estamos hablando de salir a hacer ejercicio sin contacto, de salir a los huertos", ha precisado Allué. En esta primera fase, los municipios de menos de 1.000 habitantes podrían plantearse la apertura de actividades comerciales no esenciales. En una segunda fase, del 2 al 15 de mayo, podrían abrir también en los municipios de menos de 5.000 y se podría habilitar la circulación entre municipios libres de Covid-19. Además, los municipios entre 5.000 y 10.000 verían levantado su confinamiento, de nuevo con la excepción de las áreas metropolitanas. La tercera fase, del 16 al 29 de mayo, los municipios de menos de 5.000 habitantes podrían recuperar un "estado general de normalidad", con determinados límites en la hostelería, por ejemplo. Los que tengan entre 10.000 y 20.000, excepto Utebo, Cuarte y las áreas metropolitanas, podrían levantar el confinamiento. La última fase, del 30 de mayo al 8 de junio, podría hablar de apertura de circulación con localidades. Todas las fases están condicionadas a una evolución de los datos del coronavirus favorable, como ha aclarado Allué. Además, otro criterio es que ante la presencia de brotes activos no se podría abrir.

"Hay dos justificaciones importantes para presentar un documento de estas características", ha asegurado Allué: "En casi todas las zonas básicas de salud aragonesa en el mundo rural han tenido una incidencia de casos graves por debajo de uno de cada 1.000 y si la dispersión y la densidad de las zonas rurales juega en perjuicio de los habitantes de esa zona, puede jugar ahora en beneficio al anticiparse las medidas de desescalada".

De esta manera, tal y como ha recordado Allué, los municipios de menos de 1.000 habitantes son 628 y afectaría a 140.000 personas y hay 650 con menos de 5.000 para un total de 300.000 personas.

Etiquetas
Comentarios