Despliega el menú
Aragón

coronavirus

Alegría, dudas y miedo ante la salida de los niños

Cuatro familias zaragozanas explican cómo se sienten ante el anuncio de que los menores podrán pasear por la calle, con ciertas restricciones, a partir del próximo lunes.

La familia Cervera Oroquieta (de izquierda a derecha): Juan Ignacio, Ángela, Carmen, Victoria, Juan Ignacio, Pilar, Alejandro y Paula..

Cumplir años en cuarentena es complicado, pero más cuando alcanzas los 16 años y sabes que es probable que no estés incluido en el colectivo de los niños, el primero que saldrá a la calle. Hace una semana fue el cumpleaños de Jorge, el hijo mayor de Eva María Martínez y Ángel Alquézar, y unos días después, el Gobierno confirmó que todavía tardaría un tiempo en volver a pasear o correr. "El pequeño, de 11 años, se alegró mucho, pero Jorge se enfadó", recuerda Eva, quien entiende que determinar una edad es complicado puesto que ambos son todavía "niños". 

"Lo están llevando bien, pero ya necesitan salir, andar, respirar...", subraya. No obstante, aún no sabe cómo gestionará que uno de sus hijos pueda ir a la calle y el otro no. "Va a crear conflicto entre los hermanos", vaticina. Además, recuerda que es importante que los menores tengan otras opciones que estar todo el día enganchados al ordenador –bien para estudiar o por ocio–.

Eva María, Jorge, Ángel y Rubén, durante la fiesta de cumpleaños del segundo.
Eva María, Jorge, Ángel y Rubén, durante la fiesta de cumpleaños del segundo.
E. M. M.

Una visión similar tiene Juan Ignacio Cervera, padre de seis hijos, cuyas edades van desde los 23 años de Paula hasta los 9 de Victoria. "Mi hijo Alejandro, de 14 años, dice que podría estar otros dos meses en casa", explica preocupado ante la pérdida de socialización directa que se puede llegar a producir entre algunos jóvenes. Por el contrario, su hija pequeña, Victoria, está emocionada con la posibilidad de ir a la calle: "Tiene muchas ganas de salir y también de confraternizar con los amigos, aunque ya le hemos dichos que eso todavía no lo podrá hacer". 

Además de Victoria, las gemelas Pilar y Ángela, de 12 años, también podrán salir a la calle, aunque ellas ya podían hacerlo debido a que tienen una discapacidad intelectual. "Aunque el Gobierno lo permite, lo hemos evitado porque son muy afectivas y enseguida van a saludar y tocar a la gente. Es complicado explicarles la nueva situación", reconoce. El confinamiento también ha cambiado sus rutinas, una cuestión que ha afectado directamente a sus conductas. La familia la completan Carmen, la madre; Juan Ignacio, de 21 años; y Paula, de 23. Ambos estudian a distancia sus respectivas titulaciones universitarias.

Lorena, Joel y Jenifer en su vivienda en Zaragoza.
Lorena, Joel y Jenifer en su vivienda en Zaragoza.
Camino Ivars

Aunque la alegría fue la primera emoción que sintió Jenifer Platero cuando se anunció la salida de los menores a la calle, ahora reconoce que tiene cierto miedo. "Sabes que el virus todavía está ahí. Además, cuando un día fui con Joel, de 5 años, a bajar la basura y le dije que no podía tocar nada, enseguida se asustó y quiso volver. Me preocupa cómo afrontará el momento de salir", explica. En estos dos meses, Joel no se ha quejado de estar en casa "porque está todo el día con sus mamás y hace videollamadas con los amigos". Aún así, Jenifer considera que será positivo que se "despegue" un rato de las pantallas. Para ella también supone una buena noticia, puesto que debido a su embarazo necesita pasear: "Hasta ahora he estado haciendo gimnasia con el niño en la terraza".

Con incertidumbre y miedo. Así recibió Raquel Langarita la posibilidad de salir a la calle con sus hijos Marcos, de 9 años, y Sara, de 3. "El primer día no creo que me atreva", reconoce, aunque no descarta pasear los posteriores. "Les irá bien estirar las piernas, aunque primero tendré que ir a comprar las mascarillas", puntualiza. En su caso, ambos están "llevando bien" el confinamiento porque son muy "caseros". "Lo que más echan de menos es ir al pueblo el fin de semana y ver a sus abuelos paternos. También están muy acostumbrados a estar todos los días con mi madre", recalca. Esta madre se pregunta cómo se podrán ejecutar las salidas, puesto que si su marido está trabajando, necesita poder ir con ambos menores a la vez.

Raquel, Sara, Marcos y José Antonio, ayer en su vivienda de Zaragoza.
Raquel, Sara, Marcos y José Antonio, ayer en su vivienda de Zaragoza.
R. L.

Todas estas familias esperan que se detalle con precisión cómo podrán salir a la calle, qué posibilidades tendrán los menores y, sobre todo, el límite de edad estipulado por el Gobierno. La previsión inicial abarcaba hasta los 12 años, pero algunos presidentes autonómicos trasladaron aPedro Sánchez la necesidad de ampliar esta opción. Este martes se pondrá fin a la incertidumbre provocada en las familias y los niños, que seguirán sobrellevando esta cuarentena como verdaderos héroes.

Los niños de hasta 12 años podrán salir a la calle a partir del 27 de mayo. Pero serán salidas muy limitadas y puntuales. Todavía no hay detalles exactos de cómo funcionarán, pero sí se sabe que serán condiciones estrictas para evitar nuevos contagios. Quizá en grupos de hasta tres personas, de la mano de un adulto, por un máximo de 30 minutos y sólo alrededor del domicilio familiar.
Etiquetas
Comentarios