Despliega el menú
Aragón

Heraldo Joven

Así será la prueba de Selectividad: varias preguntas a elegir y de todos los bloques de la asignatura

Aragón aún no ha fijado la fecha para realizar el examen de acceso a la Universidad (Evau). Las comunidades que ya tienen calendario la han aplazado a julio. 

Los exámenes de la EVAU serán del 10 al 12 de septiembre.
Los exámenes de la EVAU serán del 10 al 12 de septiembre.
Guillermo Mestre

Cuando se declaró el estado de alarma por el coronavirus, más de 7.000 jóvenes aragoneses de 2º de Bachillerato estaban inscritos en la prueba de Evaluación para el Acceso a la Universidad (Evau, antigua Selectividad). Un número que a la hora de la verdad suele reducirse en junio a algo más de 5.000 estudiantes, teniendo en cuenta los que no aprueban o deciden seguir algún otro tipo de estudio. A la incertidumbre de cuándo regresarán a las aulas, que los expertos creen que no será posible hasta avanzado mayo, se suma la inquietud por saber cómo será un examen al que acudirán con prácticamente un tercio del temario estudiado en casa con clases a distancia.

La prueba, según acordaron los ministerios de Educación y de Universidades con las comunidades autónomas, se adaptará en términos de mayor flexibilidad, "de tal forma que haya más opciones para que el alumno que ha trabajado en contenidos diferentes, no solo entre distintas comunidades sino entre distintos centros de la misma región, pueda demostrar lo que sabe, no aquello que no ha dado",  dijo la ministra de Educación, Isabel Celaá.

Se busca con ello paliar la ausencia de clases presenciales durante el tercer trimestre, y las difíciles condiciones de estudio que provoca la cuarentena, especialmente en los hogares más desfavorecidos que carecen de ordenadores y acceso a internet.

En general, la idea es hacer al alumnado una propuesta de examen con varios enunciados (preguntas, cuestiones, problemas, etc...). Además, en el ejercicio de cada asignatura se procurará introducir al menos un contenido de cada uno de sus bloques temáticos. No se trata de recortar temario, ya que es imposible.Cada profesor puede variar el orden en el que imparte los temas. Así, por ejemplo, en Historia del arte o Historia de España lo normal es que los contenidos se expliquen cronológicamente, pero en Matemáticas o Lengua española y Literatura el orden en que se ven las distintas partes puede variar.

Los enunciados propuestos serán opcionales, ninguna pregunta o cuestión puede ser obligatoria. De esta forma el estudiante puede configurar un conjunto de respuestas que le permitan alcanzar la máxima puntuación (10) aunque en las clases presenciales, hasta el pasado 10 de marzo, no se haya desarrollado una parte del currículo de la materia.

La comisión organizadora de la Evau en Aragón ya ha remitido unas primeras orientaciones a los centros. "Ahora mismo estamos trabajando en perfilar la nueva estructura de los exámenes pero no será hasta después de Semana Santa cuando podamos aprobarlo en la comisión y después publicarlo en la página web en la zona habitual de armonización", explica su presidente, Fernando Zulaica. Los armonizadores de cada asignatura se encargan de diseñar estos nuevos ejercicios. Para cada asignatura se cuenta con un profesor de Universidad y un ayudante, que es un profesor de Enseñanzas Medias de esta materia que no imparte docencia en 2º de Bachillerato. La excepción es Lengua española y Literatura, en la que hay un docente universitario de cada especialidad y un ayudante.

Esta comisión plantea dos forma diferentes de pruebas según las asignaturas, aunque la propuesta todavía tiene que recibir el visto bueno definitivo. Para Matemáticas,  Matemáticas aplicadas a las Ciencias Sociales, Fundamentos del arte, Historia del arte, Biología, Química, Física, Dibujo técnico y Geología se propone una "batería" de preguntas con una cantidad suficiente para que el alumno seleccione un número de ellas fijado de antemano por el tribunal. En este caso, todas tendrían la misma puntuación y serían de una tipología similar.

Otro tipo de ejercicio se contempla para Historia de España, Lengua española y Literatura, Inglés, Francés, Alemán, Latín, Griego, Diseño, Economía de la ampresa, Geografía, Artes escénicas, Cultura audiovisual e Historia de la filosofía. Este consistiría en agrupaciones de preguntas en bloques separados que el estudiante podrá combinar a la hora de responder sin que se presenten como opciones fijas, como ocurría hasta ahora. Cada bloque o agrupación de preguntas tendrá diferente puntuación.

A la espera de cómo evoluciona en esta semana la pandemia y ante la "incertidumbre" que existe todavía sobre cuánto se prolongarán el estado de alarma y las restricciones, Aragón todavía no ha fijado la fecha de la Selectividad, apunta Zalaica. "No hemos querido anticiparnos ni precipitarnos", dice. También están pendientes de las decisiones que se puedan tomar en la próxima Conferencia Sectorial de Educación que está previsto celebrar el próximo 15 de abril.

El nuevo decreto establece que los exámenes se pueden llevar a cabo entre el 22 de junio y el 10 de julio. Casi todas las autonomías que ya lo han hecho se han ido a los últimos días de la horquilla en julio y, en principio, esta es también la intención de Aragón. En los días 1, 2 y 3 de julio los han fijado Castilla y León e Islas Canarias. Mientras, País Vasco, Madrid y Murcia los desarrollarán el 6, 7 y 8 de julio. Andalucía, Cataluña, Galicia e Islas Baleares los harán el 7, 8 y 9 de julio. En Cantabria serán del 8 al 10 de julio.

"Es coherente y los alumnos no son tratados de manera injusta"

¿Puede acarrear un déficit curricular para entrar en la Universidad? La directora del IES Cinco Villas de Ejea de los Caballeros, Eva Bajén , valora desde su experiencia personal que las decisiones que se están tomando son "coherentes" y lograrán el objetivo que se persigue, que "los alumnos no sean tratados de manera injusta en una situación tan extraordinaria".

"En esta situación tan anómala no se puede pensar que los alumnos lleguen mal preparados a la Universidad, porque ya llevan mucho tiempo trabajando durante la ESO y en Bachillerato. Lo que pueden perder en un trimestre sin clases presenciales, pero sí estudiando en casa, aunque los resultados no sean los mismos, no creo que sea muy significativo", opina esta docente, que también preside la Asociación de Directores de Instituto de Zaragoza (Adizar). Recuerda que la nota media de Bachillerato constituye el 60% de la de Selectividad. Asimismo entiende que la universidad puede, si es preciso, adaptar su programación para que los estudiantes adquieran esos contenidos que pueden perder en esta recta final de 2º de Bachillerato. 

Sigue las últimas noticias del coronavirus.

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias, claves y datos sobre el coronavirus.

 

Etiquetas
Comentarios