Despliega el menú
Aragón

La sanidad en Aragón

"Es una bomba de relojería reutilizar batas y mascarillas"

Los sanitarios de los hospitales de Zaragoza insisten en criticar las condiciones en las que trabajan y en trasladar su "preocupación" por contagiar a sus familias.

El ambiente a las puertas de las urgencias de los dos principales hospitales de Aragón, el Miguel Servet y el Clínico, era este martes de relativa tranquilidad, pero la procesión iba por dentro. Los sanitarios salían a respirar, tomarse un café y fumarse un cigarro, y a poco que se entablara una conversación con ellos salía a relucir el "racionamiento" del material de protección, fruto de una escasez acentuada por un uso intensivo. "Es una bomba de relojería que tengamos que reutilizar las batas y las mascarillas", señalaban los profesionales.

Todos conocen a compañeros que han tenido que recluirse en casa tras contagiarse del coronavirus y advierten de que seguirá pasando porque no lo pueden combatir de la mejor manera posible. "Las batas son impermeables y deberían ser de un solo uso, pero se llevan a esterilizar después de cada turno. Y nos tenemos que fiar de que se hace en las debidas condiciones", apuntaban dos sanitarias sin ocultar su preocupación por llevar la enfermedad a casa.

Esta misma denuncia la hizo pública el sindicato CSIF, que apuntó que no solo hay un riesgo de contaminación en la central de esterilización, sino que, a su juicio, "no hay ningún tipo de seguridad de que las batas impermeables estén libres de Covid-19" cuando tienen pliegues y costuras a las que el vapor "no llega".

Tema aparte son las mascarillas. El personal de urgencias intenta blindarse con una doble capa. Las mascarillas de mayor protección, conocidas ya popularmente como las "pato", se deben reciclar toda la semana, por lo que encima se enfundan cada día otra quirúrgica. "Respirar así toda la jornada... No le quiero ni contar", relataba otro profesional.

Luego están las "categorías" en función del grado de exposición a la enfermedad, aunque para algunos no deja de ser una discriminación y supone una protección de primera y de segunda. Los médicos reciben las mejores, las mascarillas FFP3, mientras los enfermeros, auxiliares de Enfermería (TCEA) y celadores cuentan con las FFP2, según cuestionaron profesionales afectados.

Otros que trabajan en las plantas superiores del hospital Miguel Servet a media jornada cuestionan que tienen que compartir la misma bata con el compañero al que relevan. "Te tienes que fiar y el riesgo se multiplica aún más", señalaban.

Mientras tanto, el personal de las ambulancias del 061 y militares de la Agrupación Sanitaria (Agrusan) del Ejército de Tierra desinfectaban sus ambulancias de forma exhaustiva. El conductor y técnico del servicio dependiente del Salud confesaba que dedica "una media hora" al terminar cada traslado, de los que hace unos seis o siete en cada turno. Dos militares ‘fumigaban’ el vehículo, forrado de plástico, antes de acudir de inmediato a otro aviso.

En estos momentos, la Agrusan número 3 (Zaragoza) tiene destinados a  la lucha contra la pandemia de Covid-19 a 35 especialistas de tropa en apoyo sanitario y tres de soporte vital básico a disposición del 061. Disponen de dos ambulancias militares que cubren los servicios que se les encargan desde el 061 y trabajan las 24 horas del día en turnos de 8 horas. 

(Consulta toda la información sobre coronavirus)

Etiquetas
Comentarios