Despliega el menú
Aragón

Covid-19

Ganaderos en crisis, pero muy solidarios

Productores de ovino y caprino ponen en marcha una plataforma a través de la cual realizan donaciones de carne a residencias de ancianos, centros sanitarios o comedores sociales.

La iniciativa 'Ganaderos Solidarios' reúne a productores de toda España para donar carne a los colectivos más vulnerables y castigados por el Covid-19.
La iniciativa 'Ganaderos Solidarios' reúne a productores de toda España para donar carne a los colectivos más vulnerables y castigados por el Covid-19.
Laura Uranga

Los agricultores y ganaderos no solo están yendo cada día a sus explotaciones en pleno estado de alarma para garantizar el abastecimiento de los alimentos a la sociedad. Además están mostrado su cara más solidaria. Lo demuestran iniciativas como la puesta en marcha recientemente por los productores deovino, un sector que, con un crisis estructural a sus espaldas, se ve ahora salpicado por el cierre de bares y restaurantes que ha impuesto el estado de alarma, por una caída del consumo de esta carne y por las dificultades para comercializar sus producciones por el cierre de las fronteras. Pero nada de ello les ha impedido pensar en estos momentos en los colectivos más vulnerable y han creado una red, con productores de toda España, para coordinar donaciones de carne a hospitales, fuerzas de seguridad, residencias de ancianos o comedores sociales.

La iniciativa recorre todos los territorios productores de España, pero ha surgido en Aragón. Fue un ganadero de Sariñena, Jesús Jurado, que ya colaboraba con una residencia de su localidad el que pensó, junto con Jesús Sola, productor de Guadalajara, y Alberto Royo, ganaderos de Navarra, que podría ponerse en marcha una plataforma en la que reunir a productores que estuvieran dispuestos a donar carne de cordero, cabrito y leche a colectivos más afectados y que trabajan en primera línea para frenar el Covid-19.

Y la propuesta llegó hasta el Servicio Clínico de Diagnóstico que Rumanties (Scrum) de la Facultad de Veterinaria de Zaragoza que se puso al frente de la organización de esta iniciativa, en la que cada se ha tejido una red de coordinadores, muchos de ellos alumnos de último curso de Veterinaria que participan como internos en un programa universitario puesto en marcha por este servicio, repartido por las distintas comarcas o provincias productoras. A ellos se dirigen los ganaderos interesados en estas donaciones que solo tienen que comunicar cuántos corderos ofrecen y dónde quieren que se realicen las donaciones. “Los hay que deciden que el destino sea las residencias, comedores o centros de salud de su zona, pero también hay productores que no tienen preferencias y deciden que sus corderos vayan a aquella parte de España donde sea necesario”, explica Marian Ramo, representante de Scrum. A partir de ahí son los coordinadores los que se encargar de recoger a los animales, de sus transporte, del sacrificio y de la distribución hacia los distintos destinos. Para ellos ya se han puesto en contacto con empresas de mercancías, mataderos e incluso carnicerías que estarían interesadas en colaborar, aunque como señala Ramo, están abiertos a la adhesión de aquellas empresas que quieran ayudar especialmente con la logística.

“Los ganaderos están haciendo un enorme esfuerzo, porque en están atravesando una situación muy complicada, pero también querían ayudar, especialmente también para poner en valor su profesión y para demostrar que la carne de cordero y de cabrito también se pueden comer en colectividades”, destaca Ramo. Unos ganaderos que no quieren protagonismo individual, sino que quieren poner en valor su trabajo, la calidad de sus producciones y la importancia, ahora más que nunca, de que los ciudadanos se animen a consumir una carne tan identificada con la producción aragonesa.

‘Ganaderos solidarios’, como así se llama la iniciativa, ya tiene sus primeras cifras. En apenas los productores de Huesca han donado 26 corderos que tendrán como destino la Residencia de la Tercera edad de Sariñena, la Cruz Blanca de Huesca y el Banco de Alimentos de Huesca. En Zaragoza se han donado 38 animales, cuya carne irá a la Residencia de Mayores Valdeolivo (Tobed), Centro de Mayores Lonja (Codos), la Congregacion de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados (Calatayud), el Centro de menores Rio Grío (Codos), el Centro de Acogida de Menores CAM (Ateca), la residencia de Ancianos Municipal San Iñigo (Calatayud) y la Asociación Cultural La Vicora. Los 34 animales donados en Teruel se repartirán entre las residencias de Javalambre, Torrijo del Campo, Santa Eulalia del Campo, Monreal, Calamocha, Burbáguena y Romanos, así como al centro de salud y los sanitarios de Calamocha

En el conjunto de España las donaciones alcanzan los 321 corderos, 45 cabritos y diez quesos. Y solo es el principio, porque, como detalla Ramo, la idea es dar continuidad e ir sumando participantes a esta iniciativa durante tanto tiempo como se mantenga el estado de alarma. “Es una acción altruista, voluntaria, con la que se quiere hacer llegar también a la sociedad la importancia de esta ganadería, también muy afectada por los efectos económicos que está provocando la crisis del coronavirus”.

Sigue aquí toda la información sobre el coronavirus en Aragón

Etiquetas
Comentarios