Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

coronavirus

Los otros ‘héroes’ de los centros sanitarios

Cocina, limpieza, administración y mantenimiento son algunas de las áreas de un hospital sin las cuales sería imposible que continuara en marcha en plena crisis.

Álvaro Ruberte, en la cocina del Hospital Miguel Servet de Zaragoza donde trabaja.
Álvaro Ruberte, en la cocina del Hospital Miguel Servet de Zaragoza donde trabaja.
Guillermo Mestre

Alas 8.00 comienza un nuevo turno en el hospital Miguel Servet de Zaragoza. Médicos y enfermeros, entre otros, hacen el relevo a sus compañeros para que los pacientes estén perfectamente atendidos. En total, más de 4.000 sanitarios trabajan en estas instalaciones, según los últimos datos publicados por el Departamento de Sanidad. Pero no son los únicos, una hora antes también se incorpora el servicio de cocina o el de limpieza. Entre todo el personal no sanitario suman cerca de 2.000 personas, a las que de manera más o menos directa les afecta esta crisis sanitaria y sin las cuales la atención no funcionaría.

Uno de ellos es Álvaro Ruberte, que desde la cocina del hospital colabora para que todos los pacientes reciban una correcta alimentación. Asegura que en estos primeros días el menú no ha sufrido modificaciones significativas, aunque sí que se está trabajando para "potenciar los de salvaguarda –aquellos de rápida elaboración, adaptados a todas las dietas y que aseguran que todos los pacientes tengan comida, como puede ser una sopa–".

Además, en estas jornadas también se han intensificado las medidas de seguridad, como las puestas en marcha durante los descansos. "Contamos con un comedor propio y ahora tenemos que guardar cierta distancia de seguridad", explica, al tiempo que añade que, debido a esta cuestión, se han establecido dos turnos para estos descansos. De este modo se pretende reducir al mínimo las posibilidades de contagio. Un objetivo similar al que persiguen las mascarillas que llevan durante toda la jornada. Aun así, se percibe "cierto nerviosismo" entre algunos miembros de la plantilla, formada por 16 cocineros y cerca de 160 pinches.

Una inquietud que también experimentan los celadores, y más si se tiene en cuenta que algunos han sido apartados del servicio por estar expuestos al coronavirus. "No hay prevención ante la inseguridad de no saber si un paciente puede tener el virus", puntualiza Pilar, una de los más de 500 celadores que trabajan en este hospital. Ellos son los que reciben al enfermo cuando entra por la puerta del centro, los que lo llevan a boxes, a planta y también colaboran en su movilización. "En la mayoría de estas acciones, a veces, nos falta mascarilla debido a la escasez", subraya, al mismo tiempo que pide a la Administración una mayor celeridad para contar con estas medidas de seguridad para el personal sanitario y no sanitario.

Trabajo de limpieza

Entre el personal de limpieza también se percibe el "nerviosismo", a pesar de contar con los elementos de seguridad necesarios. A las mascarillas, guantes y gafas que forman parte de sus habituales equipos de protección individual (EPI), se les añade "una bata y un delantal impermeable". Además, se modifica la mascarilla quirúrgica habitual por una de FFP2, que ofrece una mayor protección. Todo ello se utiliza en el momento en el que tienen que atender la habitación de un paciente con coronavirus o de uno que puede estar contagiado.

Una vez entran en este espacio, según detallan, tienen que prestar especial atención y cuidado a aquellos lugares que más se suelen tocar con las manos, como por ejemplo, el timbre utilizado por pacientes o familiares para llamar, las barandillas o los interruptores. Para ello, cuentan con una nueva disolución de lejía. Más de 350 personas se encargan de la limpieza de este centro hospitalario cada día.

A todos ellos se suman 450 administrativos de diferentes categorías; electricistas, conductores o albañiles que aseguran, de manera a veces invisible para el ciudadano, que todo el sistema funcione. Un dispositivo muy similar al de otros hospitales, también plagados de ‘héroes’ imprescindibles que brillan un poco menos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión