Despliega el menú
Aragón

aragón es extraordinario

Montoro y las idílicas pasarelas de Valloré

Con salida desde el pueblo y 1,2 kilómetros en total, serpean y conectan el recorrido que marca el Guadalope, y regalan unas vistas impresionantes.

A veces, los sueños se cumplen. Menos veces, aunque pasa, los sueños se tuercen y cuando parece que se van a convertir en pesadillas, el camino se endereza de nuevo. Así ha ocurrido con Mari Carmen Olague y el máximo atractivo turístico del entorno en el que vive, Montoro de Mezquita; las pasarelas de Valloré en el Guadalope, estrenadas en 2017, destruidas en 2018 y recuperadas en 2019 para solaz y esparcimiento de los visitantes que, fascinados, corren la voz tras visitarlas.

Mari Carmen es de Zaragoza. Sus padres tenían un vecino de Montoro, que en 1968 les pidió que lo trajeran a ver a si madre, puesto que no tenía coche ni carné de conducir. "Nos subimos 6 adultos y 4 críos en un 1500, y hasta aquí. Yo tenía un añito de vida. Esos viajes se repitieron por espacio de 6 años, 3 veces al año; cuando fui creciendo siempre dejaba claro lo mucho que me gustaba venir, algo que compartía con una hermana mayor, y dábamos la lata con tener nuestra casa en el pueblo… y al final, una señora nos cedió una casa".

Las pasarelas de Valloré premian el esfuerzo con un paisaje único

Mari Carmen y su familia son el gran sustento poblacional de la diminuta localidad, dependiente administrativamente de la cabecera del municipio al que pertenece, Villarluengo. "Aquí hemos pasado desde bien pequeñas todas las vacaciones, cada verano y Semana Santa, Navidades… siempre estuve enamorada de Montoro, mi sueño era venir a vivir aquí. En 1993 me quedé sin trabajo en Zaragoza, y vi que era el momento. No daban un duro porque aguantase, y llevo 27 años –ríe– así que parece que he aguantado. Somos 5 en casa, y en todo el pueblo dormimos 7. Con el auge de las pasarelas aspiramos a que venga gente suficiente como para que alguien crea conveniente montar un bar. Ha venido el programa ‘Chino chano’, y la verdad es que cada vez viene más gente, cualquier día de la semana. En el punto de información apenas tengo agua y alguna cosita para picar, a fin que apoyar al que viene a hacer la ruta".

Mari Carmen tiene dos casas de turismo rural; la primera la abrió en 1999, el Obrador, y la segunda (adaptada para minusválidos) es Valloré del Maestrazgo (2010, ambas se reservan en el 600 067 623).. "A finales de noviembre de 2019, por el punto de información habían pasado 800 personas en apenas tres meses, y no todo el mundo pasa por ahí. Está claro que hemos hecho ruido. Las pasarelas de los estrechos de Valloré se hicieron en agosto de 2017; un cliente nuestro, el director de Marketing de Atrápalo, nos dio la idea. Un amigo me ayudó con el proyecto y pasé 4 años tocando puertas; al final, la comarca las hizo a través de un fondo Fite con la firma Vía Libre. En junio de 2018 hubo una tormenta bestial por Camarillas y Miravete; provocó una gran crecida del Guadalope, que destruyó buena parte de las pasarelas de Aliaga y las nuestras; apenas llevábamos 10 meses con ellas".

Por suerte, la empresa decidió rehacerlas a coste cero para nosotros con su obra social. "Son los mismos –aclara Mari Carmen– de Caminito del Rey y las pasarelas de Montfalcó. La obra empezó en la Semana Santa del año pasado y pudimos reinaugurarlas a mitad de verano. Lo bueno de las pasarelas es que se pueden combinar con otros de los atractivos de la zona, y se diseña una jornada perfecta".

A descubrir pequeños y grandes tesoros, como los Órganos

El 28 de agosto del año pasado se inauguró en Montoro el punto de información turística. "Fue una iniciativa nuestra –explica Mari Carmen– junto al Geoparque del Maestrazgo, aprovechando la gente que viene a hacer las pasarelas y pasa a ver los Órganos de Montoro. La idea era y es ir un poco más allá de la tarea informativa; se trata de enseñar a los visitantes pequeños enclaves no tan conocidos para mejorar la visita, difundir el Geoparque, la comarca… sitios espectaculares hay muchos en la zona, como el nacimiento del río Pitarque, los Órganos de Montoro, el puente natural de Fonseca y las Grutas de Cristal, los cuatro monumentos naturales que tenemos en la comarca del Maestrazgo. El Teruel hay 5, si sumas los Pinares de Rodeno. También son muy bonitos el nacimiento del río Bordón, la Caleja del Huergo en Ejulve, el Parque Geológico de Aliaga, la sima de La Ginebrosa y muchos más".

Mucha vista durante el recorrido y un guiño al Orco en la meta

La de las pasarelas de Valloré hasta el estrecho del mismo nombre fue una de las 25 experiencias turísticas aragonesas que optaron el año pasado al podio de esta clasificación. Es corta, pero intensa: tras bajar por sendero desde el pueblo, empiezan en los Chorros, unas cascadas que sirven de jacuzzi natural en verano. "Está fría, pero te acostumbras –apunta Mari Carmen– y luego subes al primer tramo para meterte dentro del cañón; luego sigues el sendero, pasas por un par de acebos y algún tejo, llegan los otros tramos y acabas conociendo al Orco –ríe–, un peñasco de 30 metros de altura que tiene la cara de un monstruo de ‘El Señor de los Anillos’. La ruta entera tiene 1,2 kilómetros".

Mari Carmen desvela el gran sueño y su –cruza los dedos– próxima materialización. "El estrecho de Valloré marca los 184 metros que nos separan de las pasarelas de Aliaga; si todo va bien y se cumplen las promesas, en otoño estaremos unidos con los 17 kilómetros de las de Aliaga y conectaremos con los Órganos de Montoro; será la ruta de este estilo más larga de Aragón y una de las mayores de España".

Montoro va a marcar también una ruta llamada ‘El Tesoro del Maestrazgo, con 36 puntos destacados en Montoro. Entre ellos hay 10 leyendas: por ejemplo, en la zona de los Chorros (un sitio con resabios mágicos, bajo la Peña del Campo) está la Leyenda del Agua. Habrá QR para cada uno. Hace un siglo se remontaba el río por esta zona. «Les costaba muchísimo subir el río; se ve en algunos tramos los huecos de roca tallada para tender los tablones. En realidad, las pasarelas han ‘restaurado’ esta ruta». Tras el segundo y tercer tramos, con los cinglos (rocas) recubiertos de hiedra, se divisa al Dios Valloré frente al Orco, el valle de Valloretico en medio. Un final de altura.

El Bailador. Esta casa rural en Montoro (casaelbailador.com) es otro excelente punto de anclaje para disfrutar del entorno. 978 773 108 / 647 191 347. 

Etiquetas
Comentarios